¿Se puede colocar un iMac en la pared? Resolvemos tu duda

Pese a que los iMac están diseñados desde sus orígenes para ser utilizados en una superficie plana como una mesa, hay usuarios que prefieren otra posición. En concreto se prefiere colgarlo de una pared con un soporte adecuado, algo que aunque puede parecer un poco incómodo, en muchos casos es preferible para que no esté ocupando un espacio encima de la mesa. En este artículo te contamos todo lo que debes saber para instalarlo, y si tu iMac es compatible para poder usar este tipo de soportes.

Precauciones antes de colocar el iMac en la pared

Hay que tener en cuenta que cuando hablamos de colocar un iMac en la pared no es una tarea realmente sencilla. Estos equipos no tienen un peso liviano y tienen un elevado precio. Cualquier mínimo fallo que pueda existir en la instalación o en la propia construcción de la pared donde se va a anclar puede terminar con un desenlace fatal. Es por ello que se deben tomar las precauciones necesarias y hacerlo siempre entre varias personas para evitar accidentes. El hecho de subir un peso a una altura considerable siempre se debe hacer de manera acompañada, y si puede ser con alguien que sea un ‘manitas’ mejor.

imac pared

Hay que tener la superficie previamente lista sin ningún tipo de objeto por en medio, ya que cuanto más despejado mejor. Obviamente en la parte frontal para poder maniobrar de una manera más correcta no debe haber ningún tipo de elemento como por ejemplo la mesa donde van a estar el resto de los accesorios. Además, si no quieres limpiar durante mucho tiempo también puedes proteger el suelo o los bordillos de las paredes. Hay que tener en cuenta que para realizar la instalación vas a tener que hacer agujeros en las paredes y el polvo generado estará difundiéndose por toda la habitación.

¿Qué necesitas antes de realizar la instalación?

Para poder montar un iMac en una pared hay que tener en cuenta que se necesitan diferentes accesorios y herramientas. Viendo la parte trasera de un iMac y cualquier otro monitor o televisor se puede ver que no se cuenta con los agujeros necesarios para poder montar una base VESA. Esto hace que además del soporte tradicional que han podido utilizar con otros monitores, también necesites un adaptador adecuado dependiendo del iMac que quieras montar en la pared.

Modelos que son compatibles

Como comentaremos a continuación, para poder instalar el iMac en una pared es necesario retirar el pie que tienen este tipo de equipos. Esta es una importante limitación a la hora de saber que modelos son compatibles, ya que a partir de mediados de 2011 a los iMac no se les podía retirar la pata. En concreto en la web de Apple dan las siguientes compatibilidades para este tipo de adaptadores:

  • iMac de 24 pulgadas (aluminio y vidrio)
  • iMac de 27 pulgadas (finales de 2009, mediados de 2010 y mediados de 2011)
  • Monitor LED Cinema Display de 24 pulgadas
  • Monitor LED Cinema Display de 27 pulgadas
  • Monitor Apple Thunderbolt Display de 27 pulgadas

imac 2011

El único que se libra es el iMac Pro de 2017 el cual si tiene un adaptador que se puede instalar de una manera cómoda y se encuentra en la tienda oficial de Apple. Este es el único iMac que pasa de 2012 que incluye esta posibilidad, quitando también obviamente la Display Pro que acompaña al Mac Pro que también tiene un adaptador VESA integrado.

Adaptadores VESA necesarios

Como hemos comentado anteriormente el iMac tiene un grave problema, y es que no se puede instalar un soporte VESA de una manera sencilla. De fábrica no se integran los orificios clásicos para poder instalar el soporte VESA de manera correcta. Esto sin duda se puede llegar a agradecer de manera estética al no tener estos orificios que pueden resultar bastantes feos a la vista. Es por ello que la solución que ofrece Apple ante estas situaciones es hacerse con un adaptador que se pone en la parte posterior. La ubicación será en el lugar donde está la parte que le da soporte, es decir la pata.

Los adaptadores que vende Apple integran las herramientas necesarias para poder quitar esta pata de una manera sencilla. Esto es algo lógico ya que si se va a instalar en la pared no hace falta tener ningún tipo de pata para que se sujete sobre una superficie plana. En el espacio que queda libre tras retirar esta pata se puede instalar el adaptador correspondiente que se puede encontrar en la Apple Store Online o en Amazon.

En concreto en Amazon se puede encontrar un adaptador que es compatible con los modelos que hemos mencionado previamente y que está disponible para su compra. Este tiene el tamaño ideal para poder introducirse en el lugar de la pata y posee el diseño universal para poder acoplarse a los soportes VESA tradicionales de pared o incluso los de mesa.

Soporte VESA que puedes usar

soporte vesa pared

En el mercado se pueden encontrar un gran número de soportes VESA para acoplar el iMac a la pared pero de una manera personalizada. Con estos nos referimos a que se pueden encontrar soportes que son fijos como el de TooQ que es capaz de soportar hasta 30 kg de peso y es universal para todos los adaptadores VESA que se pueden comprar. Es un soporte que se queda totalmente pegado a la pared y que permite únicamente tener un movimiento en vertical bastante leve. Esto hace que no ocupe mucho espacio y esté lo más pegado a la pared posible. La instalación es bastante sencilla ya que simplemente se deberá encajar el adaptador del iMac con la apertura del propio soporte.

Invision

En el caso de que quieras tener una mayor libertad de movimiento en horizontal, se pueden encontrar brazos móviles en los que acoplar el monitor. Esto permite que puedas trabajar de una manera mucho más cómoda en el caso de que no estés siempre sentado en un lugar fijo o quieras estar moviendo la pantalla en un amplio rango. Uno de los más valorados es el de Invision por su tamaño y también por el peso que resiste que llega hasta los 7 kg. Ofrece una libertad de movimiento bastante buena del iMac en 360 grados.

Herramientas que necesitarás para la instalación

Más allá del soporte y el adaptador que se necesitan, también hacen falta una serie de herramientas que utilizar para tener un montaje lo más óptimo posible. De manera general lo único que vas a necesitar es un destornillador para realizar el montaje del soporte de manera correspondiente y también todo lo necesario para poder agujerear la pared. En muchos casos los soportes vienen con los tornillos y los tacos necesarios para poder realizar la instalación cómodamente por lo que únicamente deberás buscar un buen taladro.

En el caso del adaptador del iMac, se incluyen también las herramientas para poder realizar el desmontaje de la propia pata también se incluyen las herramientas. Si es cierto que son realmente sencillas, ya que simplemente es una tarjeta como de crédito para poder hacer palanca y sacar la pata. Seguidamente, también se deben retirar los tornillos a través de una llave torx que también se incluye.

Instalando el adaptador y el soporte

Una vez ya se tiene todo lo necesario para instalar el iMac en el techo, ya te puedes poner manos a la obra a retirar el pie del iMac, instalar el adaptador y acoplarlo al soporte. A continuación, te detallamos cada uno de los procesos.

Retirar el pie del iMac

Como hemos comentado previamente, el primer paso que se debe realizar es quitar el pie del iMac para poder instalar otro montaje diferente. Por seguridad siempre debes tener una superficie adecuada para poder tumbar la pantalla del iMac evitando que se raye. Esto se puede hacer en la propia mesa con una pequeña sábana debajo o una manta para evitar que se raye o se dañe. Una vez hecho esto simplemente deberás seguir los siguientes pasos:

  • Desconecta el iMac de la corriente eléctrica.
  • Cola el iMac con la pantalla hacia abajo sobre una superficie suave.
  • Usa una tarjeta que sea fina (de cartón) en la rendija que hay en el soporte para poder quitar el seguro. Deberás introducirla hasta que escuches un chasquido.
  • Empuja el soporte hacia abajo hasta que veas una superficie de tornillos.
  • Saca los tornillos con la herramienta TORX que te vendrá en el pack del adaptador.
  • Saca el soporte del iMac con normalidad tras retirar todos los tornillos.

Instalar el adaptador

Una vez que el pie se ha podido retirar, es hora de instalar el correspondiente adaptador con el objetivo de disponer de los medios necesarios para instalar el soporte. Los soportes pueden tener un diseño diferente, pero al final el sistema de anclaje es bastante idéntico ya que se aprovecha del espacio que deja el pìe del iMac una vez se retira por completo. Verás como tiene dos partes diferenciadas. Una en la que hay una serie de orificios para introducir tornillos y otra que es reducida y redonda.

VESA iMac

Esta última es la que va simplemente encajada en el espacio que ha quedado al retirar el pie. Para poder asegurarlo habrá que introducir los mismos tornillos que hemos usado previamente usando la misma llave torx. Una vez hecho ya con una simple presión introducirás por completo la pieza dejando el seguro activado haciendo que en ningún momento se pueda soltar al colocarlo en la propia pared.

Acóplalo al soporte de pared

Cuando ya el adaptador se ha instalado de manera correcta y con seguridad se puede pasar a realizar el enganche con el soporte. Previamente este se ha tenido que instalar en la pared con el anclaje correspondiente de los tornillos, asegurándonos de que no se va a mover al aplicar el peso del iMac. Este soporte de pared tendrá un extremo que está como es obvio no visible al estar contra la pared y otra superficie con una serie de agujeros para poder acoplarse a otra plancha de metal.

En el caso de que el soporte sea fijo, seguramente no tengas que unir ambas planchas a través de tornillos, sino que en su gran mayoría van encajados lo que facilita mucho la instalación. Si tienes un  brazo móvil si que deberás unir ambas placas de metal a través de un sistema de tornillos para garantizar que no se caerá aunque lo vayas moviendo en diferentes ángulos. Obviamente cada uno de los soportes que existen tienen un funcionamiento diferente y siempre deberás seguir las instrucciones que lo acompañan para evitar sustos con su uso.