Lista de fallos frecuentes en MacBook y dónde acudir para solucionarlos

Lista de fallos frecuentes en MacBook y dónde acudir para solucionarlos

Álvaro García M.

La lista de problemas de un MacBook puede ser muy extensa y es que, como todo ordenador, puede traer fallos que impidan su correcto funcionamiento. Ojo, no quiere decir esto que todos fallen, pero sí que debes tener en cuenta que hay una serie de fallos comunes que sirven como causa de la inmensa mayoría de estos problemas.

Fallos más habituales

Dentro de la lista de fallos más frecuentes en un portátil de Apple, podemos encontrarnos con la pantalla, placa base, periféricos, batería y otros. A su vez, en cada uno de estos apartados podemos encontrarnos con que los MacBook pueden dar diversos fallos en relación a ello.

Pantalla

La pantalla de los MacBook pueden tener diversos problemas que, en su mayoría, se deben a algún problema de conexión con la placa, a uno o varios píxeles defectuosos, así como otros problemas que normalmente vienen provocados por un defecto de fábrica o un golpe accidental. Sin embargo, también se puede deber al software, por lo que es aconsejable revisar los ajustes de la misma para comprobar que todo está bien.

limitacion pantalla macbook pro 2021

Dicho aquello, los fallos más comunes dentro de este apartado son los siguientes:

  • Pantalla borrosa
  • Pantalla verdosa
  • Pantalla amarillenta
  • Manchas en la pantalla
  • El color no se ajusta con el que debería
  • Franjas de colores en determinadas zonas del panel
  • Pantalla completamente apagada
  • Parpadeos continuos
  • Mal funcionamiento dependiendo de la posición

Placa base

Al igual que en el anterior caso, la placa del MacBook puede ser también origen de multitud de problemas. Si tenemos en cuenta que es donde reside absolutamente todo del ordenador, desde el microprocesador, hasta la RAM y pasando por el disco de almacenamiento, es más que evidente la importancia de que se encuentre en buen estado.

Los principales fallos que se manifiestan en estos casos son estos:

  • Mucha lentitud a la hora de moverse por el sistema y ejecutar cualquier acción.
  • El sistema se queda bloqueado y tienes que apagar de forma abrupta.
  • Chispazos o calambres a la hora de utilizar el ordenador*.
  • Apagados repentinos.
  • Aplicaciones que se cierran de forma abrupta.
  • El MacBook no enciende o se queda en mitad del proceso.
  • Sonidos extraños provenientes de la placa.
  • Sobrecalentamiento del ordenador, incluso estando en un ambiente adecuado y sin procesos pesados abiertos.

*En este caso deberías tener precaución durante el uso y, de forma inmediata, acudir al soporte técnico para evitar males mayores.

Teclado y/o trackpad

Estos problemas son los más sencillos de detectar, aunque muchas veces residen en problemas de software y tal vez con un reinicio sin más puedan solventarse. En cualquier caso, y a diferencia de los periféricos de un ordenador de sobremesa, al ser un portátil podrían ir directamente relacionados con la placa y algunas reparaciones podrían incluso exigir el cambio completo del equipo.

fallos problemas trackpad macbook

Los problemas más habituales que encontramos en este sentido son estos:

  • Imposibilidad de llevar a cabo gestos con el trackpad.
  • Tiempo de respuesta demasiado lento.
  • Fallos intermitentes en los que a veces se deja de reconocer el teclado y/o trackpad.
  • El puntero no se mueve.
  • Una o varias teclas no funcionan y el resto sí.
  • El teclado no funciona y tampoco te permite apagarlo por botón.
  • El Touch ID no funciona bien o directamente no te reconoce la huella.

Batería

En este terreno podemos encontrarnos con fallos de la batería propia del MacBook, pero aunque pueda parecer que es por ella, hay ocasiones en la que lo que falla son otros elementos. El cable y el transformador que se conecta a la corriente pueden ser problemáticos y jugar una mala pasada, por lo que siempre es recomendable tenerlos como primera causa del fallo y probar con otros accesorios.

macbook pro 2011 bateria

Los síntomas más habituales que encontramos de problemas, ya sea de la batería o los accesorios, son estos:

  • El sistema muestra un porcentaje de batería irreal o demasiado cambiante.
  • El ordenador no enciende.
  • El MacBook se apaga de forma repentina.
  • No se carga aunque esté conectado a la corriente.
  • Se carga muy lento o incluso se interrumpe la carga al llegar a un determinado porcentaje.
  • Se conecta y desconecta de la corriente solo aunque esté conectado todo el rato.

Otros

Además de esos problemas comentados previamente, los MacBook también pueden experimentar los siguientes problemas:

  • Fallos de sonido, ya sea en los altavoces o a la hora de captarlo a través del micrófono.
  • Problemas con la conexión Bluetooth.
  • Fallos a la hora de conectarse a Internet vía WiFi o por cable Ethernet.
  • Problemas para conectarse a pantallas externas por HDMI o Thunderbolt.
  • Otros problemas relacionados con los puertos y el no reconocimiento de los accesorios que se conectan.
  • Lentitud a la hora de moverse por el sistema.
  • Aplicaciones que no abren o tardan mucho en hacerlo.
  • Problemas para actualizar el software.

Reparación del MacBook

Como habrás observado, hay muchos fallos que son incluso comunes a muchas de las posibles causas. No siempre es fácil saber de donde viene exactamente un problema, por lo que lo más recomendable es acudir al soporte técnico. Ellos podrán ejecutar un diagnóstico exacto y comentarte cuál es el origen real del problema y ofrecerte una solución para el mismo.

Programas de reemplazo gratuitos

Cuando se reportan diversos casos de problemas comunes entre múltiples MacBook y todos relacionados con un problema de fabricación, lo que hace Apple es abrir un programa de reemplazo completamente gratuito. Ya sea para cambiar el ordenador entero o la pieza defectuosa. Lo bueno de estos es que dará igual si el dispositivo no está ya en garantía, siempre y cuando no tenga ningún otro fallo ajeno al problema que cubre el programa.

Actualmente la compañía tiene estos programas abiertos:

  • Cambio de batería de MacBook Pro de 15 pulgadas vendidos entre septiembre de 2015 y febrero de 2017.
  • Cambio de pantalla en MacBook Pro de 13 pulgadas vendidos entre octubre de 2016 y febrero de 2018.
  • Cambio del disco de almacenamiento en MacBook Pro de 13 pulgadas(modelos sin Touch Bar) y que hayan sido vendidos entre junio de 2017 y junio de 2018.
  • Cambio de batería del MacBook Pro de 13 pulgadas (modelo sin Touch Bar) vendidos entre octubre de 2016 y octubre de 2017.
  • Cambio de teclado en MacBook, MacBook Air y MacBook Pro que tengan el conocido «teclado mariposa», vendidos entre 2015 y 2019.

Obviamente el MacBook debe tener demostrado ese problema que describen los programas y estar dentro del plazo establecido por Apple en su venta, para lo cual te solicitarán el número de serie con el que comprobarlo.

Dónde acudir a repararlo

Tengas o no localizado el problema, es evidente que si el dispositivo te da fallos, deberás acudir al soporte técnico. Para ello tienes las siguientes opciones:

  • Apple: ya sea en una tienda física o a distancia desde casa, el servicio técnico oficial de la marca podrá realizar una inspección del dispositivo y ofrecerte un presupuesto de reparación sin compromiso. Se puede solicitar una cita desde la propia web de la compañía, yendo a la sección de Soporte.
  • SAT: son los servicios técnicos autorizados y que, aunque no sean Apple, cuentan con su autorización y piezas originales. Al final el proceso se lleva a cabo de la misma forma e incluso se puede pedir cita también desde la web de Apple.
  • En otros establecimientos: los centros no autorizados suelen ofrecer precios más económicos para las reparaciones, aunque no siempre garantizan el uso de piezas originales y te harán perder la garantía del MacBook si este todavía la conservaba.
¡Sé el primero en comentar!