Estudio apunta a que el modo noche o el Nigh Shift no son tan buenos como creemos

El modo noche fue sumamente demandado por parte de los usuarios a Apple para que se terminara incluyendo en los iPhone y Mac y al final terminó llegando con iOS 13 y macOS Mojave. Pero antes desde Apple también incluyeron un modo ‘Night Shift’ que adapta el color a las condiciones lumínicas de la habitación para reducir la luz azul que desprenden las pantallas de los equipos.

La luz azul del iPhone o el Mac no sería tan mala como pensamos

Todos tenemos muy interiorizado que consultar el teléfono antes de dormir o acostarnos inmediatamente después de haber estado varias horas delante de la televisión o el ordenador no era lo más adecuado para dormir plácidamente. Es por esto que el modo Night Shift o el modo noche nos podían ayudar a dormir mejor, pero un reciente estudio ha desmentido estas ideas que teníamos muy arraigadas.

iOS 11 y un concepto que incorpora sorprendentes funciones

Modo noche

Según la investigación que han realizado en la Universidad de Manchester recogida por el medio The Guardian, el Night Shift de nuestros móviles podrían estar provocando un efecto contrario al que creemos. Esto quiere decir que al aplicar este podríamos estar empeorando nuestro sueño. Lo que hasta ahora teníamos todos pensados es que reducir la exposición de luz azul antes de dormir preparaba al cuerpo para conciliar el sueño, pero al parecer esto alteraría nuestro reloj biológico.

El estudio se realizó en ratones aunque según el Dr. Tim Brown estos datos pueden ser extrapolables al humano ya que las similitudes existentes entre un ratón y un humano son muchas. El resultado arrojó que la luz azul relaja mucho más que la luz amarilla.

Entrando en detalles, en el estudio se utilizó iluminación diseñada específicamente para permitir a los investigadores ajustar el color sin alterar el brillo. Al final se pudo observar que el color azul alteraba menos el reloj biológico del organismo. El estudio lo explica de la siguiente manera:

Esto tiene sentido básico: la luz del día es amarilla, el crepúsculo es azul, y el amanecer y el atardecer son formas bastante confiables de decirle a su reloj biológico qué hora es. Por supuesto, en este punto, solo sabemos que funciona en ratones, y los ratones no tienen teléfonos. Pero el Dr.Brown comenta «Creemos que hay buenas razones para creer que también es cierto en los humanos»

Sin duda este es un estudio que estará fuertemente criticado por ambas partes pero lo que plantea y las pruebas adjuntas en el estudio son bastante interesantes. Sin duda hará falta realizar más estudios para poder discernir si al final esta hipótesis se termina confirmando. Está claro que la luz de los móviles, ordenadores, o televisiones no nos hacen ningún tipo de bien en nuestro reloj biológico pero ahora toca averiguar el efecto en una muestra de mayor tamaño y también en los propios humanos. Te recomendamos leer el estudio completo para poder visualizar todas las pruebas realizadas.

Déjanos en la caja de comentarios qué opinas de estos modos, ¿crees que te hacen dormir mejor?