El iPhone más polémico de la historia, ¿por qué fue tan odiado?

Son tantos los productos que ha lanzado Apple y hay tantas miradas puestas en los futuros, que es lógico que en ocasiones olvidemos algunos. El iPhone 5c es prueba de ello y en cierto modo es posible que sea debido a que fue un teléfono digno de olvidar. Pero, ¿por qué fue tan polémico? Lo analizamos

4 razones del fiasco del iPhone 5c

A día de hoy podemos ver este smartphone entre la lista de dispositivos vintage de Apple. Fue presentado y lanzado en 2013. De hecho coincide en el tiempo con el iPhone 5s, que era el teléfono rompedor de aquel año por parte de los californianos y que recibió tanto las mejoras funcionales como el precio más alto (desde 699 euros). Sin embargo fue un fiasco en ventas y hay 4 aspectos clave que jugaron en contra totalmente del que debía ser un iPhone superventas (o al menos eso debieron pensar en Apple):

  • Materiales utilizados: una atractiva gama de colores era lo más llamativo de este dispositivo, algo que a su vez supuso un handicap, ya que el hecho de haber estado fabricado con materiales de plástico no agradaba del todo al público. De hecho le restaba parte del valor al dispositivo y lo alejaba de esa marca «premium» que Apple ya representaba por la época. Y eso sin mencionar las esperpénticas fundas agujereadas de colores que lanzaron, aunque para gustos los colores y nunca mejor dicho.
  • Capacidad de almacenamiento: 8 GB, 16 GB y 32 GB era la memoria que ofrecía este terminal. Evidentemente no es comparable con lo que tenemos hoy en día, pero ya para la época era bastante escasa y más especialmente la de 8 GB, la cual ya había sido eliminada en el iPhone 5 el año anterior en favor de los 16 GB de base.

iPhone 5c

  • Novedades del iPhone 5s: que el ‘5c’ y el ‘5s’ saliesen a la vez perjudicó mucho al primero, dado que todos veían grandes novedades en el otro como una mejora de rendimiento gracias al primer chip de 64 bits de un iPhone o la introducción del lector de huellas. Pero es que incluso el iPhone 5, antecesor del ‘5c’, contaba con mejores especificaciones en muchos casos y eso hacía que mereciese incluso más la pena adquirir este de segunda mano.
  • Precio: las comparaciones eran odiosas y tampoco es que la diferencia de precio entre el ‘5c’ y el ‘5s’ jugasen muy a su favor. 100 euros de diferencia era mucho en la época y de hecho puede seguir siéndolo, pero lo cierto es que pocos catalogaban de justa esta diferencia. Si en lugar de costar 599 euros de base como costaba hubiese costado 500 (por ejemplo), quizás hubiese tenido más sentido el iPhone 5c.

El heredero que sí alcanzó la cima: iPhone XR

Estaba claro que era lo que buscaba Apple con el iPhone 5c: reventar el mercado con un teléfono colorido enfocado a un target al que nunca se habían enfocado y permitirlo por un precio inferior al tope de gama de la época. Este no logró ni siquiera situarse entre los más vendidos de aquel 2013 ni del 2014. Sin embargo Apple aprendió de sus errores y mejoro la fórmula para llegar al éxito en el año 2018.

El iPhone XR volvía a llenar el smartphone de Apple de color y a un precio tremendamente atractivo en comparación con los iPhone XS y XS Max de aquel año. Y sí, tenía prestaciones reducidas respecto a estos, sin embargo no eran tan grandes. Memoria de 64 GB de base, materiales que pese a ser inferiores daban sensación de gama alta, procesador de última generación, una cámara que poco tenía que envidiar a la doble lente de los ‘XS’ e incluso una mejor batería que aquellos topes de gama.

El iPhone XR estuvo hecho para triunfar y así fue: el teléfono móvil más vendido de 2019 y el sexto de 2020 pese a la llegada de teléfonos como los iPhone 11 o iPhone 12. Compitiendo incluso con excelentes gamas medias de otros fabricantes. De hecho se sigue vendiendo y su formula se ha seguido exprimiendo con el iPhone 11, su más que digno sucesor. De hecho podríamos decir que, a mucha diferencia del iPhone 5c, este si que ha marcado a Apple hasta el punto de convertirse en los modelos estándar de sus smartphone.