Usos y formas con las que tu iPad puede sustituir a un ordenador

El iPad es uno de los dispositivos de Apple que más ha evolucionado como concepto desde su nacimiento, esta evolución ha sido marcada por las necesidades de los usuarios y el interés de Apple en hacer de una tablet, también, un ordenador portátil. Sin embargo, este es uno de los mayores debates que giran en torno al iPad, ¿se le puede considerar un portátil realmente? Te lo contamos todo en este post.

¿Es el iPad un ordenador?

La respuesta es clara, no. El iPad no es un ordenador, sin embargo, en muchos casos si que puede cumplir con las funciones que, hasta el momento, habían cumplido muchos de los ordenadores portátiles o fijos. Pero es que Apple tampoco quiere que el iPad se convierta solo en un ordenador ya que una de las ventajas que tiene este dispositivo es su versatilidad de usos dadas sus características, sistema operativo y la cantidad de accesorios que se le pueden conectar.

iPad Air 4 + teclado

Uno de los errores que muchos usuarios realizan a la hora de hacer del iPad su ordenador personal es querer hacer determinadas acciones de la misma forma en la que las realizaban de forma tradicional en su ordenador. Como comentábamos anteriormente el iPad no es un ordenador, pero si que puede hacer muchas acciones que también llevan a cabo los ordenadores tradicionales y por tanto, puede sustituirlo en una gran cantidad de casos. Sin embargo, el proceso de llevar a cabo ciertas acciones variará, dado que el concepto de dispositivo no es exactamente el mismo, tal y como marca su sistema operativo, qué es otra de las claves, es cierto que entre iPadOS y macOS cada vez existen menos diferencias, pero aun hay una gran distancia entre ambos sistemas operativos, porque, volvemos a incidir en ello, Apple no quiere, al menos de momento, que el iPad sea un ordenador, pero, la pregunta es, ¿por qué debería serlo?.

¿Qué necesitas para transformar tu iPad en un ordenador?

Si tu compras un iPad, y solo el iPad, las limitaciones a la hora de usarlo para ciertas acciones son realmente grandes. Sin embargo, existen una gran cantidad de accesorios que rodean al iPad y que elevan el potencial de un dispositivo realmente fantástico en términos de potencia, pantalla, diseño y rendimiento. Por lo que, una buena elección de los accesorios será clave para sacar el máximo potencial de la «tablet» de Apple.

Fundas-Teclado

A la hora de escoger un teclado o una funda teclado, hay que tener muy claro un punto fundamental, que marcará también la forma de usar el iPad, y es si el teclado incorpora o no un trackpad, de esta forma nacerá o no la necesidad de acompañar también al iPad de un ratón. Este ha sido uno de los últimos factores que Apple ha desarrollado para aumentar más aun el potencial de un dispositivo que goza de la posibilidad de ser utilizado de muchas formas distintas.

En el mercado puedes encontrar diferentes opciones, si quieres optar por una funda teclado que ya incluya también el trackpad, para transformar tu iPad en un ordenador portátil, al menos estéticamente hablando, la propia Apple ofrece el Magic Keyboard que tanto está gustando a sus ususarios. En este aspecto, Logitech, un fabricante más que reputado en el terreno de la tecnología, también ofrece su Logitech Como Touch, que si bien, estéticamente no es tan rompedor como el de Apple, funcionalmente ofrece prácticamente lo mismo.

Si por el contrario, quieres optar por un teclado mas tradicional, sin trackpad, vuelves a tener fantásticas opciones en las dos marcas mencionadas anteriormente, la propia Apple con su ya tradicional Smart Keyboard y también, de nuevo, Logitech, con el Slim Folio, que se trata sin duda de uno de los teclados más completos que puedes encontrar para tu iPad. Merece la pena mencionar al fabricante Brydge, que si antes te hablábamos de la estética, sin duda la opción que ofrece esta marca hará que la gente que te vea usando tu iPad con este teclado dude de si lo que estás utilizando es un iPad o un ordenador.

iPad Pro + teclado

Ratones

Tal y como comentábamos anteriormente, la elección de un tipo de teclado o no, marcará si tienes la necesidad de adquirir también un ratón para usar el puntero que está disponible en iPadOS y acercar así la experiencia de usar un iPad con la experiencia de usar un ordenador. En cuanto a ratones la mejor experiencia te la otorga el Magic Mouse de Apple, por un motivo principal, la cantidad de gestos táctiles que puedes llevar a cabo sobre el propio ratón, aunque en ese caso también puedes optar por el Apple Magic Trackpad.

Hay que destacar también las opciones que ofrece Logitech con su M350 PEBBLE, un ratón realmente minimalista, con un diseño muy cuidado y que ofrece una comodidad magnífica a la hora de utilizarlo con el iPad. Lo mismo ocurre con el ratón de Satechi, el M1 inalámbrico cuenta con un diseño, diferente al de Logitech, pero manteniendo el minimalismo y un diseño que se acerca mucho más a la linea de Apple, de hecho, lo tienes disponible en diferentes colores, los mismos en los que puedes comprar el iPad.

Magic Mouse

Hub USB-C

Continuamos hablando de accesorios para conectar al iPad, aunque en este caso, hablamos del accesorio que te permitirá conectar más accesorios a tu iPad. Antes de continuar hay que mencionar que en este apartado las posibilidades se multiplican si tu iPad cuenta con el puerto USB-C, si no, existen otras opciones pero más limitadas de conectar diferentes accesorios al iPad.

Como te decíamos, sin ninguna duda, adquirir un hub USB-C para tu iPad elevará de forma considerable la cantidad de acciones que puedes llevar a cabo con tu iPad. Es clave realizar una buena elección de puertos, ya que marcarán la cantidad y tipos de dispositivos que podrás conectar. Nosotros te recomendamos que hagas un ejercicio de reflexión sobre cuales son los dispositivos que más utilizas en tu día a día para que la elección del tipo y cantidad de puertos sea la más adecuada posible.

Hub USB-C + iPad

Aplicaciones que no pueden faltar

De nada serviría contar con un fantástico teclado, un mouse perfecto y una gran cantidad de accesorios si el software no te da las posibilidades que necesitas para llevar a cabo las tareas que quieres hacer. Realmente, hasta hace muy poco, este era el principal problema del iPad, ya que contaba con un hardware con prestaciones elevadísimas, pero limitado por el software que montaban. Con la llegada de iPadOS esa barrera se ha ido eliminando poco a poco, sin embargo, no completamente, al menos de momento. No tanto por culpa del sistema operativo, si no por la existencia o no de diferentes programas o aplicaciones que aun no se han dejado ver en iPadOS y que para muchos usuarios son imprescindibles.

Sin embargo, esto no ocurre en todos los usuarios ni en todos los sectores profesionales, de hecho, para el uso común de las personas, el iPad si que cuenta con la suficiente variedad y cantidad de aplicaciones para cumplir con las necesidades existentes en los usuarios de este dispositivo.

Archivos, imprescindible

Sin duda una de las aplicaciones que vas a tener que utilizar quieras o no, prácticamente, es la app de Archivos de Apple. Esta aplicación fue otro de los puntos que supuso un antes y un después en cuanto a la capacidad del iPad para poder sustituir al tradicional ordenador ya que, hasta ese momento, no contaba con un gestor de archivos, que es justo lo que es la aplicación de Archivos del iPad, el simil a Finder en macOS. Archivos es importantísimo ya no solo para gestionar los archivos que puedes tener almacenados en el propio iPad o en las diferentes nubes, si no también, para poder acceder y trabajar con los archivos ubicados en discos externos que conectes al dispositivo.

¿Apple o Microsoft?

Existen diferentes programas y aplicaciones que no pueden faltar en el ordenador de una persona, que son imprescindibles. Estamos hablando de un editor de texto, un editor de presentaciones, un editor de hojas de cálculo… en definitiva, un paquete de trabajo. En este caso, al igual que en macOS, Apple te da la posibilidad de trabajar de forma gratuita con su paquete de aplicaciones ofimáticas. Sin embargo, una gran cantidad de usuarios ya está habituado a trabajar con el paquete de Microsoft, y para ello, la compañía estadounidense también ofrece su versión de este paquete para iPad, así el usuario solo tiene que elegir cual de las dos opciones prefiere para trabajar en su dispositivo.

Ventajas de un iPad sobre un Mac

Tal y como comentábamos anteriormente, el iPad no es un ordenador ni pretende serlo. Sin embargo, si que, muchas acciones que realizas habitualmente con el ordenador, puedes hacerlas en el iPad, pero además, contando con otras ventajas que el portátil no te otorga.

Pantalla táctil

El hecho de contar con una pantalla táctil es realmente una de las claras ventajas del iPad con respecto al ordenador tradicional. De esta forma tienes la opción de poder interactuar de dos maneras distintas con tu dispositivo, a través de un puntero controlado con un trackpad o mouse, o con tu dedo. En función de la necesidad y de la acción a realizar, podrás optar por una opción u otra, lo que facilitará muchas de las acciones que vayas a realizar con este dispositivo.

Apple Pencil

Quizás no para todos los usuarios, pero el potencial que otorga el Apple Pencil al iPad es tremendo, y para un gran número de usuarios puede marcar la diferencia a la hora de optar por un ordenador o un iPad como dispositivo de trabajo habitual. Al final, para muchas acciones cotidianas, la posibilidad de contar con un lápiz táctil con esa capacidad de precisión es una auténtica ventaja, sobre todo con respecto a los ordenadores tradicionales, que si bien, el funcionamiento puede ser imitado gracias a una tableta gráfica, en el iPad es mucho más intuitivo y, ojo, más económico.

protector-pantalla-ipad

Versatilidad de uso

Quizás la mayor ventaja del iPad con respecto al un ordenador es que, con un mismo dispositivo, puedes cubrir dos necesidades distintas. Por un lado, rodeado de los accesorios adecuados, el iPad puede sustituir perfectamente en muchas ocasiones al ordenador tradicional y por otro, sigue siendo una tablet que es un dispositivo mucho más adecuado y cómodo a la hora de realizar diferentes acciones o disfrutar de tus momentos de ocio. Por lo tanto, la versatilidad a la hora de usar el iPad es otro de los puntos muy a tener en cuenta si estás dudando entre adquirir un iPad o un ordenador.

Desventajas del iPad en comparación a un ordenador

Por supuesto, si el iPad superará en todo al ordenador, o al Mac, concretamente, estos últimos ya estarían fuera del mercado. Sin embargo, hay usos y sobretodo, usuarios que necesitan si o si, del uso de un ordenador para realizar las tareas de su día a día.

iPadOS

El primer motivo por el que muchos usuarios no pueden usar el iPad como dispositivo principal es su sistema operativo. Es cierto que iPadOS dio un salto tremendo a la hora de otorgarle al iPad funciones que la gran mayoría de usuarios pedía para poder hacer del iPad un dispositivo mucho más aprovechable en el ámbito profesional. Sin embargo, aun está lejos de las opciones que ofrece macOS y es por ello que muchos usuarios no pueden aun considerar al iPad como el único dispositivo o dispositivo principal de trabajo.

Programas y/o aplicaciones

El mayor motivo por el que muchos usuarios no pueden usar el iPad para trabajar es la ausencia del software necesario para ello. Por ejemplo, Final Cut sigue sin estar disponible en iPadOS, y esto hace que, quizás muchos usuarios que a día de hoy se dedican a la edición de videos y que llevan años usando este programa no puedan dar el salto al iPad y abandonar el Mac.

Final Cut

Conexión con monitores externos

Cada vez es más habitual ver estaciones de trabajo con dos o tres pantallas conectadas al portátil u ordenador de trabajo, y esta es otra de las diferencias entre el uso de un ordenador y el iPad. Si es cierto que la posibilidad de conectar el iPad a un monitor externo existe, sin embargo, tiene una serie de limitaciones. En primer lugar, tan solo puedes duplicar la pantalla de tu iPad, es decir, sigues trabajando con una pantalla solo que ahora puedes verla de mayor tamaño. Segundo, la relación de pantalla del iPad no se adapta a la relación de pantalla del monitor, por lo que al final no aprovecharás realmente la pantalla a la que conectas el iPad. Tercero, tan solo puedes conectar una pantalla al iPad, lógico, al fin y al cabo, lo que hace es duplicar pantalla, lo que recorta las posibilidades de trabajar con un monitor externo.

Setup

Adaptación de uso

Por último, otro de los motivos por los que muchos usuarios siguen prefiriendo el uso del ordenador es por las rutinas y la forma de trabajar que ya han adquirido con este dispositivo. El iPad es capaz de hacer prácticamente cualquier tarea que puede realizar un ordenador, sin embargo, algunas de ellas, se hacen de forma diferente por lo que requiere un aprendizaje y la inversión de un tiempo que, algunos usuarios no tienen, u otros tienen pero no quieren invertir.