Así puedes arreglar todos los problemas con discos duros en Mac

Cualquier tipo de hardware está condenado a presentar errores en el transcurso de su vida útil. En el caso de los discos duros ya sea internos o externos puede ser algo complicado ya que aquí almacenamos mucha información. En el momento que falla algo de esto nos podemos poner muy nerviosos ya que pensamos que hemos perdido la información pero en el caso de las unidades de almacenamiento externo puede tener salvación.

Lo primero que debes comprobar

Puede parecer demasiado obvio, pero si compraste recientemente el disco y olvidaste comprobar su compatibilidad, es posible que no sea funcional con macOS. En los últimos tiempos la mayoría de accesorios de este tipo sirven tanto para PC Windows como para Mac, aunque haya que cambiarles el formato. Sin embargo seguimos encontrando alguno con limitaciones que impiden que lo sea. Por tanto te recomendamos previamente consultar las guías que te venían con el disco e incluso en la propia caja, ya que a veces suele figurar ahí. También puedes ponerte en contacto con el fabricante por si te puede ayudar a resolver tus dudas.

Cómo cambiarle el formato

Si el problema de compatibilidad es por el formato que tiene el disco que has conectado, deberás ponerle un formato que sea compatible con el Mac. Es posible que no te lo reconozca en Finder, pero si aparezca como conectado en Utilidad de Discos, por lo que deberías seguir estos pasos para ponerle el formato APFS compatible con el Mac:

  1. Con el disco conectado, abre Utilidad de Discos.
  2. Haz click sobre el disco en cuestión en la barra lateral izquierda.
  3. Localiza el botón «Borrar» que aparece en la barra de herramientas central superior.
  4. Elige el formato APFS para el disco.
  5. Pulsa en «Aceptar».

Una vez hayas hecho esto, el disco se formateará y quedará con el nuevo formato seleccionado. Este proceso podría demorarse varios minutos, aunque por norma general se suele hacer en unos pocos segundos. Ahora bien, debes tener en cuenta que se borrarán todos los datos del disco, por lo que si almacenas algo importante debes ponerlo a salvo por otra vía previamente.

Qué hacer si no funciona un disco duro externo o pendrive

Aunque actualmente se está en el mundo de las nubes para almacenar datos, los dispositivos de almacenamiento físico todavía siguen presentes en nuestro día a día. Los famosos ‘pendrives’ USB o los discos duros externos pueden ser de gran utilidad para trasladar información cuando no tenemos una conexión a internet estables. Pero por desgracia como cualquier otro tipo de hardware puede dar algún que otro problema.

Cualquier persona a lo largo de su transcurso por la tecnología se ha encontrado en la situación de conectar un pendrive o disco duro externo al Mac y que no aparezca por ningún lado. En estos casos se debe guardar la calma ya que lo primero que se pensará es que se ha perdido toda la información pero puede que no sea así. Siempre se pueden seguir unos pasos para intentar obligar al Mac a reconocer el dispositivo.

Comprueba que el dispositivo funcione

En muchas ocasiones cuando se tiene un disco duro externo que no funciona, el problema radica en el cable que lo conecta con el ordenador. En estos casos lo que se debe hacer es buscar un nuevo cable para hacer la prueba o conectar el dispositivo externo a otro ordenador. Parece mentira pero en muchas ocasiones el cable puede jugar una muy mala pasada porque normalmente la calidad de estos no es demasiado bueno. Es por ello que si quieres tener todos tus datos a buen recaudo es mejor hacerte con un cable nuevo y no utilizar el que viene de serie con la unidad de almacenamiento.

Obviamente cuando se está ante un pendrive no se puede hacer esta comprobación del cable pero puedes fijarte en los LED de lectura y escritura que se incluye. Cuando estos LED están parpadeando significa que el hardware funciona perfectamente y el problema estará en el propio Mac.

Acude a ‘Utilidad de discos’

Si observas que el dispositivo funciona de manera normal ya sea por ver los LEDs o porque lo has probado en otro equipo simplemente deberás acudir a la aplicación nativa ‘Utilidad de discos’. Esta es una herramienta que muestra la información tanto del disco duro interno del Mac como de aquellos que están conectados.

formatear disco duro macEn el lateral es posible que se detecten todas las unidades que están conectadas pero haya alguna que está en color gris claro. Esto significa que por alguna razón el ordenador no ha podido montarla así que deberás seleccionarla y en el panel principal en la parte superior pulsar en ‘Montar’. Si esto no funciona también se puede presionar en ‘Primera ayuda’ para que el software realice las comprobaciones oportunas en su funcionamiento. De este modo seguramente ya aparezca en tu escritorio el disco duro para poder acceder a el.

También desde este software podemos aprovechar para arrastrar el icono del disco duro o pendrive en cuestión hasta el Dock para forzar la creación del acceso directo.

Activa la visión de discos externos en Finder

A veces las soluciones más básicas son las que mejor funcionan. Aunque resulte absurdo de manera predeterminada Apple oculta las unidades de almacenamiento externo en el Finder seguramente para evitar que se creen muchos acceso que terminen atosigando. Para poder mostrar estas unidades de almacenamiento externo simplemente debes seguir los siguientes pasos:

  1. Habré una ventana en el Finder.
  2. En la esquina superior pulsa en ‘Finder’ y vete a ‘Preferencias’.
  3. En la ventana de Preferencias que se abrirá marca el apartado que dice ‘Discos externos’.

Restablece el SMC del Mac

Si ninguna de estas soluciones te ha funcionado, se debe optar por una medida más agresiva como es restablecer el controlador de gestión del sistema (SMC). Al reestablecer este controlador se suelen resolver la mayoría de problemas que puedes tener con el Mac. Para poder hacerlo deberás seguir unos sencillos pasos dependiendo del equipo que tengas en tu poder.

MacBook con chip T2

  1. Apaga el ordenador.
  2. Pulsa las teclas Control + Opción + Mayus derecho.
  3. Maténlas pulsadas durante 7 segundos y después mantén pulsado también el botón de encendido.
  4. Pasados 7 segundos más suelta todas las teclas y arranca el equipo de manera normal.

iMac

  1. Apaga el equipo y desenchúfalo de la corriente.
  2. Espera 15 segundos y vuelve a enchufarlo.
  3. Arranca el equipo de manera normal.

MacBook con batería no extraíble

Si tienes un MacBook sin chip T2 y además con una batería que no se puede extraer sigue los siguientes pasos:

  1. Apaga el Mac.
  2. Pulsa las teclas Mayus izquierdo + Control izquierdo + Opción izquierdo + botón de encendido.
  3. Mantén pulsadas las teclas durante 10 segundos.
  4. Suelta las teclas e inicia el ordenador Mac con total normalidad.

Qué hacer si el disco duro interno del Mac no es reconocido

Sin duda una de las situaciones más escamosas que se puede tener en el Mac es cuando lo abres y aparece una carpeta con un signo de interrogación. En estos casos es cuando se debe echar a temblar porque significa que el Mac no está reconociendo el disco duro de manera correcta y es posible iniciar desde este. Ante estos casos donde no es posible ejecutar el sistema operativo, no tenemos opción de acceder a utilidad de discos para comprobar qué está ocurriendo.

Por tanto nos encontramos con que lo más probable es que se tenga que realizar un cambio de unidad. En las unidades antiguas lo puede realizar un usuario ‘amateur’ de manera sencilla.Pero en el caso de que estemos hablando de un Mac de generaciones recientes, esto requerirá llevarlo a un SAT para que sea diagnosticado y hagan el cambio de disco si es necesario. A veces puede que el conector esté defectuoso o que el disco duro haya llegado al fin de sus días. Por suerte en sitios especializados pueden extraer la información de estos discos que han dejado de funcionar pero que están en perfecto estado físico. Es por ello que no debes preocuparte por tu información pero si que te verás obligado a sacar la cartera para hacer un pago por los servicios.

Disco duro magnético (HDD)

Pedir la cita en Apple o un SAT

Existen varias vías para concertar una cita, ya sea en una Apple Store o en un servicio técnico autorizado por la compañía californiana:

  • Desde la web de soporte técnico de Apple
  • Por teléfono (el 900 150 503 es gratis desde España)
  • Acudiendo a la tienda en persona y comentando tu problema
  • Desde la app Soporte disponible en la App Store de iOS y iPadOS

Cabe destacar que también a través de estas vías podrás solicitar una cita en un SAT (Servicio Técnico Autorizado). También es posible concertar una recogida si no puedes acudir de forma presencial y deseas que sea enviado al servicio técnico a través de un servicio de mensajería, aunque esto podría añadir un pequeño coste en concepto de gastos de envío.

¿Repararán tu Mac o te darán uno nuevo?

En caso de que sea posible, Apple reparará tu dispositivo y te lo entregará a la mayor celeridad. Eso sí, si el fallo está afectando a otros componentes o por cualquier razón lo catalogan como irreparable te darán un Mac reacondicionado idéntico al tuyo en prestaciones y plenamente funcional.

En algunos casos, sobre todo si tu Mac es ya antiguo, te darán uno de nuevas generaciones equivalente al tuyo en lo que a especificaciones se refiere. En cualquier caso, te informarán de todo el proceso durante la cita que conciertes con el servicio técnico o, en su defecto, te lo comentarán por teléfono o email si lo has tenido que dejar allí para que lo revisen.

¿Cuánto habrá que pagar por ello?

Por desgracia no hay un precio definido para este tipo de reparaciones, ya que puede variar en función del modelo de Mac y si existe algún otro problema en el hardware. En cualquier caso te ofrecerán siempre un presupuesto previo a la reparación o a la sustitución, por lo que podrás siempre aceptarlo o no.

En algunos casos es incluso posible que se te ofrezca de manera completamente gratuita siempre y cuando el problema se deba a un defecto de fábrica que sea totalmente ajeno a ti y a un mal uso por tu parte. Para ello es además imprescindible que el Mac se encuentre todavía en el periodo de garantía con Apple. Recuerda que este periodo es de 26 meses si lo compraste originalmente en una tienda de la marca y de los 12 primeros meses si lo adquiriste en otro establecimiento.

Y tú, ¿has tenido algún problema con los discos duros de tu Mac o externos? Déjanos en la caja de comentarios tus impresiones.

3 Comentarios