Así puedes realizar ECG en Apple Watch Series 4 y Apple Watch Series 5

La llegada de los ECG (Electrocardiograma) al Apple Watch se produjo en el año 2018 con la llegada del Apple Watch Series 4. Sin embargo esta funcionalidad no estaba disponible en muchos países como España. Finalmente, con el lanzamiento de watchOS 5.2 acabó llegando esta funcionalidad a los Series 4. Cabe destacar que el Apple Watch Series 5 lanzado en 2019 también dispone de esta capacidad. En este post te contaremos como usar los ECG en los Apple Watch Series 4 y Series 5 en España y otros países de Europa.

Primeramente, si no sabes exactamente que es un ECG debes saber que es una prueba que persigue registrar la actividad eléctrica de nuestro corazón que se provoca con cada latido. Esta prueba se realiza en hospitales y ambulatorios médicos con el fin de detectar alteraciones en esta actividad eléctrica y, por ende, posibles enfermedades cardíacas. El hecho de que el diagnostico de estas enfermedades se realicen prematuramente puede ayudar a que la tasa de supervivencia sea mayor, detectando esta anomalía antes de que presente síntomas mucho más graves. Por ello desde Apple quieren ayudar en este sentido para que, si se detecta una irregularidad, se acuda a un médico.

Cómo usar los ECG del Apple Watch en España paso por paso

Durante muchos meses, desde España tuvimos que vivir con pesadumbre y cierta envidia la llegada de los ECG a países como como Estados Unidos. Incluso estos han llegado a ayudar a algún que otro usuario a detectar una patología relacionada con el corazón que posteriormente ha sido confirmada por un cardiólogo. Esto hace que, sin poder considerarse un instrumento médico, el Apple Watch Series 4 y ahora el Series 5 puedan ganar fiabilidad en terrenos de salud.

Para poder usarlo en España deberás disponer de un Apple Watch Series 4 o Series 5 con la versión de watchOS 5.2 o posterior, además de tener el iPhone también actualizado a la última versión del software disponible. Una vez que hayas actualizado a esta versión verás que la aplicación de ECG está disponible tanto en el menú de aplicaciones como en forma de compilación para añadir a tus esferas.

Cómo configurar los ECG en el Apple Watch Series 4 y Series 5

Cuando tengamos nuestros dispositivos ya actualizados, simplemente debemos abrir en nuestro iPhone la aplicación de Reloj e irnos a la parte de «Corazón». Aquí comenzaremos el registro de los ECG introduciendo diversos datos como nuestra fecha de nacimiento o si alguna vez se nos ha diagnosticado fabricación auricular. Es importante destacar que debes de tener una edad mínima de 22 años para poder utilizar esta funcionalidad.

Tutorial ECG

Una vez hayamos introducido estos datos veremos una serie de ventanas con información de qué es un electrocardiograma o qué detecta. Por ejemplo podemos leer que si los latidos no van en sincronía es cuando el algoritmo detectará que estamos sufriendo una fibrilación auricular.

Pasos a seguir en la realización de un ECG

Una vez hayas abierto la app de los ECG y hayas realizado la configuración oportuna deberás hacer lo siguiente.

  1. Colocate en una postura cómoda con el brazo en el que llevas el Apple Watch de forma erguida. Se recomienda apoyarlo sobre un soporte físico como una mesa o una cama.
  2. Pon el dedo índice en la corona digital para que se inicie el análisis.
  3. Deberas mantenerte en esa posición durante 30 segundos, y se recomienda estar quieto y en silencio para que las mediciones sean lo más precisas posibles.

Tutorial ECG

Una vez concluida la medición podrás encontrar los resultados en la pantalla del Apple Watch. Toda esa información, y de forma más ampliada, aparecerá pulsando sobre una notificación que aparecerá en el iPhone o accediendo a la aplicación de Salud.

¿Es fiable el resultado?

Si se lleva a cabo la medición de una forma correcta, manteniendo el dedo en la esfera y estando quieto de forma correcta no tendría porque haber ningún error, aunque siempre hay que tener en cuenta que el Apple Watch no está certificado como un aparato médico.

ecg tutorial

Los ECG del Apple Watch Series 4 y Series 5 pueden ayudar a detectar algún tipo de irregularidad como una fibrilación auricular, pero en ningún caso se puede dar por hecho que padecemos tal patología sin consultar previamente con un médico. Si te ocurre algo similar en una ocasión es recomendable realizar más pruebas y, en caso de que persista el mismo resultado, acudir a un hospital para realizar más pruebas con material médico certificado.

Hay que destacar también que, tal y como indica la propia Apple, un Apple Watch no puede detectar ataques al corazón, ictus y coágulos en la sangre como tampoco otras afecciones cardíacas. Sin embargo si puede ayudar a prevenir algunas patologías mediante los siguientes resultados que se mostrarán una vez hecha la medición:

  • Ritmo sinusal: indica que el corazón está latiendo con un patrón regular. Es un buen resultado.
  • Fibrilación auricular: indica que el latido del corazón es irregular y que se podría estar sufriendo una fibrilación auricular, la cual es la arritmia grave más habitual.
  • Frecuencia cardíaca baja o alta: cuando la frecuencia cardíaca, los latidos por segundo, son inferiores a 50 o superiores a 120 no se podrá obtener un resultado concluyente para detectar una posible fibrilación auricular y se considerará no concluyente.
  • No concluyente: cuando el resultado indica este registro es que no se ha podido realizar correctamente la medición debido a que, probablamente, no se ha dejado reposar bien los brazos o no se ha ajustado correctamente el Apple Watch a la muñeca.

Como configurar los avisos de fibrilación auricular

Si con la comparación de varias mediciones de los ECG se detecta alguna irregularidad se puede configurar que se nos envíen notificaciones acerca de una posible fibrilación auricular. Esto nos ayudará a prevenir enfermedades graves. Así es como se pueden configurar:

  1. Abre la app de Salud en el iPhone.
  2. Ve a «Datos de salud». Es la segunda pestaña inferior desde la izquierda.
  3. Baja y pulsa sobre «Notificaciones de ritmo irregular». Una vez ahí podrás configurar todas las opciones de notificación para este tipo de irregularidades.

Así pues vemos como la funcionalidad de ECG del Apple Watch puede ayudarnos mucho a detectar posibles problemas cardíacos, a pesar de no ser concluyente. Si dispones de un Series 4 o Series 5, sin duda te podrá ser de mucha utilidad para este tipo de cosas.

¿Has tenido algún problema a la hora de realizar un ECG en tu Apple Watch Series 4 o Apple Watch Series 5? Cuéntanoslo en la caja de comentarios y trataremos de ayudarte.