2 series de suspense de Apple TV+ que deberías haber visto ya

Si bien sigue lejos de grandes competidores, el servicio de televisión en streaming de Apple va teniendo un catálogo cada vez más amplio y extenso. Las series de Apple TV+ son precisamente uno de los valores puntos fuertes del servicio, ofreciendo contenido exclusivo que no se puede ver en otras plataformas y con gran reconocimiento por parte del público y los críticos profesionales. Sin embargo hay un género que gusta por encima de otros y es el del suspense. La compañía ofrece, entre otras, dos series en especial que nos han logrado encandilar.

Antes de que sigas leyendo queremos decirte que no haremos spoiler de ninguno de los dos seriales de los que te hablaremos, ya que nuestra intención es darte argumentos para verlas (si no lo habías hecho ya).

Defending Jacob, la joya protagonizada por Chris Evans

Para los fans del universo Marvel se puede hacer raro ver al Capitán América con barba y trabajando como fiscal de distrito, pero así ocurre en esta aplaudida miniserie de 8 capítulos. Evans encabeza un reparto en el que comparte escena con Michelle Dockery y Jaeden Martell, una familia aparentemente normal que se ve sacudida por una serie de circunstancias que amenazan con cambiar sus vidas para siempre.

defending jacob apple tv

Está basada en una novela con el mismo nombre, aunque tras verla podemos dar fe de que no coincide con el libro en muchos puntos (incluido el final). Jacob es un chico de 14 años que se siente acosado en el instituto cuando de repente uno de sus verdugos es hallado muerto, lo cual encadena una serie de circunstancias en las que el propio Jacob acaba siendo el principal acusado del asesinato. Esto trastoca por completo a la familia, desde su madre Laurie que entra en una profunda depresión hasta su padre Andy, quien tiene que verse apartado del caso como fiscal por la implicación familiar que supondría su actuación en el juicio.

A lo largo de sus ocho capítulos podemos ir conociendo más detalles acerca de cómo murió el joven, a la par que se desarrolla el juicio contra Jacob, el cual juega en paralelo con otra línea temporal futura en la que su padre aparece respondiendo ante otro tribunal. El motivo de esto último no lo descubrirás hasta el final, como tampoco muchas otras cuestiones relacionadas con los hechos. Y no, no te diremos si finalmente Jacob es culpable o inocente, pero ya verás como tú mismo dudas continuamente de tus propias impresiones, cambiando tus teorías a cada segundo en función de como avanza.

La serie Defending Jacob está llena de ritmo, emoción e intriga que te obligará a hacer una sesión maratoniana. De hecho en un fin de semana podrías haberla visto al completo, dado que sus capítulos no exceden de los 45 minutos, a excepción del último.

Las locuras de Shyamalan con Servant

El famoso director de El Sexto Sentido, entre otros, es ya uno de los mejores especialistas en el género de terror. Servant es una de las series más queridas del público por ser una excelente mezcla de ese género con el de suspense. Una serie con ritmo lento, pero muy intenso que te mantendrá pegado al sillón queriendo saber más según avanzan sus capítulos de no más de 30 minutos de duración. La serie por ahora cuenta con dos temporadas emitidas con 10 capítulos en cada una de ellas y con un recorrido que apunta a ser de 60 episodios, aunque de momento Apple solo confirmó la tercera temporada, pero no cabe duda de que seguirá.

Si bien no deja el género del terror aparte, lo cierto es que es un miedo psicológico y no de sustos, algo que particularmente odia un servidor. Servant muestra la confusa historia de un matrimonio que acaba de perder a su hijo recién nacido por una causa que no conocerás hasta el final de la primera temporada. Dorothy, interpretada por una inmensa Lauren Ambrosse, ha adoptado un transtorno mental tras la pérdida, por lo que su marido Sean (Toby Kebell) y su hermano Julian (Rupert Grint) deciden «adoptar» un bebé reborn y hacerle creer que es su hijo Jericho.

En esa idea de querer suplir la pérdida, deciden incluso contratar a una niñera y es aquí donde aparece Leanne (Nell Tiger Free). Esta inocente joven busca su primer trabajo fuera de su granja natal, pero esconde un misterio que deja a todos boquiabiertos y que hace que el espectador sienta verdaderos escalofríos al ver su evolución en la serie.

En las dos temporadas emitidas es una serie que va de menos a más y que logra confundir al espectador en función ya no solo del episodio que se esté viendo, sino también de la escena. A nivel visual y sonoro se juega de una forma fantástica con la iluminación, los planos utilizados y una música que siempre va acertada a la situación que toca. Una imprescindible más de Apple TV+ a la que todavía le queda cuerda para rato.