¿Por qué Apple Pay, el ECG del Watch y otras funciones no están en todo el mundo?

Seguramente en alguna ocasión te hayas preguntado el motivo por el que algunas de las funciones más populares del Apple Watch no están operativas en todo el mundo. Lo mismo sucede con servicios como Apple Pay, Apple Card o Apple News. Todo tiene una explicación muy alejada del razonamiento de que «Apple no quiere integrarlas». A continuación explicamos cuales son las trabas con las que se encuentran algunas de estas funcionalidades.

Complicaciones en Sudamerica y otros países

Cabe destacar que Apple dispone de tiendas y servicios técnicos en multitud de países en todo el mundo. Sin embargo hay algunos territorios como los de America del Sur, a excepción de Brasil, en los que la compañía no dispone de tiendas y relega la venta de sus productos a otros proveedores. En estos países es ya de por si muy complejo que grandes servicios o funcionalidades de la marca acaben llegando, puesto que al final Apple no tributa en estos países y en cierto modo es como que no existiera. Algunos pueden utilizarse mediante una VPN que se conecte a un servidor en el que si opere la marca, pero otras lamentablemente no son accesibles y es posible que acaben no llegando nunca de forma oficial.

Las funciones del Apple Watch

Poder realizar un ECG desde el Apple Watch o medir el nivel de oxígeno en sangre son dos de las funciones de salud más populares de las últimas generaciones del smartwatch de la manzana. Sin embargo no están operativas en todos los territorios, incluso en algunos en los que si que opera Apple. El motivo de esto está relacionado con las legislaciones que disponen en estos territorios. La compañía siempre habla de estas funciones como un instrumento de ayuda al usuario, pero que en ningún caso pueden servir como conclusión médica y se recomienda siempre acudir a profesionales en caso de dudas con alguna afección. Pese a este indicativo, las aplicaciones tienen que ser aprobadas por los pertinentes estamentos médicos y/o jurídicos de cada país, lo que dificulta que el lanzamiento de las mismas pueda llevarse a la vez en todos los lugares.

¿Qué ocurre con Apple Pay o la Apple Card?

Algo similar a lo anterior ocurre con estos servicios. Apple Pay por su parte es una funcionalidad de pago que no solo debe estar aprobada por los establecimientos, sino que exige también de compañías colaboradoras. En los países en los que está disponible Apple Pay es posible encontrarse numerosas entidades bancarias asociadas, pero no todas, por lo que no cualquier tarjeta de pago sirve para añadirse. Por tanto son varias las negociaciones que tiene que llevar a cabo la compañía en los países en los que desee implementarlos. El último y esperado caso ha sido el de México, para lo cual han tardado 7 años.

En lo referente a Apple Card nos encontramos con un servicio financiero con todas las de la ley. En Estados Unidos, país único en el que se puede adquirir, está asociada a Mastercard y Goldman Sachs. Se sabe de hace tiempo que la intención es que llegue también a países europeos, por lo que tendrían primeramente que ajustarse a las leyes de este tipo de servicios en los territorios de la Unión Europea. Por otro lado está por ver si las entidades que colaboran en el país norteamericano deciden hacerlo también allí y, en caso de que no lo hagan, Apple tendrá que buscarse otros socios con todo lo que conlleva en cuanto a negociaciones para que las condiciones sean igual o similares en todos los países.

Apple Card

El caso de Apple News en Europa

Tanto la aplicación Apple News como el servicio de suscripción Apple News+ están vetados en algunos países de Europa a costa de las leyes de propiedad intelectual. De hecho el servicio homologo de Google ya probó suerte hace varios años en estos países y se dio de bruces con la ley, teniendo que cesar su servicio. Existe una forma de acceder a Apple News en un dispositivo europeo y es cambiando la región a Estados Unidos u otro país en el que esté, pero todas las noticias recopiladas pertenecen a medios nativos de allí. Por el momento no hay intención por parte del parlamento europeo de revisar estas normativas, aunque la ya mencionada Google está negociando poder traer este servicio negociando de forma individual con cada medio que se quiera adscribir. Se desconoce si Apple podría aplicar esa política en un futuro, pero a corto plazo no parece estar en sus planes.

¡Sé el primero en comentar!