El iPhone 11 Pro y 11 Pro Max enfrentados a los Samsung Galaxy S20+ y S20 Ultra

Si pensamos en un rival de los iPhone de Apple, enseguida se nos viene a la mente Samsung con sus Galaxy. Es cierto que no son los únicos competidores, pero si los que más suelen enfrentarse. Hoy ponemos frente a frente a los últimos modelos de smartphone de cada compañía: los iPhone 11 Pro y iPhone 11 Pro Max por parte de Apple y el Samsung Galaxy S20+ y Samsung Galaxy S20 Ultra por parte de los surcoreanos. ¿Quién ganará?

iPhone 11 Pro y Samsung Galaxy S20, ¿generaciones distintas?

Apple y Samsung no solo se diferencian en sus productos, sino también en la forma y tiempo de lanzarlos al mercado. Apple apura al máximo el calendario y suele lanzar sus dispositivos estrella en los meess de septiembre u octubre, más cercanos ya al final de año. Samsung por su parte hace los lanzamientos en el primer trimestre de año. Esto hace que muchas veces nos preguntemos si a la hora de comparar dispositivos de ambas marcas conviene comparar únicamente los del mismo año.

iPhone 11 pro galaxy s20

En esta ocasión vemos que los iPhone 11 Pro son dispositivos de 2019, mientras que los Samsung Galaxy S20 son ya de 2020. Esto a priori podría situarlos en posiciones diferentes, pero lo cierto es que al ser los últimos dispositivos lanzados por ambas marcas no se puede hacer otra cosa. De hecho no es tanta la diferencia de tiempo entre estos dispositivos como sí son los de la gama ‘Note’, los cuales se lanzan ya en verano y serían los más «cercanos» a los iPhone de septiembre.

Duelo de especificaciones

Cabe destacar que no nos suele gustar demasiado las comparaciones sobre el papel, ya que en ocasiones estas son algo más que números y han de probarse los dispositivos para dar un mayor contexto a las mismas. También se ha de contar con que al final ambos dispositivos cuentan con un sistema operativo diferente y que les hará rendir de otra manera con determinados componentes. Es decir, que si un iPhone tuviera los componentes de un Galaxy o a la inversa, esto no nos garantiza que vaya a funcionar igual. Dicho esto, y teniendo en cuenta que siguen siendo importantes muchos apartados, veamos en que se diferencian estos equipos.

Características iPhone 11 Pro iPhone 11 Pro Max Samsung Galaxy S20+ Samsung Galaxy S20 Ultra
Colores Negro, blanco, dorado y verde Negro, blanco, dorado y verde Negro, gris, rosa y azul

 

Negro y gris
Dimensiones y peso 14,4 cm x 7,14 cm x 0,81 mm

188 g

15,8 cm x 7,78 cm x 0,81 mm

226 g

161,9 cm x 73,7 cm x 7,8 mm
186 g
166,9 cm x 76 cm x 8,8 mm
220 g
Sistema operativo iOS 13 iOS 13 One UI 2.0 basado en Android 10 One UI 2.0 basado en Android 10
Pantalla 5,8 pulgadas Super Retina XDR. HDR con resolución 2.436 x 1.125 píxeles a 458 p/p. 6,5 pulgadas Super Retina XDR. HDR con resolución 2.688 x 1.242 píxeles a 458 p/p. 6,7 pulgadas Dynamic AMOLED con resolución 3.200 x 1.440 píxeles a 525 p/p 6,9 pulgadas Dynamic AMOLED con resolución 3.200 x 1.440 píxeles a 511 p/p
Procesador A13 Bionic A13 Bionic Exynos 990 Exynos 990
RAM No hay datos oficiales No hay datos oficiales 8 GB / 12 GB 12 GB / 16 GB
Memoria interna 64 GB / 256 GB / 512 GB 64 GB, 256 GB y 512 GB 128 GB / 512 GB

microSD de hasta 1TB

128 GB / 512 GB

microSD de hasta 1TB

Cámara delantera 12 Mpx f/2,2 12 Mpx f/2,2  10 Mpx f/2,2  10 Mpx f/2,2
Cámara trasera Triple cámara de 12 Mpx con gran angular de f/1,8, ultra gran angular de f/2,4 con campo de visión de 120º y teleobjetivo de f/2

 

Triple cámara de 12 Mpx con gran angular de f/1,8, ultra gran angular de f/2,4 con campo de visión de 120º y teleobjetivo de f/2

 

 

Triple cámara con gran angular 12 Mpx f/1,8, ultra gran angular 12 Mpx f/2,2 y teleobjetivo 64 Mpx f/2,0

 

Triple cámara con gran angular 108 Mpx f/1,8, ultra gran angular 12 Mpx f/2,2 y teleobjetivo 48 Mpx f/3,5
Sistemas biométricos Face ID Face ID Lector de huellas ultrasónico

Desbloqueo facial

Lector de huellas ultrasónico

Desbloqueo facial

 

Otros Resistencia al agua y al polvo IP68

Conector Lightning

Conectividad LTE de clase Gigabit con MIMO 4×4 y LAA

Resistencia al agua y al polvo IP68

Conector Lightning

Conectividad LTE de clase Gigabit con MIMO 4×4 y LAA

Resistencia al agua y al polvo IP68

Conector USB-C

Conectividad 5G sub-6 (NSA y SA), LTE Cat.20, 4×4 MIMO

Resistencia al agua y al polvo IP68

Conector USB-C

Conectividad 5G sub-6 (NSA y SA), LTE Cat.20, 4×4 MIMO

Diseño: o los amas o los odias

Analizando lo primero que vemos en los terminales, y posiblemente uno de los apartados más destacados, empezamos hablando de la pantalla. Pese a que pueda parecer una contrariedad, en ambos casos nos encontramos con paneles fabricados por Samsung. De hecho Apple lleva incorporando piezas de esta marca desde la primera OLED del iPhone X. La gama de componentes de los surcoreanos es reconocida mundialmente por fabricar piezas de calidad como estas pantallas.

Los Galaxy S20 ganan al iPhone en densidad de pixeles y otros aspectos destacados de la pantalla, pero la diferencia no es realmente abultada. En el día a día podemos llegar a convivir con ambos dispositivos sin notar una diferencia exagerada. Ambos rinden muy bien y al final es una cuestión de gustos, ya que ambas compañías introducen parámetros que les diferencian en cuanto a tratamiento de colores. Apple apuesta por colores más reales, aunque a veces queden menos estéticos, mientras que Samsung expone mucho los colores, pecando de exceso en ocasiones.

Otro punto más a favor de Samsung en los paneles está en el detalle de haber incluido una tasa de refresco de 120 Hz. Esto quizás pueda parecer una nimiedad, pero es algo que se nota mucho en el día a día a la hora de manejarnos por el sistema. La sensación de fluidez que se notan en estos equipos resulta de lo más agradable. Eso sí, habrá que activar esta función en ajustes porque de forma predeterminada mantiene otra tasa de refresco inferior.

galaxy s20

El diseño es también un apartado destacado y que es cuestión de gustos personales. En los iPhone 11 Pro se sigue manteniendo el ‘notch’ característico de las últimas generaciones de Apple. Muchos nos hemos acostumbrado ya y entendemos que la seguridad y eficiencia de Face ID pasa por tener esa pestaña, sin embargo da imagen de ser un dispositivo menos avanzado que otros como los Samsung Galaxy S20. En estos últimos encontramos un diseño similar al ya visto en sus predecesores, con ese ‘ajugero’ en pantalla en el que incorporan la cámara. Es cierto que para los S20 no tenemos un desbloqueo facial tan avanzado, pero estéticamente puede llegar a resultar mejor si tenemos en cuenta que añaden sensor de huellas en pantalla para suplir ese aspecto de la seguridad.

En la parte trasera es donde hay más polémica, pese a que también sea factor personal. Los iPhone 11 Pro y 11 Pro Max generaron decenas de memes en redes sociales por el aspecto de su triple cámara, pero tampoco los S20 pasaron desapercibidos en ese sentido. Los módulos de cámara de los Galaxy, especialmente del S20 Ultra, son muy grandes y rompen por completo con la estética que venía mostrando la compañía asiática con sus terminales. Dependerá del usuario al final decidir si le compensa un diseño de estas características por las tremendas cualidades que le aporta en el terreno de la fotografía, el cual analizaremos después.

¿Quién gana en acciones del día a día?

En autonomía es donde vemos quizás algo más subjetivo. Partimos de la base de que Apple no da muestras de la capacidad de sus baterías, para lo cual argumenta la buena gestión de sus procesadores y de iOS. Tanto en el iPhone 11 Pro como el 11 Pro Max, podemos llegar a un uso de más de un día sin tener que recurrir al cargador. Con un uso intensivo también aguantan bien el día. Con los Galaxy S20+ y S20 Ultra encontramos algo similar, llegando incluso a superar ambos dispositivos al iPhone 11 Pro Max en cuestión de una o dos horas. En cualquier caso los cuatro no tienen carencias en este terreno, contando con la ventaja de incluir carga rápida y posibilidad de cargarlos por inducción.

En cuanto a fluidez del sistema no podemos tampoco sacar una pega a ambos. La versión de iOS 13 con el chip A13 Bionic de los iPhone 11 Pro y 11 Pro Max les hace ‘volar’, pudiendo realizar cualquier proceso con suma rapidez. Incluso para procesos algo más pesados vemos que son capaces de rendir. En los Galaxy S20+ y S20 Ultra vemos que no tienen Android 10 puro sino que cuentan con la capa de personalización de Samsung, la cual hay que reconocer que está muy bien optimizada. Al igual que con los iPhone, estos últimos Galaxy son capaces de mover grandes procesos con una rapidez asombrosa.

s20 ultra

En terrenos de fotografía, algo a lo que dedicaremos otro artículo dedicado, podemos ver diferencias destacadas entre estos terminales. Los iPhone 11 Pro, 11 Pro Max y el Galaxy S20+ cuentan con similares especificaciones en sus cámaras, pese a los pequeños detalles que los diferencian y que en cualquier caso ofrecen buenos resultados. Sin embargo el Galaxy S20 Ultra está un escalón por encima de todos ellos, haciendo honor a su sobrenombre. Este dispositivo destaca en algunos detalles como el zoom de 100 aumentos con resultados que, pese a no ser los mejores en cuanto a calidad, resultan muy llamativos e impensables de realizar con un móvil hace no demasiado tiempo.

Precios altos, pero, ¿merecen la pena?

A nadie va a sorprender descubrir que los precios de los iPhone son altos, al igual que tampoco sorprende ya ver que Samsung también sobrepasa la línea de los 1.000€ en los últimos años. Hay detalles en ambos casos que merecen destacarse, pero antes veamos la

  • iPhone 11 Pro de 64 GB: 1.159€
  • iPhone 11 Pro de 256 GB: 1.329€
  • iPhone 11 Pro de 512 GB: 1.559€
  • iPhone 11 Pro Max de 64 GB: 1.259€
  • iPhone 11 Pro Max de 256 GB: 1.429€
  • iPhone 11 Pro Max de 512 GB: 1.659€
  • Samsung Galaxy S20+ de 128 GB: 1.009€
  • Samsung Galaxy S20+ 5G de 128 GB: 1.109€
  • Samsung Galaxy S20+ 5G de 512 GB: 1.259€
  • Samsung Galaxy S20 Ultra de 128 GB + Galaxy Buds: 1.359€
  • Samsung Galaxy S20 Ultra de 512 GB + Galaxy Buds: 1.559€

Comprobamos ya algunas diferencias en estos equipos, siendo la primera de ellos la capacidad base de almacenamiento. Apple sigue manteniendo una base de 64 GB, algo que puede ser suficiente para muchos pero que se ofrece a un precio más alto que su competidor con mayor capacidad. También el 5G es un factor diferencial en los modelos de Samsung, así como la posibilidad de comprar un pack con los auriculares Galaxy Buds+.

Un aspecto a tener en cuenta es la bajada de precio de estos terminales con el paso de los meses. Los iPhone se mantienen siempre al mismo precio oficial hasta la llegada de sus sucesores e incluso en tiendas de terceros el precio varía poco. Esto puede ser una ventaja si después decidimos venderlo en portales de segunda mano, ya que podremos recuperar gran parte de la inversión. En los Galaxy ocurre lo contrario, puesto que ya de primeras hay diferentes precios y ofertas según en que tienda se adquieran, además de ir bajando su precio de forma considerable a medida que pasan los meses. El handicap de estos últimos es la pérdida de inversión en el mercado se segunda mano, aunque tampoco es que se pierda demasiado valor.

En cualquier caso, son dispositivos de gama premium que por desgracia no están hechos para cada bolsillo. Al final será cada persona la que, en función de su poder adquisitivo y su apreciación del valor de los móviles, decida si resultan caros o no.

Conclusión, ¿cuál debes comprar?

En toda comparativa como esta debe existir una conclusión que, generalmente, se hace en forma de recomendación. En este caso creemos que merece la pena dejar que sea el usuario el que saque sus propias conclusiones. Ya hemos visto a grandes rasgos en que se parecen y diferencian los iPhone 11 Pro, iPhone 11 Pro Max, Samsung Galaxy S20+ y Samsung Galaxy S20 Ultra. Todos ellos son dispositivos increíbles y que, salvo excepciones, no dejarán a disgusto a nadie que los pruebe.

Cada dispositivo tiene sus puntos fuertes, así como sus puntos a mejorar. Sin embargo volvemos a insistir en las preferencias personales, puesto que cada uno valora de una forma estos apartados y puede darle mayor o menor importancia a cada dispositivo en función de ello. Es evidente que alguien con preferencias sobre iOS puede llegar a valorar más los iPhone, pero no por ello debe cerrarse a probar equipos tan potentes como los Galaxy. A la inversa sucede lo mismo, puesto que también los usuarios de Android pueden llegar a satisfacer sus necesidades con los iPhone más potentes hasta la fecha.

Así pues, nuestra recomendación aquí es que si tienes interés en adquirir próximamente un nuevo dispositivo y dudas entre estos, eches un vistazo a muchos más artículos, vídeos e informaciones en las respectivas webs de Apple y Samsung. Cada uno puede aportar un enfoque diferente que al final puede ayudar a concretar tu decisión de compra.