Antes de mojar el Apple Watch, ten en cuenta estos consejos

Antes de mojar el Apple Watch, ten en cuenta estos consejos

José Alberto Lizana

Cuando adquirimos por primera vez un Apple Watch sin duda tenemos muchas preguntas que hacernos. Una de ellas es sobre la resistencia al agua y si aguantará el ducharnos con el reloj o por el contrario debemos de quitárnoslo. En este artículo analizamos qué resistencia tiene cada reloj y los consejos para evitar la degradación conforme pasan los años.

Modelos con protección frente al agua

De manera general, los Apple Watch son resistentes al agua pero no son impermeables. Debemos tener estos dos conceptos totalmente claros a la hora de meter nuestro reloj bajo el agua. Con esto nos referimos a que se puede hacer ejercicio con el Apple Watch, ir bajo la lluvia e incluso lavarse las manos. Pero dentro de todos los modelos de Apple Watch debemos distinguir que hay un salto gigantesco desde el Apple Watch Series 2 en adelante.

Para aclararnos, el Apple Watch Series 1 y de primera generación pueden resistir al agua pero no están diseñados para sumergirlos. Esto se debe a que tienen una certificación IPX7 de resistencia al agua certificada por la norma IEC 60529. Con esta protección el reloj podrá aguantar a salpicaduras como el hecho de lavarse las manos pero no está listo para realizar un entrenamiento bajo el agua como la natación.

A partir del Apple Watch Series 2 Apple dio un paso para hacer sus relojes sumergibles hasta 50 metros gracias a la certificación ISO 22810:2010. Esto hace que estos relojes sean adecuados para poder nada en la pisicina o el mar. Pero tampoco debemos ‘maltratarlos’ demasiaddo pues no están preparados para ciertos deportes como el buceo o en aquellos donde se reciban fuertes impactos de agua.

En definitiva, el Apple Watch se puede mojar pero únicamente si tienes el Apple Watch Series 2 en adelante podrás sumergirlo en agua para realizar natación entre otras actividades. Pero el Series 1 y Series 0 es mejor no exponerlo a este tipo de actividades. Además, a modo de recordatorio, las correas con hebilla clásica, de piel, con hebilla moderna o la Milanesa no son resistentes al agua.

Cómo conservar la condición de resistencia al agua

Por desgracia la resistencia al agua no es eterna ya que todos los sellos hidraulicos que tiene, para evitar que entre el agua a los componentes internos, se van desgastando. Es decir, conforme va pasando el tiempo tenemos muchas probabilidades de que el reloj se rompa por nadar con el. Y esto es algo sobre lo que tenemos que estar muy atentos ya que la garantía de Apple no cubre este tipo de roturas al no ir verificando uno a uno los relojes en el control de calidad.

Pero podemos retrasar este desgaste tomando una serie de consejos. Uno de los más importantes resuelve una duda que se hacen muchos usuarios que es: ¿me puedo duchar con el Apple Watch? La respuesta rápida es que si, pero hay que tener mucho cuidado para no entre en contacto con jabón, champú, acondicionador, o cualquier otro producto de baño. Estos pueden perjudicar seriamente la integridad de los sellos hidraulicos.

Obviamente también que tenemos mucho cuidado para no exponer al reloj a disolventes, detergentes, lejís, alimentos ácidos, repelentes de insectos, tintes para el cabello… Es por esto que para muchas tareas cotidianas de cada como por ejemplo la limpieza intensiva es mejor retirarse el reloj de la muñeca y volverselo a colocar cuando no tratemos con productos tóxicos.

Uno de los grandes enemigos del Apple Watch también son las saunas ya que el vapor de agua durante bastante tiempo puede terminar fastidiando las juntas. Pero es algo lógico ya que un móvil que también es resistente al agua no vamos a poder introducirlo durante mucho tiempo en una sauna debido a las condiciones que hay en el habitáculo.

Qué hacer si se moja el Apple Watch

Llevar el Apple Watch mojado todo el rato no es algo recomendable aunque pueda soportar salpicaduras e inmersiones. Siempre que salgamos de nadar o cuando hayamos sudado al llevar el reloj puesto, lo recomendable es coger una gamuza que no suelte pelusa y realizar una limpieza superficial. Importante no introducir ninguna aguja o cualquier otro artilujio en los orificios del Apple Watch para sacar el agua almacenada. Antes de hacer esto lo mejor es dejarlo en una superficie para que se termine evaporando el líquido. También es recomendable no enjuagar el reloj inteligente de Apple con agua salada del mar y siempre hacerlo con agua dulce.

En el caso del Apple Watch 2 en adelante, tenemos la posiblidad de activar el modo agua para que se eliminen todos los restos de agua que podamos tener en reloj cuando salgamos de una piscina por ejemplo. Además también nos brinda la comodidad de no ir realizando toques fantasmas mientras estamos en la ducha por ejemplo.

Apple Watch agua

Garantía en caso de rotura por líquidos

Para que quede lo más claro posible, y evitar desagradables sorpresas, hay que tener en cuenta que si el reloj se rompe tras sumergirlo o al caerle un líquido encima, Apple no querrá saber nada. Si leemos la garantía del dispositivo se explica claramente que no se aplicará si existen ‘daños causados por accidentes, mal uso, uso indebido, fuego, contacto con líquidos, terremotos o cualquier otra causa externa’.

Es por ello que tenemos que ir con mucho cuidado a la hora de utilizar nuestro reloj bajo el agua. Si por desgracia el sellado no funciona correctamente y entra líquido a su interior deberemos sopesar que el equipo no será reemplazado. Aquí hay una gran disputa entre los usuarios y las compañías pero por desgracia Apple no es la única que aplica esta normativa tan estricta en este sentido.