¿No puedes pagar con Apple Pay? Prueba con estas soluciones

Hoy en día cada vez prescindimos más de las tarjetas físicas en favor de los pagos mediante el móvil. Apple Pay es el sistema de pago del iPhone, iPad, Apple Watch y Mac que permite realizar compras seguras por internet o en establecimientos. Pero, ¿qué pasa si tienes problemas con los pagos mediante Apple Pay? En este artículo te ayudamos a solucionarlos.

Algo a tener en cuenta ante cualquier problema

Muchos de los fallos y problemas en el iPhone se deben al software y no necesariamente a un componente defectuoso, aunque es evidente que si esto ocurre dará igual que versión de software se tenga. En cualquier caso, es recomendable siempre tener el iPhone actualizado a la última versión de iOS disponible. Esto hará que los servicios funcionen de forma correcta y si existe algún error con ellos en versiones anteriores, es más que probable que esté ya subsanado en esta. Recuerda que para comprobar si tienes alguna actualización reciente debes acudir a Ajustes > General > Actualización de software, siendo aquí donde encontrarías la última actualización lista para su descarga y posterior instalación.

Si no te permite añadir la tarjeta

Si el fallo que estás teniendo no es tanto con realizar los pagos, sino por añadir la tarjeta a Wallet, una de las causas principales es que la tarjeta haya sido ya usada varias veces o que, en su defecto, esta no sea compatible con Apple Pay. Desgraciadamente, no todas las entidades bancarias están adscritas a este sistema de pago de Apple, por lo que no todas son válidas para tal efecto. Recuerda que en España se ofrece compatibilidad con estas entidades:

  • Abanca
  • Abanca Servicios Financieros
  • Advanzia Bank
  • American Express
  • Aplazame
  • Axi Card
  • Banca March
  • Banco Caminos
  • Banco Mediolanum
  • Banco Pichincha
  • Banco Sabadell
  • Bank of America
  • Bankia
  • Bankinter
  • Bankintercard
  • BBVA
  • BNC10
  • Bnext
  • bunq
  • Caixa Pollença
  • CaixaBank
  • CaixaBank Consumer Finance
  • CaixaOntinyent
  • Caja de Ingenieros
  • Caja Rural (tarjetas de crédito y débito Visa)
  • Cajasur
  • Cecabank
  • Cetelem
  • Correos
  • Curve
  • Deutsche Bank
  • Edenred (tarjetas Ticket Restaurant)
  • EML Rewards
  • Euro6000
  • EVO Banco (tarjetas de crédito y débito Visa)
  • FNAC (CaixaBank Payment & Commerce)
  • Fundsfy
  • Grupo Cajamar (tarjetas de crédito y débito Visa)
  • Helloyalty
  • Ibercaja
  • iCard
  • ING
  • Joompay Europe S.A.
  • Kutxabank
  • Laboral Kutxa
  • Liberbank
  • Lydia
  • Monese
  • N26
  • Openbank
  • OrangeBank
  • Payhawk
  • Paysera
  • PecunPay
  • Pibank
  • Plazo
  • Pleo
  • Qonto
  • Rebellion
  • Revolut
  • Santander
  • Santander Consumer Finance
  • Servicios Financieros Carrefour
  • Sodexo
  • SumUp
  • Tendam (Santander Consumer Finance)
  • Twyp
  • Unicaja
  • Verse
  • ViaBill
  • Viva Wallet
  • Walletto
  • Wise
  • WiZink
  • Zelf
  • ZEN.COM

Puede ser un problema de la tarjeta o el banco

Lo primero a tener en cuenta es que la tarjeta está fallando o el banco tiene algún problema logístico. Debemos recordar que los fallos son los mismos que existen cuando se está pagando con una tarjeta física y es que por esto no se debe dejar ningún punto sin tener en cuenta.

Revisa si tienes fondos suficientes

Independientemente de si estás comprando por internet o en un establecimiento físico, es posible que se de un fallo en el pago por no tener dinero suficiente en la cuenta. Este es un problema que al final puede aparecer también pagando con la tarjeta física. Por tanto, antes que nada, recomendamos que revises el saldo que tiene tu cuenta corriente para asegurarte de que cuentas con dinero suficiente para efectuar tu compra. Si tras la comprobación ves que este no es el problema, te recomendamos seguir alguno de los puntos que explicamos a continuación.

Ante estas situaciones, la web donde estás haciendo la compra o el datáfono físico arroja un error que normalmente es la causa 190 de tarjeta denegada. Esto se aplica tanto a las tarjetas de débito que cogen el dinero directamente desde la cuenta corriente y las tarjetas de crédito. En estas últimas se debe recordar que hay una línea de crédito preestablecida por la entidad bancaria. Esto es algo que también se debe comprobar siempre antes de realizar la compra.

Revisa la caducidad de la tarjeta

Aunque tengas la tarjeta de forma digital insertada en Wallet, al final no deja de ser una extensión del formato físico. Por tanto, si esa tarjeta está caducada, también lo estará para efectuar pagos mediante Apple Pay. Este es otro de los puntos a tener en cuenta y por los cuales se pueden presentar fallos a la hora de realizar pagos con Apple Pay. De manera general Wallet te avisará en todo momento de si está caducada o anulada, eliminándola de la aplicación en ese momento.

Caducidad tarjeta Apple Pay

También es importante cerciorarte de que la tarjeta no ha sido dada de baja. Tu entidad bancaria deberá tener tu consentimiento o al menos informarte si se da de baja el servicio, no obstante se te puede haber pasado o puede haber habido un error con tu tarjeta. Revísalo a través de la web o aplicación del banco y/o ponte en contacto con su servicio de atención al cliente.

¿Está la tarjeta apagada?

Muchas entidades actualmente entre sus características de banca online permiten apagar o desactivar la tarjeta. Esto es ideal, sobre todo si no sabes donde está en ese momento, o si simplemente eres una persona realmente precavida. Al momento de no usarla la vas a poder apagar como si fuera un ordenador. Si está apagada de manera digital en ningún caso se va a poder usar en los establecimientos físicos u online.

Entonces, uno de los errores más típicos que se pueden presentar en el día a día es que vayas a realizar una compra con la tarjeta, mientras está apagada. Obviamente, el TPV tanto físico como virtual va a arrojar un error al no poder conectar con tu banco. La solución pasa por acceder digitalmente a la banca online y revisar si está completamente en orden la tarjeta en lo que refiere al funcionamiento.

Prueba con estos consejos

Otra de las cosas que puedes hacer es seleccionar la tarjeta manualmente, que también puede arreglar el error correspondiente, especialmente si tienes varias tarjetas de crédito en el dispositivo. Puede que la que tengas por defecto no sea compatible con el datáfono en cuestión.

Ten en cuenta que también puede fallar el datáfono que estés usando, o que éste no sea compatible con Apple Pay. Asegúrate de que sí lo sea y de que funciona correctamente antes de pasar a pensar que el problema es de tu iPhone. Antes de cambiar los ajustes de vuestro terminal, pedid que os dejen otro lector si tienen en el establecimiento, ya que quizás no sea culpa nuestra. En cualquier caso, siempre es recomendable tener efectivo o las tarjetas de crédito físicas a mano.

Si el problema está en tu dispositivo

Pero puede llegar el caso en el que la tarjeta esté correctamente y tengas el saldo requerido para la compra. Ante esta situación es posible que tu dispositivo físico que alberga la tarjeta en Apple Pay tenga el problema realmente. Lo analizamos a continuación.

Reinicia el iPhone, iPad, Mac o Apple Watch

La solución más clásica de los informáticos ante fallo de las computadoras es pedir que se apague y se enciendan. Esto tiene su cierta lógica a la hora de eliminar procesos en segundo plano que puedan estar afectando al rendimiento del equipo. Por tanto, en este punto te vamos a aconsejar que reinicies el dispositivo mediante el cual estás tratando de realizar el pago. Si hay algún fallo temporal de software, se solucionará de esta forma.

Vuelve a añadir la tarjeta a Apple Pay

Si tras haber reiniciado el equipo sigues experimentando problemas, podrías tratar de eliminar la tarjeta de Apple Pay y volver a añadirla. Para ello debes acudir a la app de Wallet, seleccionar la tarjeta, pulsar en los puntos suspensivos de la parte superior y pulsar en «Eliminar esta tarjeta».

Tarjeta Wallet Fallos Apple Pay

Para volver a añadirla, posteriormente tendrás que seguir en la misma aplicación, pulsando entonces en el botón ‘+’ para añadir todos los datos. Si en este punto experimentas algún problema deberás ponerte en contacto con tu banco, ya que hay algunas entidades que por razones de seguridad podrían establecer un número límite de veces que se pueden añadir las tarjetas.

Un fallo de hardware en el dispositivo

El NFC es el sistema mediante el cual se efectúan estos pagos en el iPhone, iPad y Apple Watch. No es un componente que se rompa fácilmente o que suela presentar defectos, pero tampoco es descartable por completo. Si sospechas que este pueda estar fallando y quieres que sean los profesionales de Apple quienes lo detecten, podrás ponerte en contacto con el soporte técnico de la compañía a través de su página web. Incluso podrás concertar una cita en una Apple Store o Servicio Técnico Autorizado para llevar físicamente el dispositivo y que lo revisen.

Fallo al pagar con un Mac

Como sabrás, Apple Pay no es solo una función de tu iPhone. Está presente en otros aparatos de la firma como es el caso de los Mac o iPad, donde puedes hacer tus compras virtuales además de adquirir aplicaciones desde la App Store. Es posible que tu cuenta de Apple Pay no esté bien configurada por lo que debes comprobar que tu Apple ID está bien puesta y que no tienes ninguna notificación de errores. Para eso ve a Ajustes>iTunes y App Store o Menú>Preferencias del sistema>iCloud y desde aquí puedes cerrar tu sesión y abrirla de nuevo.

La otra opción es comprobar el estado del servicio desde la página oficial de Apple. Algunas veces los servidores se caen o están en mantenimiento, lo que impide que puedas pagar con esta función. Revisa la página oficial de Apple así como la de tu banco y asegúrate de que ninguno de los dos servicios se haya caído y que el problema reside completamente en tu móvil y no usen fallo externo.

Contacta con banco para salir de dudas

Habrás visto que en muchos de los anteriores puntos te instamos a ponerte en contacto con tu banco o entidad financiera que haya emitido tu tarjeta. Al final son los que podrán brindarte una mayor información al respecto de los fallos de la tarjeta. La forma de contacto que elijas es indiferente al final. Puedes buscar en la web de la entidad las vías de contacto que disponen, aunque te recomendamos que a ser posible intentes establecerlo mediante llamada telefónica para garantizar un contacto más cercano mediante el cual puedan solucionar tus problemas.

En muchas ocasiones se puede llegar a presentar el problema en el que el servicio bancario en general está caído debido a un fallo informático. Esto es algo inusual pero que puede terminar ocurriendo, siendo tu gestor bancario el único que podrá confirmarte el tiempo de espera para que puedas volver a realizar compras con la tarjeta.

Acude a Apple si no encuentras solución

El servicio técnico oficial de Apple es lo más recomendado para acudir con el iPhone, dado que pueden ejecutar un diagnóstico certero que pueda ser capaz de detectar dónde reside el problema. Para ello tendrás que solicitar una cita a través de la página web de soporte de Apple, por teléfono (el 900 150 503 es gratuito desde España) o desde la app Soporte disponible en iOS y iPadOS.Puedes incluso solicitar lo que se conoce como reparación a distancia si por cualquier razón no puedes acudir físicamente al centro, siendo un servicio de mensajería el que actúa como intermediario entre tú y Apple. Y si bien es cierto que implica un mayor tiempo por el transporte, al final acaba siendo un método igual de efectivo que si acudes presencialmente a una Apple Store.

Acude a un SAT

Si no tienes cerca ninguna tienda oficial de Apple, tienes otra solución. Esta solución es la de acudir a un SAT. Se trata de tiendas que cuentan con la aprobación de Apple para reparar, solucionar y vender productos Apple. Al llevar tu producto a este tipo de establecimientos no pierdes la garantía, por lo que es una muy buena opción en muchos casos. Otra de las ventajas es que muchas veces no tiene las esperas que hay en las Apple Store.

Para acudir a un SAT es necesario, en muchos casos, pedir cita indicando cual es el problema por el que acudes. Además también hay que indicar si tu iPhone aun está en garantía o si por el contrario ya no dispones de la garantía Apple (a menos que hayas contratado previamente AppleCare).

Si no pueden solucionar tu problema en un SAT, lo más seguro es que te recomienden que acudas a un centro Apple, aunque no tengas alguno especialmente cerca. Acudir a un SAT puede ser el paso previo antes de ir a una Apple Store, y así podrás contar con dos opiniones de expertos, aunque seguramente sean bastante similares, pero si tienes la posibilidad, acude antes a un SAT.

¡Sé el primero en comentar!