¿Es aconsejable la carga inalámbrica en el iPhone? Lo analizamos

Cada vez es más normal llegar a casa y dejar el móvil encima de nuestra mesa en la base de recarga inalámbrica. Apple aunque llegó bastante tarde a integrar este estandar en sus equipos, ahora los usuarios hemos integrado bastante bien este sistema de carga en nuestro día a día. Pero la gran mayoría de usuarios se hacen la pregunta: ¿es bueno cargar un iPhone por inducción? En este artículo vamos a tratar de analizarlo y responder.

Conociendo la carga inalámbrica

Aunque en el día a día se recargan muchos dispositivos sin necesidad de un cable, muchas personas no conocen el funcionamiento exacto de lo que están haciendo con su teléfono móvil. A continuación te contamos todo lo que debes saber sobre uno de los sistemas de carga más estandarizados en el mercado.

¿Qué es la carga inalámbrica?

Antes de hablar de las ventajas y desventajas que tiene la carga inalámbrica primero debemos entender cómo funciona. Partimos que tanto en la base de carga como en el dispositivo móvil se incluyen bobinas que van a transmitir y recibir energía respectivamente. Cuando ambas bobinas interaccionan se genera un campo magnético para inducir corriente alterna que va a recargar nuestro equipo móvil. Todo esto se puede comprender aun más echando un vistazo a la Ley de Faraday.

El único problema que se le puede encontrar a este tipo de carga sobre el papel es que se deben alinear perfectamente las bobinas para proceder a la carga. Si desplazamos un poco el equipo es posible que no se llegue a realizar la carga. En lo que respecta a potencia, no hay ninguna limitación sobre el papel ya que puede superar los 100W de transferencia pero obviamente la liberación de calor es un problema.  La regulación de la cantidad de energía que se transmite viene determinado por la comunicación entre el receptor de electricidad y transmisor. Con este circuito de control se logra que se pase la energía adecuada al equipo.

Explicación carga inalámbrica

Qué debes saber del estándar Qi

A la hora de realizar la compra de un dispositivo que se carga de manera inalámbrica, seguro que has visto que se especifica que tiene un estándar Qi. De manera general tanto los iPhone como cualquier otro dispositivo de otra marca ha implementado este estándar a la hora de realizar la carga de manera inalámbrica. Esto se debe a que  para poder estandarizar esta carga, los mayores fabricantes se rigen bajo el estándar de carga Qi desarrollada por el Wireless Power Consortium (WPC). Como hemos dicho anteriormente, con este estándar los dispositivos hacen uso de la inducción electromagnética.

De este modo tanto los fabricantes de cargadores inalámbricos como los de dispositivos móviles ofrecen una buena experiencia.  Esto quiere decir que en el mercado no hay que percatarse de si compras un cargador inalámbrico que sea compatible con tu iPhone o con tu móvil que incluye Android. Todos los cargadores son universales y sirven para todos los dispositivos móviles y también para los accesorios que integran la carga inalámbrica. Esto sin duda es una gran ventaja para todos los usuarios que le ofrece comodidad de no tener que estar preocupados por la compatibilidad, siendo esto fruto de un gran acuerdo entre las empresas.

iPhone compatibles con carga inalámbrica

Desde 2017 hemos asistido a lanzamientos de iPhone con esta capacidad, por lo que cada modelo lanzado desde aquel año ha traído esta compatibilidad. La lista completa es la siguiente:

  • iPhone 8
  • iPhone 8 Plus
  • iPhone X
  • iPhone XS
  • iPhone XS Max
  • iPhone XR
  • iPhone 11
  • iPhone 11 Pro
  • iPhone 11 Pro Max
  • iPhone SE (2ª generación)
  • iPhone 12
  • iPhone 12 mini
  • iPhone 12 Pro
  • iPhone 12 Pro Max

iPhone 8 - Carga inalámbrica

Y qué es la carga MagSafe

A partir de la generación de iPhone 12 Apple evolucionó la carga inalámbrica con la inclusión de la tecnología MagSafe. Aunque por el nombre que se le da pueda parecer que estamos ante una carga totalmente diferente, lo cierto es que es el funcionamiento práctico es el mismo. La única diferencia que se presenta es que Apple ha incluido la tecnología necesaria para tener una carga inalámbrica mucho más eficiente.

Con la inclusión de un sistema de imanes alrededor de las bobinas y el cargador compatible adecuado se puede conseguir tener una perfecta alineación entre el cargador y la bobina de carga que existe dentro de los iPhone. La energía puede fluir sin desperdiciarse tanto, pudiendo pasar de este modo de los 7,5W sin que se sobrecaliente en exceso y alargando la vida útil de la batería que es el objetivo final que se persigue además de recargar mucho más rápido.

Cargar un iPhone por inducción o no, la gran pregunta

Han sido muchos los estudios que hay actualmente publicados donde se analiza el impacto de este tipo de carga. Lo que se analiza concretamente es si la batería de los equipos se degrada más rápido a través de la carga inalámbrica. Es cierto que con el paso de los años esta tecnología ha ido mejorando como hemos comentado anteriormente con la tecnología MagSafe y también a través de software donde siempre se trata de evolucionar en pro de tener una carga más eficiente.

Partimos de la idea que las altas temperaturas afectan de manera negativa a nuestros equipos móviles y a sus baterías. Por desgracia cuando estamos cargando con una alta potencia, la temperatura del equipo aumenta y esto lleva consigo una degradación de la batería. Es por esto que abusar de la carga ultra-rápida puede ser tremendamente desaconsejable y esto se traslada a la carga inalámbrica.

Base de carga Belkin

Cuando ponemos nuestro iPhone en una base de carga debemos sopesar que estamos ante un proceso que es ineficiente. Con esto nos referimos a que parte de la energía que se emite no la ‘recoge’ el iPhone, sino que se pierde totalmente en forma de calor. Este calor por desgracia puede afectar a la batería y por ende afecta a la salud de la batería. Los fabricantes han aprendido de esto en los últimos años y han comenzado a hacer móviles que funcionan como refrigerantes de la batería, entre muchas comillas. Es bastante típico que cuando un iPhone se está cargando de manera inalámbrica durante un tiempo y se pone la mano encima de el se nota bastante calor.

El hecho de que las bobinas que emiten energía no estén perfectamente alineadas con las bobinas que reciben energía. Esto hace que buena parte de la energía no se termine aprovechando y se genera este calor. El objetivo de numerosas investigaciones es como es lógico reducir este tipo de calor. Pero aunque llegue este momento en el que sea mucho más porovechoso sin uda es más recomendable realizar una carga de manera inalámbrica tanto por comodidad como por alargar la vida útil de la batería.

Entonces… ¿es buena la carga inalámbrica?

Con esto queremos decir que la carga inalámbrica en el iPhone puede ser buena pero cuando hablamos de potenicas reducidas. Ahora mismo Apple solo permite la carga hasta de 7,5W y creemos que es adecuado. Nosotros debemos juzgar si nuestro equipo se está calentando demasiado para saber si es adecuado o no recargarlo. De manera genera nosotros cuando hacemos una carga y no estamos haciendo uso del iPhone viendo por ejemplo vídeos no sufrimos ningún problema.

Al contrario de todo, puede ser recomendable hacer una carga inalámbrica a 5W para evitar la degradación de la batería. Es mucho mejor cargar el móvil de esta manera que hacerlo por ejemplo con el cargador de 18W que se incluyen en los últimos modelos. Sin duda es tremendamente cómodo llegar a casa y poner el móvil encima de una superficie para que se recargue. Con este movimiento nos ahorramos tener que ir buscando los cables y tenemos un set-up mucho más limpio. Es por ello que la carga inalámbrica es lo más recomendable a día de hoy tanto en comodidad como si quieres alargar la vida útil de la batería de tu dispositivo para que aguante mucho más tiempo sin ser cambiada.

Y tú, ¿cargas tu iPhone de manera inalámbrica?