Reduce el peso de tus archivos comprimiéndolos en iPhone y iPad

Si tienes la necesidad de enviar varios archivos a través de Mail, seguramente tienes un severo problema con el peso de los documentos o las fotografías. Lo más inteligente en estos casos es comprimirlos con el objetivo de que pesen mucho menos y se envíen mucho más fácil. En el iPhone o el iPad podemos hacer esta operación relativamente fácil a través de la renovada aplicación de Archivos. En este artículo te contamos los pasos que debes de seguir

Importancia de comprimir archivos

En el día a día podemos tener que enviar documentos que son muy pesados. Esto puede terminar complicando la tarea de envío, ya que se deben recurrir a diferentes sistemas como subirlos a la nube para compartir un simple enlace o hacerlo a través de otras plataformas de envío de archivos. Todo esto se puede omitir con el simple hecho de disminuir el tamaño del archivo sin que pierda su calidad o su contenido al comprimirlo. Esta es una tarea que en un ordenador puede ser muy sencilla al hacer uso de diferentes programas como el mítico WinRAR.

El iPhone o el iPad en este caso puede actuar como un ordenador y ayudarte a comprimir los archivos sin necesidad de tener una aplicación instalada. Esto es lo que se consigue a través de la aplicación de Archivos que incluye un compresor nativo. Esto es lo que comentaremos en este artículo, pero siempre hay que tener en cuenta diferentes aspectos de relevancia.

Archivos que se pueden comprimir

Esta es una de las grandes preguntas que te vas a poder hacer en el día a día cuando vayas a realizar una compresión: ¿qué vas a poder comprimir? En este caso, Apple, al igual que el resto de sistemas operativos, permiten comprimir prácticamente todo. Y es que esta es una técnica utilizada por muchas personas, sobre todo programadores, para poder reducir todos los recursos que necesitan ser enviados a otra persona.

Hay que destacar que vas a poder comprimir prácticamente todo. Cualquier archivo que tengas en tu dispositivo va a poder ver visto su tamaño de manera significativa gracias a estas técnicas. En este caso vas a poder hacer la compresión de archivos como por ejemplo documentos PDF o editables como por ejemplo un Word. A esto se añaden también diferentes archivos multimedia, como por ejemplo vídeos o imágenes. De esta manera, todo lo que tengas en tu dispositivo siempre dispondrás de la posibilidad de liberar el espacio interno. La única condición que se impone en este caso es que esté dentro del gestor de archivos y no que estén en la fototeca almacenada. Esto sin duda es una limitación que se impone que puede llegar a ser molesta.

como comprimir video iphone ipad

¿Pierden calidad con la compresión?

Esta es otra de las preguntas que se hace mucha gente. Obviamente, cuando se comprime algo como una imagen, algo se tiene que hacer para que pese menos. Nadie se cree que puede llegar a ser un proceso mágico el hecho de hacer que un archivo pase a pesar mucho menos automáticamente sin que sufra algún tipo de proceso dentro del archivo. La calidad es una de las primeras cosas en las que se piensa, es la calidad del archivo. Cuando se quiere tener una imagen, se quiere buscar siempre la máxima calidad como es lógico. Es por ello que puede no llegar a interesar tener una imagen o vídeo comprimida para evitar concretamente este problema.

Pero lo cierto es que los archivos multimedia no van a tener que sufrir ningún tipo de pérdida de calidad. Se utilizan algoritmos que lo que hacen es comprimir, como su propio nombre indica, los datos. Pero después al descomprimir la información se vuelve a tener el mismo archivo anterior con su mismo peso y también con sus mismas características. Es por ello que a priori no vas a tener que sufrir ningún problema de calidad con la compresión en un iPhone o iPad.

Las diferentes formas de compresión nativas

Hay que tener en cuenta que de manera nativa existen diferentes formas para poder hacer la compresión. En este caso se puede optar por hacerlo de manera individual con un archivo, ya sea imagen o documento en general. Pero si tienes muchos documentos, también vas a poder tener la posibilidad de realizar de manera conjunta

Comprimir un único archivo en iPhone o iPad

En Archivos podemos comprimir un único documento o imagen que tiene un elevado peso para que sea mucho más fácil a la hora de compartirlo. Simplemente, debemos de irnos a la aplicación de Archivos tanto en iPhone o iPad y seguir los siguientes pasos:

  1. Busca el archivo o la carpeta que quieres comprimir.
  2. Realiza una pulsación alargada sobre este archivo o carpeta.
  3. En el menú desplegable que nos emerge, pulsaremos al final donde dice ‘Comprimir’.

Comprimir archivos en iPhone

Una vez hemos seguido estos pasos, se generará un archivo comprimido que estará en la misma ubicación. Esto creemos que puede ser algo a mejorar, ya que creemos estaría bastante bien si preguntan la ubicación del nuevo archivo comprimido cuando se vaya a generar. Esto es algo que podemos tener tanto en Windows o en macOS y creemos que puede ser interesante que incluyan en futuras actualizaciones de iOS y iPadOS.

Comprimir varios archivos

Si, por el contrario, necesitas comprimir varios documentos o imágenes, puedes realizarlo también de una manera relativamente sencilla. Simplemente, se deben de seguir los siguientes pasos:

  1. Entra en la aplicación Archivos en tu iPhone o iPad y localiza los documentos que quieres comprimir.
  2. Deberás de seleccionar todos estos documentos tocando previamente en la esquina superior derecha donde dice ‘seleccionar’. Una vez se ha pulsado podremos seleccionar cada uno de los archivos que queremos comprimir.
  3. Toca en los tres puntos suspensivos que encontramos en la esquina inferior derecha.
  4. Pulsa en la opción ‘Comprimir’.

comprimir documento iphone

Como ocurre en el caso anterior, el nuevo archivo comprimido que se genera quedará almacenado en la misma ubicación. De este modo podremos ir a por ejemplo nuestro gestor de correo electrónico y cuando queramos elegir un archivo deberemos de desplazarnos a Archivos y buscar en la misma carpeta donde hemos hecho este proceso de comprimir. Es importante en este caso también nombrar de manera correcta el archivo .zip. Esto se debe básicamente porque siempre se cuenta con un nombre que es bastante genérico y que agrupa todos los documentos que se han comprimido.

Y tú, ¿qué opinas al respecto de este método? ¿Has tenido que comprimir alguna vez archivos para enviarlos?

1 Comentario