¿No te gusta Mail en el Mac? Así se configura otra app de correo

Son muchos los usuarios que no se reconocen como fans de las aplicaciones nativas de Apple en el Mac. Sobre todo, uno de los mejores ejemplos es la de Mail, al carecer de numerosas funciones de relevancia como la programación de correos. En este caso se pueden usar otras aplicaciones que tienen todas las funciones que te pueden faltar en este sentido. A lo largo de este artículo te contamos como puedes hacer esta modificación en el gestor de correo electrónico predeterminado.

Trabajar más cómodo con tus aplicaciones favoritas

El Mac es un equipo que está pensado principalmente para realizar tareas laborales y de productividad. Es por ello que se pueden encontrar muchas aplicaciones para poder llevar a cabo todas estas acciones a lo largo del día. De manera predeterminada Apple diseña un set de aplicaciones, que son consideradas nativas, que tienen como misión suplir las necesidades básicas. Son muchas las personas que se decantan por estas opciones predeterminadas, pero otras prefieren tener acceso directo a aquellas aplicaciones de las cuales tienen un mayor conocimiento de primera mano.

En este caso nada más iniciar un Mac desde cero se tienen aplicaciones predeterminadas como Mail. Nosotros al pulsar sobre una dirección de correo electrónico en el navegador, por ejemplo, se va a abrir esta aplicación para comenzar a redactarlo. Si bien, Apple otorga diferentes facilidades para que tu mismo puedas cambiar de app en el caso de que no te guste la opción nativa.

En la Mac App Store se pueden encontrar muchas alternativas a este gestor de correo electrónico como por ejemplo Spark o Newton entre otras. Si tu mismo te sientes más cómodo con estas opciones que se pueden encontrar en una gran cantidad de plataformas por sus características, podrás realizar el cambio cómodamente. El objetivo final es que cada usuario personalice la experiencia que tiene con su Mac con aquellas aplicaciones que sean más atractivas.

Diferentes formas de cambiar la app nativa de correo

Una vez se tiene claro que quieres cambiar la aplicación nativa para gestionar tu correo electrónico, es momento de entrar en lo realmente interesante de este asunto. Previamente, se deben tener en cuenta diferentes aspectos y las limitaciones que se imponen a nivel de software, así como los diferentes métodos que se pueden encontrar para hacer este cambio. Te contamos todos los detalles a continuación.

Que debes tener en cuenta antes

Son muchos los gestores de correo electrónico que se pueden encontrar en la red para el Mac. Si bien, la compañía recuerda que antes de hacer el cambio hay que asegurarse que la nueva aplicación de gestión esté correctamente instalada. En muchas ocasiones se puede caer en el hecho de que aquellos gestores que tienen una versión web como por ejemplo Gmail, también se pueden usar como predeterminado. Esto es un error garrafal, ya que como es lógico únicamente se va a poder configurar como gestor predeterminado una aplicación y no un gestor del que se accede con el navegador.

Se debe tener en cuenta las limitaciones se imponen a nivel de software. El hecho de poder cambiar de aplicación predeterminada no es algo que lleve en el sistema operativo desde sus inicios. Esta fue una novedad de macOS Sierra, y es por ello que la condición que se impone para poder hacer el cambio es tener esta versión o una superior. De manera general, si tienes tu Mac actualizado vas a poder disfrutarla sin ningún tipo de problema, ya que raramente se va a encontrar a día de hoy un Mac con una versión tan desfasada.

Desde la aplicación Mail

Una de las primeras vías para poder cambiar el gestor de correo predeterminado, es a través de la propia aplicación de Mail. Aunque puede parecer algo redundante, es aquí donde podrás elegir la aplicación en concreto que quieres usar para redactar todos tus nuevos correos electrónicos. Una vez que estás dentro de la aplicación simplemente se deberán los siguientes pasos:

  1. En la parte superior del Mac, dirígete a Mail.
  2. En el menú desplegable que aparece pulsa sobre Preferencias.
  3. Si te fijas bien, en la parte superior de la ventana que aparece tendrás varias secciones. En este caso nos interesará pulsar sobre General.
  4. Verás un apartado denominado Aplicación de correo predeterminado, donde aparecerá la aplicación que quieres usar y que tienes instalada en tu Mac.

cambiar app nativa mail mac

A partir de este momento, todos los accesos que se tengan a la aplicación de correo no se abrirán con Mail. Se pasará a ejecutar siempre la aplicación que has seleccionado durante la configuración.

Desde el nuevo gestor de correo

Otras de las vías que se pueden encontrar para poder elegir el nuevo gestor de correo, es a través de la nueva aplicación. Esto es algo que ocurre de manera similar al de un simple navegador web. En cada uno de los gestores las vías de configuración son completamente diferentes, pero simplemente accediendo a la configuración se puede tener una pestaña que permita elegir la aplicación como predeterminada.

Como decimos, esta es una de las formas más cómodas que pueden existir. Muchos desarrolladores tienen interés en que siempre estés utilizando su aplicación por encima de otras. Es por ello que en el uso que le des al gestor es posible que aparezcan diferentes mensajes emergentes solicitando el permiso para que se pase esta a ser la opción predeterminada. Igualmente, en una primera ejecución también puede darte esta opción.

Los problemas más comunes que se pueden presentar

Tanto Mac, como el propio macOS no son perfectos. Esto hace que puedan ir apareciendo diferentes problemas a la hora de realizar esta configuración. A continuación, te exponemos los diferentes problemas que se pueden presentar.

Obligado a configurar tu cuenta de correo

Es posible que a la hora de hacer el cambio de aplicación a través de Mail se solicite que agregues una cuenta de correo electrónico como requisito. Esto es algo realmente usual y que te obliga a realizar la configuración en una aplicación que en realidad no vas a querer. Es por ello que muchas personas ven en este caso como algo imposible el terminar de culminar la operación.

En estos casos la propia Apple recomienda que se acuda a las preferencias del nuevo gestor de correo. Como hemos comentado anteriormente en las preferencias de la nueva aplicación se puede encontrar la opción para poder hacer el cambio sin tener que configurar una cuenta en Mail.

mail mac

El cambio no se aplica correctamente

A la hora de hacer un cambio de aplicación puede fallar el hecho de que no se aplique correctamente. Es decir, que aunque en los ajustes se establece que un correo se debe abrir con por ejemplo Spark se sigue abriendo con la opción nativa. Esto es algo que puede derivar de un simple bug en el sistema operativo.

En este caso para tratar de solventarlo, simplemente deberás entrar a deshacer la operación. Acceder a la configuración de Mail siguiendo los pasos que hemos comentado previamente y volver a situar la selección en la opción nativa de la compañía. Tras hacerlo, se deberá reiniciar y volver a configurarlo. De esta manera se tratará de reiniciar la configuración, tratando de solventar el problema que se ha ocasionado.

¡Sé el primero en comentar!