Si te molesta el Dock de aplicaciones en Mac, así puedes ocultarlo

Si te molesta el Dock de aplicaciones en Mac, así puedes ocultarlo

José Alberto Lizana

Si tienes la manía de tener una pantalla de ordenador lo más limpia posible en lo que respecta a iconos o pestañas abiertas, seguramente el Dock de aplicaciones que encontramos en la parte inferior de las pantallas puede terminar molestando de manera visual. Es por ello que Apple permite retirarlo de una manera realmente sencilla, haciendo que aparezca únicamente cuando nos haga falta utilizarlo.

Haz aparecer y desaparecer el Dock en Mac fácilmente

Si eres nuevo en Mac, seguramente no sepas muy bien qué es el Dock de aplicaciones. Este está situado en la parte inferior de las pantalla de los Mac y nos permite tener acceso a las diferentes aplicaciones de una manera rápida y cómoda. El único problema es que si lo tenemos tremendamente lleno de apps nos puede terminar provocando molestia visual y es por ello que algunas personas acostumbran a retirarlo de la vista. Pero aunque Apple permita ocultarlo, siempre podemos acudir a el bajando el puntero a la zona inferior de la pantalla y aparecerá de nuevo para abrir una nueva aplicación.

Si quieres ocultarlo de tu vista, simplemente debes seguir los siguientes pasos en tu ordenador:

  1. Dirígete a ‘Preferencias del sistema’.
  2. En la primera fila encontraremos la opción ‘Dock’ sobre la que debemos pinchar.
  3. Una vez en esta pestaña, deberemos de buscar la opción que dice ‘Ocultar y mostrar el Dock automáticamente‘ y la activaremos en el lateral izquierdo

Ocultar Dock Aplicaciones

Una vez hayamos realizado estos pasos nuestro Dock desaparecerá por completo y si queremos que vuelva a aparecer simplemente deberemos de desplazarnos con nuestro ratón hacia la parte inferior. De este modo conseguimos tener un escritorio mucho más limpio visualmente que es algo vital para un gran grupo de usuarios que utilizan este sistema operativo en el día a día.

Poco a poco Apple ha ido mejorando el Dock de aplicaciones para que además de las que tengamos nosotros ancladas como favoritas, también aparezcan aquellas que utilizamos con una mayor frecuencia. Sin duda se ha convertido en una característica icónica de este sistema operativo a diferencia de Windows y es por ello que lo debemos de tener muy a la vista pero siempre puede darse el caso de que termine molestando. También tenemos la posibilidad de reducirlo de tamaño e incluso personalizarlo a nuestro gusto pero al final casi siempre termina siendo un pequeño cajón del desastre si trabajamos con diferentes aplicaciones a la vez.

Y a ti, ¿cómo te gusta tener el Dock de aplicaciones en el Mac?