Instalar programas de desarrolladores no identificados en Mac

De los ordenadores Mac siempre se han sólido destacar cosas como su seguridad frente a Windows o los pocos programas y aplicaciones que existen para la plataforma. Lo cierto es que ni macOS es infalible en seguridad, ni es verdad que haya pocas aplicaciones destinadas a estos equipos. Desde la Mac App Store se pueden instalar multitud de aplicaciones, pero otras muchas se encuentran en servidores web. En este post te enseñamos cómo instalar aplicaciones de terceros en un Mac, por si tienes algún problema a la hora de hacerlo o simplemente desconoces el método.

Funcionamiento de las descargas en Mac

En siguientes apartados te explicamos los aspectos más básicos que debes conocer sobre las descargas de aplicaciones en ordenadores Mac, independientemente de si se realizan siguiendo métodos oficiales o procediendo a descargarlas a través de otros métodos. Hay que tener en cuenta donde es recomendable realizar la instalación, que generalmente en la tienda de aplicaciones, y también los peligros que se tienen que tener en cuenta a la hora de instalar apps de terceros no supervisadas.

Dónde es recomendable descargar las aplicaciones

Si echas un vistazo a la App Store del Mac encontrarás muchas aplicaciones que servirán perfectamente para tu Mac. Esto es una ventaja porque te garantizas no solo su correcto funcionamiento, sino que también te cubres en seguridad al saber que las aplicaciones han tenido que pasar por los estrictos filtros que exige Apple a los desarrolladores para estar en su tienda. Es por ese motivo por el que es el lugar de confianza para cualquier descarga.

Sin embargo, nos encontramos con un inconveniente en este sentido y es que el catálogo puede resultar insuficiente en ocasiones. No todas las aplicaciones disponibles en Mac están en esta tienda oficial de Apple y es precisamente ahí dónde surge la idea de recurrir a descargar estos programas de internet.

mac app store

Pero en los tiempos actuales es una realidad que existen numerosos problemas a la hora de instalar aplicaciones de terceros. Además, es que en muchas ocasiones no se debe limitar esto a las aplicaciones que encontramos. Son muchos los ejecutables que se encuentran en la red y que prometen instalar grandes características en el Mac. Sobre todo se pueden encontrar en los correos de delincuentes cibernéticos que buscan siempre que vayas a descargar y ejecutar el ejecutable..

Descargar programas procedentes de internet

Con solo acceder a Google desde Safari o cualquier otro navegador, podrás realizar búsquedas de aplicaciones para Mac. Con solo poner el nombre de la aplicación, seguido de «macOS» o «Mac» aparecerán multitud de webs en las que se ofrece la descarga. Existen incluso desarrolladores que ofrecen esa vía como alternativa a la descarga de la App Store, aunque sus respectivos programas estén presentes en la tienda de Apple.

La descarga se ejecuta de la misma forma que cualquier otro archivo, accediendo al correspondiente link de descarga y eligiendo la ubicación donde quieres que se guarde. Una vez esté, bastaría con que abras el archivo con un doble clic e inicies la instalación en el ordenador. Y aunque hablemos de los navegadores web, también se deben integrar los ejecutables que se pueden encontrar en diferentes medios, como por ejemplo en un correo electrónico que sea fraudulento. En este caso hay que tener mucho cuidado, y siempre confiar en la protección que ofrece macOS.

Riesgos de instalar aplicaciones de terceros

Un célebre informático afirmó hace años que el dispositivo más seguro era uno que estuviera varios metros por debajo del suelo, sin conexiones inalámbricas de internet, Bluetooth o cualquier otra y sin dispositivos externos conectados. Evidentemente, esto es una realidad algo irónica, ya que de nada o poco nos serviría tener un ordenador. En definitiva, lo que viene a contar esto es que no hay ningún equipo electrónico que sea al 100% seguro por muy cautos que podamos llegar a ser.

malware mac

En un Mac es cierto que existe quizás más seguridad, no solo por la protección de Apple, sino porque existe mucho menos software malicioso destinado a macOS. En cualquier caso, para prevenir algún tipo de problema de seguridad o privacidad, se recomienda no instalar aplicaciones desconocidas en el ordenador. Por tanto, al instalar programas de internet es recomendable que lo hagamos solo para aquellos imprescindibles y siempre de algún portal que sea de confianza, preferiblemente desde la web de los desarrolladores.

Algo que también puede hacer vulnerable a tu Mac es cuando se instala software pirata, es decir, aquellos programas de pago que descargas, instalas y usas gratis. Estos generalmente se descargan de webs de poca confianza o de enlaces extraños subidos por usuarios anónimos. Estas instalaciones, a pesar de ser ilegales, se pueden realizar bajo la responsabilidad del propio usuario, pero es probable que en muchas ocasiones estas aplicaciones incluyan software malicioso que en el mejor de los casos será detectado por el sistema y no se permitirá la instalación.

Es importante resaltar que no toda aplicación que te descargues tiene que ser pirata o de un software malicioso. Hay muchas aplicaciones oficiales y con todas las garantías de seguridad y privacidad que no forman parte de la App Store como Blender o Substance Painter o el propio certificado digital, que son aplicaciones que te descargas de internet, por lo que macOS las interpreta que provienen de un servidor no autorizado y evita completar su descarga. No obstante, si sigues los pasos que vamos a dictar a continuación, no tendrás ningún problema en poder instalarlas.

Si te descargas una App desde un soporte no oficial, es posible que incluso la aplicación no aparezca en el Launchpad, por lo que desde un primer momento puedes hacerte una idea de que tipo de aplicación puede ser. No obstante, si la aplicación es recomendada por alguien de confianza o es una aplicación universitaria o laboral, es posible que sea macOS quien no la identifique bien, por lo que, es una descarga fuera de la App Store, no se localiza en el Launchpad, pero no tiene software maliciosos. En el caso de encontrarte con una aplicación que no se ubique en el Launchpad, lo más recomendable es guardar la aplicación en descargas y saber en todo momento donde la tienes almacenada para trabajar con ella.

Procedimiento a seguir si te da problemas la instalación

Es una realidad que todo proceso que se realiza en un Mac o en cualquier dispositivo puede estar sujeto a diferentes fallos de relevancia. En este caso siempre se debe saber como actuar con el objetivo de evitar los fallos o, por el contrario, solucionarlos. En este caso te vamos a contar los procedimientos a seguir en estas situaciones.

Cómo eliminar el mensaje de error

Generalmente, Apple es muy restrictiva con este tipo de archivos de terceros y de forma predeterminada no permite estas instalaciones. Lo habitual es que aparezca un mensaje de error diciendo que no se pudo ejecutar la descarga, pero puedes evitar que aparezca siguiendo estos pasos:

  1. Ve a Preferencias del Sistema>Seguridad y Privacidad.
  2. Pulsa sobre el candado que aparece en la parte inferior izquierda e introduce la contraseña que utilizas para desbloquear tu Mac.
  3. En la parte dónde pone «Permitir apps de terceros» deberás marcar la casilla de «App Store y desarrolladores identificados».

instalar programas de internet mac

Haciendo esto podrás ya instalar programas de terceros sin ningún problema. En la mayoría de ocasiones saldrá una ventana emergente en la que se te alertará de que estás instalando software desconocido, pero con tan solo aceptarlo ya podrás continuar. También se puede dar el caso de que, nuevamente, necesites acudir al apartado de Seguridad y Privacidad. En esta ocasión sería para aceptar la instalación de esa aplicación en concreto.

Pero como hemos repetido anteriormente, es importante siempre tener en cuenta todos los riesgos que hemos comentado anteriormente. Este en definitiva es un sistema de protección extra que se integra en el sistema operativo. Al eliminarlo por completo, al final vais a permitir que cualquier virus pueda terminar accediendo al dispositivo. Sobre todo esto se debe evitar siempre que se desactive en aquellas personas que no tengan conocimientos suficientes en lo relacionado a ciberserguridad. Esto se puede dar en personas mayores o muy jóvenes.

Fallos durante la instalación

El fallo más habitual que se te puede presentar durante este proceso es que, pese a haber permitido las descargas de terceros, sigas teniendo el mensaje de error. Para ello bastará con que cierres el instalador de la aplicación y lo vuelvas a abrir (si sigue saliendo debes ir a la ruta de ajustes comentada previamente y activar la opción «Permitir instalar nombre de la aplicación«). En algunos casos incluso podrías tener que reiniciar el Mac, por lo que deberás probar a hacerlo para evitar el problema.

Si estás en macOS Catalina o una versión posterior, es probable que te surja algún problema a la hora de instalar aplicaciones de 32 bits. Desde esta versión en adelante, Apple solo permite instalar aplicaciones de 64 bits para garantizar el correcto funcionamiento del equipo con esa aplicación. Así pues, la única forma segura de poder utilizar aplicaciones de este tipo sería regresar a macOS Mojave u otra versión anterior, ya que el problema no radica en el hecho de que sea un programa descargado de internet.

Otros fallos muy comunes a la hora de instalar un programa de internet es que este no sea compatible con tu versión del sistema operativo. Bien porque estés en una versión reciente de macOS y la aplicación no esté optimizada todavía o por todo lo contrario, que estés en una versión antigua y esta aplicación esté desarrollada para sistemas posteriores. En cualquier caso podrás consultar este error detalladamente en la ventana emergente que se te abrirá.

Si tu ordenador tiene fallos, revísalo

Si no tienes cerca ninguna tienda oficial de Apple, tienes otra solución. Esta solución es la de acudir a un SAT. Se trata de tiendas que cuentan con la aprobación de Apple para reparar, solucionar y vender productos Apple. Al llevar tu producto a este tipo de establecimientos no pierdes la garantía, por lo que es una muy buena opción en muchos casos. Otra de las ventajas es que muchas veces no tiene las esperas que hay en las Apple Store.

Para acudir a un SAT es necesario, en muchos casos, pedir cita indicando cual es el problema por el que acudes. Además también hay que indicar si tu Mac aun está en garantía o si por el contrario ya no dispones de la garantía Apple (a menos que hayas contratado previamente AppleCare). También será necesario poner tu ubicación para buscar el SAT que más cerca esté de ti. El servicio previo que ofrecen (las preguntas sobre el modelo del dispositivo, la garantía, el problema, etc) es muy parecido al que te ofrecen en una Apple Store.

Si no pueden solucionar tu problema en un SAT, lo más seguro es que te recomienden que acudas a un centro Apple, aunque no tengas alguno especialmente cerca. Acudir a un SAT puede ser el paso previo antes de ir a una Apple Store, y así podrás contar con dos opiniones de expertos, aunque seguramente sean bastante similares, pero si tienes la posibilidad, acude antes a un SAT.

Contacta con Apple si no lo solucionas

En el caso de que ninguno de los consejos que hemos dado te hayan funcionado, deberás ponerte en contacto con Apple. Igualmente, si los fallos siguen durante un periodo cierto tiempo, es importante materializarlo en vídeos con otro dispositivo para que los técnicos puedan visualizar exactamente lo que ha estado ocurriendo.

Si una vez has restaurado el sistema operativo por completo, es muy probable que el problema esté en el hardware y no en el software como tal. No obstante, si desde la instalación se ha reportado el error, es posible que el software haya sido el detonante o al tratarse se un software malicioso haya forzado algún componente interno cuya consecuencia haya sido la rotura de un determinado componente físico.

Para solventar este problema, lo mejor es acudir a una Apple Store o Servicio Técnico Autorizado y no hacer un diagnóstico y reparación por tu cuenta, ya que, en el momento en el que habrás el dispositivo, pierdes la garantía, por lo que puede aumentar incluso los costos de reparación si has dañado un nuevo dispositivo. Es por ello, que desde Apple es la forma más segura para realizar un diagnóstico de los componentes internos, y si se da el caso hacer un reemplazo o una reparación. Para ponerse en contacto con Apple simplemente deberás descargar la aplicación o llamar a atención al cliente para poder pedir una cita previa en una Apple Store.

1 Comentario