Diferencias entre un MacBook reacondicionado y uno nuevo

Los ordenadores de Apple son muy atractivos para muchos consumidores, aunque su precio puede resultar prohibitivo para algunos. Sin embargo podríamos encontramos una solución a este problema con la compra de un MacBook reacondicionado por Apple. Estos son ordenadores que pone a la venta la propia compañía a través de su página web, ofreciendo precios inferiores a los nuevos. Ahora bien, ¿qué más diferencias encontramos? Lo analizamos todo en este artículo, por lo que si estás interesado en uno de estos portátiles te aconsejamos seguir leyendo.

¿Qué es exactamente un MacBook reacondicionado?

Son miles los ordenadores de Apple que se venden al año, por lo que es evidente que no todos salgan perfectos y siempre haya unidades con algún tipo de avería. Si los dispositivos son además usados durante años, hay más probabilidades de que se acaben estropeando de forma parcial o completa. Apple dispone de servicios de reparación para los clientes para hacer que vuelvan a ser funcionales. Ahora bien, hay otras unidades que ya sea por cuestiones de tiempo o eficiencia con el usuario, prefieren catalogar como irreparables dando a estos la opción de recibir un reemplazo del dispositivo y quedándose ellos la unidad defectuosa.

Este Mac defectuoso, salvo casos en los que realmente sean irreparables, pasa a un servicio técnico avanzado que comprueba hasta que punto pueden ser reacondicionados. Si se disponen de piezas originales y consideran que el ordenador puede «revivir», lo repararán hasta dejarlo funcional. Se les hacen diversas pruebas de rendimiento para asegurarse de que funcionan perfectamente e incluso se les arreglan los desperfectos visuales como los rayones y otros detalles con el fin de que en apariencia se muestren nuevos.

MacBook

Si el MacBook no pasa alguna de esas pruebas, directamente se desecha y se lleva a reciclaje o se reutilizan las piezas que si puedan servir para otros equipos. Los que si que han pasado las pruebas son empaquetados y enviados a tiendas con el objetivo de servir como reemplazos para esos mencionados clientes cuyo ordenador ha sido catalogado como «irreparable», siendo en cierto modo un ciclo cerrado. Si esto se hiciera de forma individual con cada usuario, el tiempo de entrega del dispositivo sería mayor y de ahí que siempre tengan stock de estos ordenadores.

Otra de las partidas de este tipo de ordenadores que han sido puestos como nuevos se destinan a la tienda online de la compañía, aunque siempre en un apartado diferente al de los MacBook nuevos. Y como es evidente, su precio no es tan bajo como el de uno de segunda mano, pero si tienen un precio que es al final inferior al de los nuevos.

Aspectos clave en los que se diferencian

Llamamos MacBook nuevo a todo aquel portátil de Apple que, sea vendido o no a través de sus tiendas, procede directamente desde la fábrica sin haber sido abierto previamente. Si compras uno serás tu el primer usuario de ese equipo. Sin embargo los reacondicionados no cumplen esa condición de venir directamente de fábrica, aunque ello no implica que vayas a tener un MacBook usado como aquel que dice, ya que no son productos de segunda mano como los que podemos encontrar en aplicaciones y páginas web de compra-venta entre particulares. A continuación veremos algunos de los puntos clave que diferencian a estos dispositivos.

El embalaje no es el mismo

Un MacBook nuevo, como todo producto nuevo que se precie, viene empaquetado en una caja con sus plásticos de protección, guías para el usuario, accesorios y todo completamente embalado sin haber sido abierto nunca tras su salida de las fábricas. Además dispone de componentes totalmente nuevos que, salvo defecto de fabricación, funcionarán correctamente. A nivel estético también tienen una serie de indicativos que nos hacen saber que es nuevo, como una fotografía del dispositivo en la parte superior, aunque el estilo de esta foto varía en función del modelo.

Caja MacBook

En los MacBook reacondicionados de Apple nos encontramos con que también vienen empaquetados en cajas hechas por la propia Apple. Siguen siendo cajas de buena calidad que protegen al ordenador y que garantizan que esté completamente embalado y ajustado a su interior evitando que en el transporte sufra golpes y desperfectos. En su interior encontramos también las guías de uso y accesorios como el cable de carga y adaptador de corriente. Eso sí, estéticamente estas cajas suelen ser más sobrias, teniendo normalmente el nombre del equipo sin ningún tipo de distintivo gráfico como una fotografía. No es este uno de los puntos quizás más relevantes para decidir si comprarlo o no, pero resulta interesante saberlo.

No todas las piezas internas son nuevas

Entramos ahora si en un punto que cobra una mayor relevancia funcional que va más allá de lo estético. En un ordenador llegado de fábrica todos los componentes son nuevos, pero no ocurre lo mismo en los MacBook reacondicionados. Como hemos visto en el primer punto de este artículo, los equipos son plenamente funcionales por haber pasado por diferentes pruebas, aunque ello no siempre implica que todas las piezas sean nuevas.

Generalmente se cambia siempre la batería, aunque hay otros componentes como las pantallas, teclado y chasis que no siempre se cambian si se considera que están en buen estado. Hay más piezas internas como la memoria RAM, el disco de almacenamiento o los ventiladores que se suelen mantener. Aunque ocurre lo mismo que con los tres mencionados anteriormente, y es que si se detecta que no funcionan de forma correcta también se cambian. Es por ello por lo que no se puede decir que sean equipos nuevos, pero tampoco ello implica una desventaja si tenemos en cuenta que al final están preparados para rendir igual que uno nuevo.

bateria macbook

El stock puede ser una desventaja

Apple tiene líneas de producción abiertas todo el año o gran parte, todo ello con el fin de poder suministrar ordenadores tanto para sus tiendas físicas como online, así como a aquellas tiendas autorizadas para su venta. Cuando son equipos muy recientes si que suele haber un menor stock y más si se elige una configuración diferente a las estándar, pero no suele ser un problema normalmente. Sin embargo no hay stock fijo para los reacondicionados, debido a que no son ordenadores que salgan de fabricas y que tengan planificados, sino que van surgiendo sobre la marcha en función de los equipos que va recibiendo el departamento encargado de considerar si pueden ser o no aptos para su venta.

Otro punto a tener en cuenta es que no siempre encontrarás el modelo que deseas y con la configuración más apta para tus exigencias. En un modelo nuevo puedes elegir aspectos como el color, la memoria RAM o capacidad de almacenamiento. En los reacondicionados no se da esta circunstancia y te tienes que conformar con lo que hay. En ocasiones encontrarás un modelo que o bien se asemeje mucho a lo que buscas o que sea exactamente eso, pero al final no es algo que puedas solicitar por tu cuenta.

Acerca de la compra de estos ordenadores

Una vez sabidas las principales claves que separan a los MacBook nuevos de los reacondicionados toca conocer todo lo relativo al proceso de compra. Dónde y cómo comprarlo, que garantías se ofrecen o que tiempos de envío suelen tener. Todo ello lo veremos a continuación de una forma clara para que puedas resolver todas tus dudas.

Cómo y dónde se pueden comprar

Aunque es posible que no tengan stock en ese momento, puedes acercarte a una de las Apple Store físicas que tiene la compañía en varias ciudades de España y preguntar sobre estos equipos. Si tienen disponibilidad de ellos en la tienda o pueden tenerla pronto podrás realizar la compra desde allí. Sin embargo el método más recomendable de compra es a través de su página web de reacondicionados. En ese lugar podrás encontrar todos los MacBook que se venden reacondicionados, así como sus características técnicas y precio. Y, por supuesto, podrás desde ese sitio web realizar la compra para que llegue a tu domicilio (o donde quieras).

Web MacBook reacondicionados Apple

La forma de pago es la misma que con un producto nuevo, pudiéndo hacerlo mediante Apple Pay o introduciendo los datos de tu tarjeta de crédito o débito. Podrás además consultar si disponen en ese momento de financiación para pagarlo a plazos, algo que no siempre se mantiene. Así mismo debes saber que los tiempos de envío pueden variar dependiendo del lugar en que te encuentres y donde esté el ordenador, ya que no siempre se envían desde España. En cualquier caso no suele ser un plazo mayor de 7 días, teniendo a veces incluso opciones de envío en solo 24 horas.

¿Qué garantía tienen?

En este ámbito es posible despreocuparse porque es la misma garantía de un producto nuevo, ya que Apple también los aplica también a estos. En España esta garantía tiene una vigencia legal de 26 meses, la cual es dos meses más de lo que la Unión Europea establece como periodo mínimo legal. También la cobertura es la misma, cubriendo el mismo tipo de reparaciones que en un equipo nuevo y pudiendo acceder a programas de reparación o reemplazo gratuitos si se da la circunstancia de que un componente está defectuoso por razones ajenas a un mal uso.

También será posible contratar AppleCare+ como si fuese un equipo nuevo. Este es un seguro o garantía extendida que ofrece la compañía y cuya vigencia es de 24 meses. Esta cubre una serie de reparaciones que no vienen cubiertas por la garantía normal, ya sea ofreciendo algunas de ellas gratuitas o abaratando su coste. Podrás contratarlo en el momento en que realizas la compra o durante los 60 días posteriores a la compra del dispositivo.

Y es importante que tengas en cuenta todo lo que comentamos en apartado, dado que en la web de Apple y en otros lugares en el que figura información oficial se dice que la garantía es solo de 1 año. Tras haber consultado a Apple acerca del motivo por el que figuraba ese periodo, trabajadores de la compañía nos han confirmado los datos comentados previamente y alegan que el motivo de que aparezca ese periodo en sus informaciones se debe a que a nivel mundial ofrecen 1 año, pero luego lo ajustan al territorio y en el caso de nuestro país es un tiempo todavía de cobertura todavía mayor a lo que indican.

Entonces, ¿merece la pena comprar un portátil así?

Sí. A lo largo de este artículo hemos comentado lo más importante relativo a estos productos y salvo por el último punto, son ordenadores más que recomendados. El precio es más bajo, siendo ya un motivo de peso en muchas ocasiones, pero es que además estarás disfrutando de productos con piezas originales y nuevas en muchos casos y que si le sumas la garantía de 2 años lo convierte en una tentación.

MacBook Pro 2019

Si quieres ahorrar algo de dinero y has echado el ojo a un MacBook reacondicionado cuyas características sean acordes a tus necesidades, adelante. Podrás disfrutar de un gran equipo por muchos años con la certeza de que tratarán de ayudarte a resolver cualquier problema inesperado que surja. En cualquier caso, tendrás un periodo de devolución de 14 días por si en ese tiempo no crees estar satisfecho con el equipo.