Apple retrasa la limitación en el seguimiento publicitario en las aplicaciones infantiles

Es un hecho más que claro que cada vez que navegamos por internet estamos siendo monitorizados para que la publicidad se vaya adaptando a nuestras necesidades en ese momento. Apple no quiere que esto ocurra en las aplicaciones enfocadas a los más pequeños de la casa y es por ello que prometieron limitar este seguimiento por parte de terceros pero ahora han tenido que retrasarlo por culpa de los desarrolladores que no lo ven con buenos ojos. En este artículo te contamos todos los detalles de esta interesante medida que peligra por culpa del interés económico.

Desde Apple no quieren obligar a los desarrolladores a retirar los espacios publicitarios de sus aplicaciones, porque obviamente entienden que el sueldo de estas personas sale de ahí. Lo que quieren hacer es proteger la privacidad de los menores limitando el rastreo que hacen las apps para mostrar anuncios personalizados, algo que es de lógica pero que según una investigación de The Washington Post los desarrolladores no ven con buenos ojos.

Apple está empeñada en proteger la privacidad de los niños

Los rumores de que Apple quería implementar esta limitación se remontan a principios de año, pero ya en junio hicieron este cambio en las políticas de manera formal, empezando a aplicarse a partir de septiembre. Ahora se han visto obligados a retrasar esta medida oficialmente para dar tiempo a los desarrolladores a adaptarse a esta medida pero en ningún momento se plantean revertirla.

Niño iPad Apple

Toda esta polémica se ha generado por el siguiente texto en las normas que deben de seguir los desarrolladores a la hora de desarrollar sus aplicaciones:

Para ayudar a mantener la privacidad de los datos de los niños, las aplicaciones en la categoría de niños y las aplicaciones destinadas a niños no pueden incluir publicidad de terceros o software de análisis y no pueden transmitir datos a terceros. Esta directriz ahora se aplica para nuevas aplicaciones. Las aplicaciones existentes deben seguir esta directriz antes del 3 de septiembre de 2019.

Esta directriz según los desarrolladores terminará ‘matando’ las aplicaciones gratuitas ya que la principal fuente de ingresos de estas apps es la venta de datos para ofrecer publicidad personalizada. Para nosotros recopilar datos de los más pequeños como sus identidades o sus gustos es algo que debería de estar totalmente prohibido, ya que hacer negocio con esto es poco ético.

Los desarrolladores apuntan a que muchas aplicaciones deberán de desaparecer o pronto se dedicarán únicamente a desarrollar para adultos. Tachan esta decisión de algo incoherente y según recoge The Washington Post desde Apple deberían de exigir a las aplicaciones utilizar publicidad personalizada y permitir el uso de herramientas de análisis por seguridad algo que es incoherente por parte de los desarrolladores.

Antes de aplicar esta medida desde Apple ya intentaron contactar con los desarrolladores para que limitaran la publicidad inapropiada pero no consiguieron resultados. Es por esto que han tenido que obligar a los desarrolladores modificando las directrices de desarrollo para poder seguir en la tienda de aplicaciones.

Deberemos de ver finalmente cuándo Apple implementa esta medida que para nosotros es bastante acertada, pero obviamente hará perder mucho dinero a  los desarrolladores.