¿Merece la pena comprar un iPad para la universidad?

Muchos sois los que nos hacéis esta pregunta sobre el iPad en los 5×1 Responde y hoy os vamos a dedicar este artículo para sofocar vuestras dudas. Para empezar, y para que veáis la fiabilidad de este artículo, os diré que todo lo que os voy a contar es mi experiencia personal. ¡Vamos allá!

¿Me vendría bien un iPad para mis estudios universitarios?

La respuesta rotunda es un sí. Yo he estudiado una carrera y un máster y en ambos estudios lo he utilizado en absolutamente todas – o casi todas – las clases.

¿En qué ámbitos lo utilizaba más?

Durante el primer curso estuve tomando los apuntes a mano, como se ha hecho siempre, pero a partir de segundo año de carrera descubrí un mundo mucho más cómodo y eficiente.

¿Eficiente por qué? A mi nunca me ha gustado estudiar apuntes escritos a mano, es una manía particular. Me gusta estudiar mis apuntes pasados a ordenador, como se suele decir. Con lo cual, durante ese primer curso, tenía que hacer doble trabajo, ya que primero debía tomar los apuntes a mano y después pasarlos a ordenador.

iPad mini 4

Otra de las ventajas, a parte de tener medio trabajo hecho – sólo faltaba estudiar -, es el hecho de escribir mucho más rápido que a mano. Suele ser algo muy común perderse parte del contenido porque no da tiempo a escribir todo lo que están dictando los profesores mientras explican la materia.

¿A cuántos no os ha pasado, que al estar copiando, os perdéis parte de lo que estaba explicando? La típica pregunta de, ¿qué acaba de decir? Y por hacer esa pregunta ya te pierdes lo siguiente.

Pues para mi, estas serían las principales ventajas de utilizar un iPad en la universidad: Comodidad y velocidad de escritura.

También puedes utilizar un teclado

iPad teclado Logitech

Teclado Logitech Type +, vía Fundilandia

Bien es cierto que el iPad puede presumir de una velocidad en la escritura que otras marcas no tienen. Muchas tablets en el mercado tienen cierto lag cuando estamos escribiendo, con lo cual podemos tener problemas por perder contenido o que quede mal escrito.

Todos mis apuntes durante la carrera los he tomado con un iPad 2 y un iPad Air. Cuando cambié de uno a otro, noté mucha diferencia, ya que el Air era mucho más potente que el iPad 2, y eso se nota en la escritura. Aún así, cambié el iPad por temas de portabilidad. El Air era mucho más delgado y ligero y eso lo agradecía en el día a día.

Durante esos cuatro años de carrera probé con distintos teclados pero no me terminaban de convencer, así que optaba por escribir directamente sobre la pantalla. Mi iPad estaba esquipado con una Smart Cover de Apple, lo colocaba en horizontal, inclinado, y escribía perfectamente.

Lo bueno llegó en el máster. Ya con un iPsd Air 2 en mis manos, descubrí una funda de la compañía Logitech, en concreto el modelo Type+, que me dio la vida. En esta funda, el iPad va insertado y el teclado queda unido, por así decirlo. La conexión es mediante Bluetooth y la escritura es simplemente impecable. En cuanto a la duración de la batería de la funda es de meses. No vas a tener ningún problema por quedarte sin batería. Si quieres comprar una funda de esta compañía, te dejo este enlace.

Conclusiones finales

Definitivamente sí merece la pena adquirir un iPad para la universidad. Es un dispositivo muy portable que podrás llevar en tu mochila o incluso junto a tu carpeta.

Tus trabajos puedes redactarlos directamente en el iPad sin ningún problema, y gracias a las nubes, podrás compartido con tus compañeros. Además, y es algo que yo utilizaba, puedes imprimir tus apuntes si te gusta estudiar directamente en papel, como en mi caso.

Nos gustaría saber si tú utilizas un iPad en tus estudios y qué utilidades le das en tus jornadas. No olvides dejarnos dicha opinión o experiencia en los comentarios.