Cuidado con la última estafa con Apple que circula por ahí

Hoy en día tenemos muy sencillo saber qué aplicaciones acceden a los datos personales de nuestros iPhone, aunque al final esto no es determinante para estar cien por cien seguros. Al final seguimos siendo nosotros quienes decidimos a quién cedemos o no los datos y a veces las prisas o un despiste pueden ser fatales. Las estafas para hacerse con nuestros datos fingiendo ser Apple vuelven a correr por los inbox de correo electrónico. Te contamos de qué forma puedes prevenirlo.

Así es el engaño que puede poner en peligro tus datos

Hay una frase muy popular que dice que los clásicos nunca mueren y por desgracia parece que esto se aplica también a según que estafas llevadas a cabo por cibercriminales. El phishing, que es el nombre con el que se conoce al método usado para suplantar la identidad de otra persona o empresa, siguen a la orden del día. De entidades bancarias, de supermercados y, por supuesto, de compañías como Apple.

Recientemente se han reportado diversos casos en los que se recibe un correo electrónico, supuestamente de Apple, en el que se informa de una compra realizada en una de sus tiendas por un valor demasiado alto como para que el usuario se preocupe. Y sí, lamentablemente es una estafa. No es nueva, es verdad, ya que existe desde hace años y aunque parecía que últimamente ya habían cesado con este tipo de estafas por ser muy obvias, están volviendo a la carga con ello.

El objetivo de quienes emiten estos correos es que el usuario se asuste y piense que se le va a cargar esa cantidad de dinero a su tarjeta. Por ello añaden un enlace en el que se pide confirmar datos personales y de pago con el fin de poder cancelar la transacción. Este enlace lleva a una página que aparentemente se ve como la de Apple, aunque hay casos en los que el montaje es muy cutre.

A priori no pasa nada por abrir la página en sí, ya que si tienes tu dispositivo actualizado con los últimos parches de seguridad, podrá esquivar posible malware. El problema viene si se introducen los datos, ya que estos acabarán en manos de ciberdelincuentes que, entonces sí, aprovecharán tu tarjeta para realizar transacciones de todo tipo. Se puede dar de baja la tarjeta después y denunciar, claro, pero no tendrás asegurado poder recuperar el dinero que hayan gastado en tu nombre.

Los consejos para no caer en la trampa

Hay varias claves para detectar que se trata de una estafa, aunque por encima de todas se encuentra el sentido común. Debes saber que la compañía de la manzana nunca actúa de esta forma, ya que cuando realizas una compra te llega una factura, pero el procedimiento para realizar una devolución a Apple es bien distinto y nunca te pedirán por esas vías tus datos de pago para confirmar nada, ya que sería redundante si tenemos en cuenta que ya tienen esa información.

Algo que también te puede hacer sospechar es que el correo haya sido enviado a diferentes destinatarios, algo que por la Ley de Protección de Datos y políticas de privacidad de la compañía nunca se podría llevar a cabo. También la dirección desde la que procede el correo electrónico puede ser determinante. Y ojo, no te confundas con el nombre o el logotipo, fíjate en la dirección real en la que se encuentra el «@». Las cuentas oficiales de la compañía suelen acabar en «@apple.com» o @apple.es». También puede darse que sea @email.apple.com o similar, pero si el remitente tiene una dirección rara con muchos números y letras mezclados o es «@gmail.com», «@hotmail.com», «@outlook.com» u otro dominio utilizado para cuentas personales, desconfía.

Y ante esto último, si bien es cierto que se pueden enmascarar las direcciones, para asegurarte del todo es conveniente que reenvies dicho correo electrónico a cualquier otra cuenta. Una vez lo hagas, fíjate en la dirección que aparece en ese mensaje reenviado, ya que ahí figurará la dirección real del remitente, independientemente de que fuera o no enmascarada inicialmente.

Otro consejo que te damos para evitar que otras personas sean engañadas es que procedas a reportarlo a Apple. Para ello la compañía ha habilitado una cuenta especial en la que se solicita reenviar todas las estafas de este tipo. La dirección es reportphishing@apple.com, y solo tendrás que reenviar el mensaje original sin tener que añadir nada más.

¡Sé el primero en comentar!