La curiosa diferencia de GPU de los nuevos MacBook Air

La curiosa diferencia de GPU de los nuevos MacBook Air

Álvaro García M.

Hace ya una semana que Apple nos presentó sus primeros Mac con Apple Silicon, en concreto con el chip M1. Entre estos se encontraba el MacBook Air, el cual parte de dos precios diferentes en función de los núcleos de su GPU. Precisamente esta diferencia, más en comparación con el Mac mini y MacBook Pro, han llamado poderosamente la atención. Analizamos el motivo por el que existen estas dos versiones en el nuevo portátil de entrada de Apple.

En realidad, ambos MacBook tienen 8 núcleos

Empecemos por el principio. Si acudes a la página web de Apple observarás que hay dos versiones del nuevo MacBook Air con M1 disponibles para su compra. Uno parte de 1.129 euros y otro de 1.399 euros. En ambos casos se puede configurar 8 o 16 GB de RAM, así como ir ampliando el almacenamiento. Todo ello con su respectivo aumento de precio, pero lo curioso viene en que la primera versión tendrá siempre 7 núcleos de GPU mientras que la otra tendrá 8 núcleos. Y sí, independientemente de que se le añada más o menos RAM y almacenamiento.

Gracias a un interesante artículo de 9to5Mac hemos podido entender un poco mejor el motivo por el cual existe esta diferencia entre ambos modelos cuando en principio son la misma máquina. Es más, a efectos prácticos es casi inapreciable la diferencia entre uno y otro modelo.

MacBook Air - M1

Si bien es complejo explicar el proceso de fabricación de un chip como los de Apple, podemos intentar resumirlo gracias al mencionado artículo de 9to5Mac. Cuando se fabrican componentes tan pequeños como estos chips de 5 nanómetros, es realmente complicado que el proceso sea perfecto y por ello se recurre a un sistema conocido como chip binning o agrupación de chips en su traducción literal. Básicamente este proceso trata de evitar que se cuele alguna particula de contaminación por microscópica que pueda llegar a ser, ya que esto al final podría acabar afectando al rendimiento del dispositivo.

Si bien nunca hay un elemento concreto que se decida ‘sacrificar’ durante el proceso de fabricación, en el caso de Apple ha sido la GPU. La compañía ha pedido a TSMC (fabricante de los componentes) separar el octavo núcleo de este chip para garantizar la eficiencia completa del ordenador y venderlo en una versión recortada y a un mejor precio. No en vano esto supone también un ahorro de costes finales a la marca. Por tanto no se trata al final de dos chips diferentes, sino que ambos contienen 8 núcleos y uno se encuentra deshabilitado.

Es por ello por lo que, pese a tenerlos, Apple no dice que la versión básica tenga 7 núcleos. Aunque realmente no sea así, en términos reales solo van a estar funcionando 7 núcleos. Como decíamos en párrafos anteriores, al final la diferencia entre uno que tenga sus 8 núcleos activos y otro que no se nota realmente poco, ya que es casi inapreciable al ojo humano la diferencia de rendimiento.

Lo curioso de este caso es que los Mac mini y MacBook Pro con M1 también incorporan esta GPU, pero en sus casos no ha sido recortada. En estos equipos se tiene siempre la versión de 8 núcleos sin que exista una versión más reducida de precio.