¿Por qué Jony Ive se fue de Apple?

¿Por qué Jony Ive se fue de Apple?

Lucia Arias

El diseñador británico era una de las piezas más importantes de la compañía norteamericana, pero hace unos años su etapa en Apple acabó. Fueron muchos los rumores que hubo con respecto a su marcha, pero fueron varias las causas que llevaron a que se marchara de Apple. En este post te contamos las más importantes.

Estos son los motivos por los que se fue

Tras más de dos décadas diseñando para Apple, y siendo el encargado de diseños tan importantes como el iPod o el primer iMac de uso personal, Ive decidió separar su camino del de Apple. Se caracteriza por saber unir la visión de producto que tenía Apple, utilizando toda la tecnología que tenía a su alcance. Cuando trabajaba para Apple, se esforzaba en que todos los diseños se centraran en los detalles y fueran prácticamente perfectos. Esto hizo que se convirtiera en una de las piezas más importantes de la compañía, ya que llegó a desarrollar técnicas muy complicadas y costosas. Otra de sus obras cumbre fue el diseño del Apple Park, la sede de Apple en Cupertino.

Ive se caracteriza por ser muy perfeccionista y querer tener siempre diseños que sean bonitos y prácticos para el usuario al mismo tiempo, y muestra de ello están todos los productos que ha dejado en Apple con su sello personal. Además de los primeros diseños de dispositivos tan relevantes como el iPod o el iMac, fue él quien creó el iPhone, el móvil que cambió el panorama de los teléfonos, y el iPad, una tablet tremendamente completa, con un diseño muy sencillo y cómodo.

Jony y Steve

Una de las claves de la salida de Jony Ive comenzó a definirse tras el lanzamiento del Apple Watch. El reloj inteligente fue el primer producto de Ive tras la muerte de Steve Jobs y sirvió como desencadenante. Al mismo tiempo, los conflictos en la percepción del producto y su promoción se hicieron evidentes entre el diseñador y el equipo de marketing. Al fallecer Jobs, Jony además de ser responsable de diseño, pasó a serlo también de marketing.

Mientras Ive apostaba por seducir a la industria de la moda, los publicistas querían un Apple Watch enfocado a la actividad física. El roce entre ambos alcanzó su punto más fuerte durante el evento de anuncio del dispositivo. Jony quería una lujosa carpa blanca con un presupuesto de 25 millones de dólares, mientras que los expertos en márketing buscaban algo más tradicional, en línea habitual de la empresa. A Jony Ive tampoco le gustó la transición de Apple hacia una compañía de servicios.

Fueron varias las causas que hicieron que finalmente Ive decidiera irse de Apple, y sin duda resultó algo bastante chocante para todos los seguidores de Apple ya que hacían una muy buena unión y habían conseguido relanzar la compañía cuando en los años 90 no obtuvo el éxito esperado, pero el fallecimiento de Steve Jobs y el nuevo enfoque que le dieron los nuevos directores a Apple, hicieron que Jony no se encontrase cómodo y tomase la decisión de marchar.

¡Sé el primero en comentar!