Más allá del diseño: cambios del iMac de 2019 a 2021

El último iMac pequeño de Apple es el de 21,5 pulgadas lanzado en 2019, el cual fue sucedido por el iMac de 24 pulgadas en 2021. En diseño tienen diferencias evidentes, pero también en su interior encontramos cambios destacados. Incluso hay aspectos en los que ambos se parecen. Es por ello por lo que en este artículo repasamos todas las semejanzas y diferencias que encontramos entre los estos dos iMac de Apple lanzados en estas últimos años.

Tabla de especificaciones: iMac 21,5″ vs iMac 24″

En cada comparativa que hacemos, solemos decir algo similar con respecto a las especificaciones en bruto de los dispositivos. ¿Son determinantes? En absoluto porque hay mucho que contar de la experiencia de uso en el día a día. ¿Entonces, no se deben tener en cuenta? Tampoco, ya que es importante conocer qué es lo que se ofrece sobre el papel en estos iMac. Debemos decir también que en la siguiente tabla figuran todas las especificaciones y configuraciones posibles que tienen estos ordenadores, pese a que en el caso del modelo de 2019 se fueron retirando algunas con el paso de los años.

imac 21,5 vs 24 pulgadas

EspecificacionesiMac (21,5" 2019)iMac (24" 2021)
Colores-Plata-Plata
-Azul
-Verde
-Rosa
-Amarillo
-Naranja
-Púrpura
Dimensiones-Alto: 45 cm
-Ancho: 52,8 cm
-Fondo: 17,5 cm
-Alto: 46,1 cm
-Ancho: 54,7 cm
-Fondo: 14,7 cm
Peso5,48 kg4,48 kg
Procesador-Intel Core i3 de 4 núcleos
-Intel Core i5 de 6 núcleos
-Intel Core i7 de 6 núcleos
M1 (Apple) con RAM integrada, CPU de 8 núcleos (4 de rendimiento y 4 de eficiencia), GPU de 8 núcleos y Neural Engine de 16 núcleos
Memoria RAM-8 GB
-16 GB
-32 GB
-8 GB (integrada en el procesador)
-16 GB (integrada en el procesador)
Capacidad -256 GB SSD
-512 GB SSD
-1 TB SSD o FUSION DRIVE
-256 GB
-512 GB SSD
-1 TB SSD
-2 TB SSD
PantallaPantalla Retina 4K (LED) de 21,5 pulgadas con un brillo de hasya 500 nitsPantalla Retina 4,5K (LED) de 24 pulgadas con un brillo de hasta 500 nits y tecnología True Tone
Resolución4.096 x 2.3044.480 x 2.520
Gráficos-AMD Radeon Pro 555X con 2 GB de memoria GDDR5
-AMD Radeon Pro 560X con 4 GB de memoria GDDR5
-AMD Radeon Pro Vega 20 con 4 GB de memoria HBM2
Integrados en el procesador
CámaraLente de 720p HDLente de 1.080p HD con procesador de señal de imagen
Audio-2 altavoces estéreo
-1 micrófono
-Toma de auriculares de 3,5 mm
-6 altavoces estéreo de alta fidelidad con cancelación de fuerza en los woofers
-Tres micrófonos con calidad de estudio, alta relación señal/ruido y tecnología direccional beamforming
-Toma de auriculares de 3,5 mm
Conectividad-WiFi 802.11ac
-Bluetooth 5.0
-WiFi 802.11ax (6ª generación)
-Bluetooth 5.0
Puertos-2 puertos USB-C compatibles con Thunderbolt 3
-4 puertos USB-A
-1 puerto Gigabit Ethernet
-Lector de tarjetas SDXC
-2 puertos USB-C compatibles con Thunderbolt 4
-1 puerto Gigabit Ethernet (en el alimentador)
Sistemas biométricosNinguno-Touch ID (en el Magic Keyboard)

Diferencias de diseño más que evidentes

Basta con ver simplemente alguna de las dos fotos que hemos puesto en este artículo para apreciar que existen diferencias entre ambos dispositivos. Apple ha mantenido una misma línea estética para esta gama de ordenadores durante prácticamente una década, por lo que el cambio en el iMac de 2021 ha sido muy celebrado. Aunque como es lógico, al final cada uno tendrá su opinión y podrá gustarle más uno u otro, ya que es un punto tremendamente subjetivo.

Elegante plata frente a un acoiris

Del iMac de 21,5 pulgadas podemos encontrar un solo color principal: el plateado. Tanto en la parte trasera como en su peana vemos como mantiene ese color metalizado, con la distinción del logo de Apple a una escala considerable en el centro con un color que realmente dependerá de la luz que le incida por hacer un cierto efecto espejo. En el frontal lo que encontramos es principalmente la pantalla rodeada de unos bíseles negros con un tamaño pronunciado y una barbilla inferior en el que el color plata vuelve a estar presente con otro logotipo de la manzana con mismo efecto espejo, pero con un tamaño más discreto.

imac 21,5 vs 24

En el iMac de 24 pulgadas nos encontramos con que en cierto modo comparten una idea de diseño frontal, pero se aleja totalmente en los laterales y la trasera. Los siete colores en los que está disponible no son exactamente los mismos, ya que en la parte trasera encontramos un color más vivo que se ve menos intenso en el frontal. Precisamente en esta parte delantera encontramos otros cambios como que los bíseles se ven reducidos y son ahora de color blanco. La barbilla si que mantiene ese color más apagado que comentabamos, pero con un tamaño inferior al modelo de 21,5 y con el logotipo de Apple inexistente, el cual solo aparece en la parte trasera con un efecto espejo que en esta ocasión tiende más a tener el color escogido para el ordenador.

El grosor del iMac 2021 sorprende (para bien)

Si por algo destaca el nuevo iMac de 24 pulgadas es por ser completamente plano en todas sus aristas: parte delantera, trasera y unos laterales completamente rectos con esquinas curvadas que emulan al diseño de los nuevos iPad y iPhone. Su grosor de tan solo 1,15 centímetros y teniendo en cuenta que pese a ello alberga todos los componentes en este unibody, se ve como un ordenador sumamente avanzado en diseño.

grosor lateral imac 21,5 imac 24

El estilo clásico del modelo de 21,5 pulgadas hace que su delantera sea también plana, como sus laterales que también son planos e incluso más delgados que los del iMac de 24. Eso sí, tiene trampa esto porque en la parte trasera si que encontramos una curva a modo de chepa que hace que al final el grosor del dispositivo se vea aumentado hasta los 17,5 centímetros desde su parte más gruesa.

También en peso mejora el ordenador

Es cierto que un iMac no es un portátil que llevemos a todas partes y sea vital tener un peso equilibrado, pero no por ello es menos apreciable que el iMac lanzado en 2021 tiene un peso de tan solo 4,48 kilogramos. Esta es una diferencia de 0,96 kilogramos que si que se nota a la hora de mover o transportar el ordenador. No es algo determinante como decimos, pero al menos resulta curioso como se ha conseguido optimizar este aspecto.

Un alimentador multiusos en el nuevo Mac

Otro elemento que consideramos relevante para el diseño general de estos iMac es la fuente de alimentación. En el modelo más antiguo la encontramos integrada dentro de la CPU, tras la pantalla, siendo una de las culpables de que ese ordenador tenga chepa. Sin embargo en el modelo más reciente se ha incluido esta fuente a modo de transformador externo con un diseño en idéntico color al del iMac y con cierto parecido al alimentador que se utiliza para cargar los MacBook.

alimentador imac 24 2021

Precisamente este alimentador del iMac más moderno es considerado multiusos por ser el que tiene el puerto Ethernet, ya que por el diseño que tiene el cuerpo del ordenador fue imposible añadirlo en su parte trasera junto al resto de puertos. De este saldrán los cables trenzados hacia el ordenador, siendo estos otra novedad que hacen que la durabilidad del cable sea mayor que la del modelo anterior.

Rendimiento general con estos ordenadores

El ordenador tiene que entrar por los ojos como hemos visto en el anterior apartado de diseño, pero no cabe duda de que el factor fundamental es su desempeño en el uso diario. De primeras avanzamos que ambos son ordenadores con buen rendimiento, ya que son equipos de alta gama, aunque no estén enfocados a las más altas exigencias de uso profesional.

Acerca de su memoria RAM

Ocurre algo curioso con respecto a las capacidades de memoria RAM de ambos dispositivos. Lo primero que debemos decir es que, a diferencia de lo que ocurre en otros modelos como el de 27 pulgadas, en estos no se puede ampliar la RAM de forma sencilla. En el caso del iMac de 21,5 pulgadas, esta va integrada en la placa y habría que desmontar el ordenador para hacerlo, por lo que solo técnicos autorizados pueden acceder a ello. En el caso del iMac de 24 no hay posibilidad alguna al ir ya integrada en el propio chip M1 del dispositivo.

Ahora bien, ¿por qué uno alcanza los 32 GB y otro solo 16 GB? Pues lo cierto es que puede ser un dato engañoso porque no son equiparables del todo. El hecho de que el modelo de 24 pulgadas tenga un procesador desarrollado por la propia Apple e incluso este integre la RAM, hace que el rendimiento sea mucho más eficiente que en el de 21,5 pulgadas que tiene un procesador de Intel y la RAM aparte. Aunque recalcamos que no son comparables, en cierto modo podríamos decir que los 16 GB del modelo de 2021 son equiparables a los 32 GB del de 2019.

En usos más comunes y sencillos

Tanto el chip M1 del modelo de 24 pulgadas como cualquiera de los Intel del de 21,5 son más que suficientes para la ejecución de tareas que consideramos como sencillas. Aquí algunas de las más habituales:

  • Utilizar aplicaciones ofimáticas
  • Navegar por internet
  • Reproducir contenido multimedia (audio, foto o vídeo)
  • Gestionar agenda y calendario
  • Envío y recepción de emails

macos imac intel y imac m1

Teniendo en cuenta que esas tareas exigen poco al ordenador, podríamos decir que cualquiera de ellos servirá a la perfección si esos van a ser los cometidos principales que se van a llevar a cabo. En el modelo con chip M1 se realizarán de una forma más rápida, pero tampoco es una diferencia muy evidente y que cambie por completo la experiencia. Eso sí, debemos hacer una mención especial en reproducción de vídeo en favor del modelo de 2021, ya que su panel 4,5K muestra una mejor calidad que el 4K del de 2019 (aunque tampoco es una diferencia abismal).

En tareas más pesadas

Aquí es donde ya encontramos las diferencias más importantes entre estos equipos. Ya de primeras los chips Intel elegibles para el iMac de 21,5 no son los más enfocados a usos continuos de tareas exigentes, aunque pueden con ello y más si se elige una RAM de al menos 16 GB. Ahora bien, la diferencia con la eficiencia del chip M1 es bastante reseñable. Algunas de las tareas a las que nos referimos son estas:

  • Edición de vídeo a nivel profesional
  • Renderizado de elementos gráficos
  • Retoque fotográfico con apps enfocadas a ello
  • Uso de varias aplicaciones potentes al mismo tiempo
  • Procesamiento de documentos muy grandes
  • Utilización de máquinas virtuales

Final Cut iMac

Si el uso que se va a hacer del Mac incluye esas o algunas otras tareas que exijan de buena potencia del procesador, a buen seguro que la diferencia entre el chip M1 y los Intel harán decantar la balanza en favor del primero de ellos. El iMac de 2021 es un equipo que, sin estar enfocado al público más profesional, acepta a un buen porcentaje de usuarios exigentes que busquen realizar esos procesos de forma muy dinámica, sin cortes y de la forma más rápida posible. Los iMac 2019 con Intel se quedan muy cortos en el rendimiento que ofrecen en estas tareas, pese a que esporádicamente pueden también ser útiles para ese cometido.

Ventilación y control de temperatura

Este es otro punto donde la diferencia entre uno y otro se hace realmente grande. Sorprendentemente la placa del iMac de 24 pulgadas ocupa solo un pequeño espacio situado justo detrás de su barbilla. Ahí encontramos también dos pequeños ventiladores que ayudan al control de temperatura. Mientras en el modelo de 21,5 pulgadas encontramos una placa que ocupa gran parte del cuerpo del dispositivo, con un gran ventilador en el centro que ayuda al control de temperatura.

imac por dentro

El hecho de que los ventiladores del modelo más reciente sean más pequeños y entren menos en funcionamiento (siendo además tremendamente silenciosos) habla más bien que mal del dispositivo. Su procesador es altamente eficiente y se mantiene en temperaturas más que aceptables incluso cuando se ejecutan tareas de envergadura. Esto es algo que no se puede decir de los Intel, los cuales tienden a calentarse con mayor facilidad, haciendo que ni siquiera su ventilador de mayor tamaño sea capaz a veces de hacer bajar la temperatura interna.

Ambos comparten software, aunque con matices

Ambos Mac son compatibles con las últimas versiones de macOS y de hecho lo seguirán siendo durante años. De media, Apple suele terminar de dar soporte vía software a sus Mac con una media de hasta 7-8 años. No sabemos si en el caso de los que tienen procesadores propios como el iMac de 24 pulgadas será todavía mayor, pero en cualquier caso no parece ser un problema para ninguno.

Independientemente de como ejecuten las aplicaciones ambos ordenadores, hay que decir que a día de hoy no todas las aplicaciones están optimizadas para el M1, algo que no ocurre en el modelo con Intel. Esto es debido al tipo de arquitectura ARM que monta ese procesador de Apple, aunque lo cierto es que son cada vez más los desarrolladores que han adaptado sus aplicaciones. Y para paliar la ausencia de los que no se adaptaron aún, Apple integra un traductor de código bajo el nombre de Rosetta 2 que hace que la mayoría de ellas puedan correr bien, aunque en tema de videojuegos es donde se encuentra mayor incompatibilidad incluso mediante este sistema.

macOS Big Sur botones

Algo similar ocurre si se quiere instalar Windows, algo fundamental para muchos profesionales que necesitan hacer uso de algunas de las herramientas solo disponibles en el sistema operativo de Microsoft. Precisamente esta compañía no ha adaptado todavía su software a la arquitectura ARM, por lo que no es posible instalarlo en una partición del disco mediante Boot Camp como si ocurre con el iMac de 21,5 pulgadas con chip Intel. La virtualización de este sistema en los M1 ha comenzado hace poco mediante algunas apps muy conocidas como Parallels, pero sigue sin ser lo más óptimo.

Si tienes el iMac 2019, ¿merece la pena el de 2021?

Esta decisión depende de muchos factores. El económico es importante, ya que el iMac de 24 pulgadas parte de 1.449 euros en su versión más básica (el de 21,5″ ya no se vende oficialmente). Sin embargo hay otros aspectos a tener en cuenta en relación a la exigencia que hagas de tu equipo. Si estás contento con el iMac de 21,5 y te sirve para las tareas que ya ejecutas, probablemente no te merezca la pena el cambio al estar ante un ordenador que sigue teniendo mucha vida útil por delante.

Sin embargo, si notas que tu equipo se queda ya corto para algunas acciones o tienes previsto comenzar una actividad más exigente, el modelo de 24 pulgadas te va a cubrir gran parte de esas necesidades mucho mejor de lo que lo hace el otro. Si además a nivel de diseño te gustan los cambios realizados, será una compra acertada y que te proporcionará también un equipo de uso profesional y personal para muchos años.

¡Sé el primero en comentar!