Sácale el máximo partido al Dock con estos atajos

Sácale el máximo partido al Dock con estos atajos

Alex Hidalgo

Cuando el CEO de Apple, Steve Jobs compró Next en 1996, el futuro y la integración de los Mac con los usuarios cambio de forma sustancial debido a que el Dock se convirtió en uno de los elementos más icónicos y característicos de los dispositivos de Apple hasta la actualidad. Por ello, en este post te traemos una serie de atajos para sacarle el máximo partido.

Atajos para el Dock

El Dock es una barra que aparece de forma predeterminada en la parte inferior del Mac y que viene con unas aplicaciones predeterminadas que puedes adaptar en función de tus gustos o necesidades. En esta, puedes acceder a diferentes programas como Finder, AppStore, Papelera, Safari y Launchpad, entre otros. A continuación vas a ver algunos de los atajos con el objetivo de que seas mucho más productivo y eficiente en el Mac y que pueda ahorrarte pasos intermedios para desarrollar una determinada acción. Los atajos son los siguientes:

  • Comand + Clic pulsado: extraes la app de Dock.
  • Option + clic pulsado: si tienes abierta una ventana y quieres volver a la pestaña anterior, con el mouse pulsas sobre la aplicación que se encuentra en el Dock y realizas este atajo de teclado.
  • Option + Command + Clic sobre el icono de la aplicación, que minimiza todo lo que tengas abierto en pantalla y abre la app pulsada.
  • Comando + Clock sobre la aplicación de dock para que aparezca preferencia de sistema de la app
  • Comand + barra de espaciado: aparece el Spotlight y si ponemos Dock nos vamos a preferencias de Dock.
  • Command + M:minimizar la aplicación en la que nos encontramos
  •  Option + Command + D: ocultar o mostrar el Dock.
  • Mayús + Control + Command + T: añadir un archivo o carpeta que tengamos seleccionado al Dock.
  • Botón derecho de ratón / Control + hacer clic en el separador de Dock: abrir el menú de Dock:
  •  Control + F3 (presionando la tecla fn): acceder al Dock:
  • Forzar el cierre de una aplicación de Dock: option + Flecha hacia arriba.
  • Enter: abrir aplicación de Dock en la que se encuentra en ese instante.
  • : command + Enter: abrir aplicación de Dock en el Finder
  • Command + Option + Enter: ocultar todas las aplicaciones y ventanas excepto en la que nos encontramos
  • Comand + M: minimiza la aplicación que estamos trabajando y se desplaza hacia el Dock.
  • Option + Command + D: oculta el Dock.
  • Command + Enter: abrir la aplicación de Dock en el Finder.

Dock MacBook Air

Atajos avanzados

Ahora vamos a ver algunos atajos avanzados que permiten ser más eficiente con el Dock y fluir en él de forma mucho más satisfactoria. Para activar estas funciones, tienes que irte a Preferencias del sistema y en la sección de teclado activar la opción de combinación de teclas. Acto seguido, en la columna de la izquierda, selecciona la opción de “teclado”. Los atajos avanzados son los siguientes:

  • Añadir una web al Dock: desde Safari o a través del buscador predeterminado, seleccionas la web y la arrastras al Dock.
  • Control + Mayúsculas + Comand +T: añade un elemento asociado al Dock.
  • Cambiar la posición de una aplicación: mantener pulsado la tecla de option y desplaza la App hacia la derecha o izquierda con las teclas de dirección.
  • Cambiar la posición de una aplicación en el Dock: mantener pulsada la tecla Option y desplazar la aplicación de izquierda a derecha con las flechas de desplazamiento.
  • Abrir el menú de una aplicación Dock: flecha hacia arriba
  • Saltar a una aplicación específica de Dock: presionar la primera letra de la aplicación hasta llegar a la que queremos abrir en el caso de que más de una comience por la misma letra.
  • Con esta serie de atajos básicos y avanzados podrás sacar todo el partido al Dock, cuyo resultado es una mayor integración con la forma de trabajar que tiene macOS. Este sistema operativo puede parecer complejo al inicio si vienes de un equipo Windows, pero una vez que adquieres las destrezas con los comandos y atajos, la experiencia de usuario será más que notoria. Recuerda que no tienes que aprenderte los atajos de memoria, sino que lo mejor es apuntarlos en un papel y aplicarlos en los momentos que requieran su uso. Poco a poco verás que tu fluidez con el Mac aumenta considerablemente.

¡Sé el primero en comentar!