El Magic Keyboard 2 para iPad podría resolver algunas carencias

El Magic Keyboard 2 para iPad podría resolver algunas carencias

Álvaro García M.

Hace poco más de un mes que Apple puso a la venta el esperado Magic Keyboard con trackpad para los iPad Pro de 2020 y 2018. Sin embargo la compañía de Cupertino estaría ya pensando en la próxima generación de este teclado, incorporando novedades y corrigiendo algunas carencias del actual modelo. Estas podrían sacarse de una patente publicada tres años antes de que se lanzase la actual primera versión.

Patente de 2017 podría dar pistas del Magic Keyboard 2

Es habitual que grandes compañías como Apple trabajen a largo plazo, pensando mucho en dispositivos que sacarán en periodos de entre 1 y 5 años. Esto se demuestra en muchas ocasiones por las patentes que registran, las cuales indican ideas que barajan aunque algunas de ellas nunca lleguen a ver la luz. De hecho es habitual ver decenas de patentes a lo largo del año y que luego un buen porcentaje de estas se quede en el tintero sin llegar a transformarse en un producto nunca.

El Magic Keyboard, pese a su alto precio en comparación con otros teclados para iPad, es un excelente artilugio con el que aprovechar todas las bondades añadidas al cursor desde iPadOS 13.4. No obstante tiene algunas pegas como el hecho de no poderse doblar sobre el propio iPad y usarlo en modo tableta. Este aspecto es uno de los que podría cubrir en próximas generaciones en base a lo que ya la compañía tenía pensado para la primera generación, tal y como indica una patente de 2017 en la que se describe este producto de la siguiente forma:

Patente Magic Keyboard

«Un dispositivo accesorio que puede incluir un primer segmento acoplado a un segundo segmento a través de un primer conjunto de bisagra. El accesorio puede incluir un tercer segmento acoplado al segundo segmento a través de un segundo conjunto de bisagra de modo que el segundo segmento se coloca entre el primer y el tercer segmento. El dispositivo accesorio se puede disponer entre una configuración cerrada y una configuración de un soporte que soporta el dispositivo electrónico portátil en un ángulo de visión. En la configuración de soporte, el segundo segmento puede estar en un ángulo agudo con respecto al primer segmento para desplazar el centro de gravedad del sistema hacia el centro. El tercer segmento puede suspenderse por encima del primer segmento e inclinarse hacia afuera. Los conjuntos de bisagras del sistema pueden ser suficientemente rígidos para soportar el peso del dispositivo electrónico.»

En ese texto, que en cierto modo suena redundante pero que es un vocabulario habitual en estos documentos, se describe a la perfección lo que es el Magic Keyboard para iPad, pese a que no se menciona directamente este nombre en ningún momento. Las imágenes que acompañan al documento demuestran también que se trata de este accesorio y que el proceso de creación tuvo mucho tiempo de desarrollo detrás.

Podemos extraer varias diferencias de lo que se pensó hace tres años con esta patente a lo que hemos visto recientemente. Una de ellas es la ranura en la que poder introducir el Apple Pencil. Recordamos que por aquel entonces el único stylus de los iPad era el de primera generación, el cual se cargaba mediante lightning conectado a la propia tablet y no había otra manera de unirlo a este. Probablemente esta era una buena idea antes de que la compañía lanzase el Apple Pencil 2, el cual ya se puede transportar imantado a la parte superior del iPad, además de cargarse también de esta forma.

Otros medios como Patently Apple, quienes descubrieron ahora esta patente, también afirman que esta primera idea del Magic Keyboard para iPad podría servir para extraer ideas en la segunda generación. En cualquier caso entendemos que no habrá una variación muy grande respecto a la actual, la cual ya parece muy pulida salvo detalles como el ángulo de inclinación.