Esta función del coche de Apple te podría ahorrar un buen susto

Esta función del coche de Apple te podría ahorrar un buen susto

José Alberto Lizana

El Apple Car es sin duda uno de los proyectos más interesantes que tiene la compañía ahora mismo entre manos. Sumergido en un mar de incertidumbre no se sabe muy bien el progreso ni el estado del mismo. Lo que si se conocen son las patentes que se están registrando sobre las posibles tecnologías que incluiría indicando que sigue estando vivo el Proyecto Titán. En este artículo te contamos la última patente registrada en este sentido.

El Apple Car detectaría la rotura de cristales

Uno de los grandes miedos que tenemos los conductores cuando vamos circulando con el coche es que se rompa la luna delantera o alguno de los cristales. Por desgracia en las carreteras podemos encontrar diferentes residuos como piedras que pueden colisionar con el cristal provocando diferentes grietas que a simple vista es posible que no se vean. Como decimos, las piedras que colisionan contra el cristal pueden provocar grietas muy pequeñas o algo mucho más grave. Todo depende del tamaño del objeto en concreto y de la velocidad que se lleve.

Estas grietas que se presentan en los cristales pueden pasar desapercibidas pero el problema llega cuando hay otra colisión y esta grieta va a más. Es por ello que en una patente que se le ha otorgado a Apple, se presenta un sistema que detecta las roturas de cristal de un vehículo. La patente titulada ‘Sistemas para detectar grietas en las ventanas’ se aplica en un primer momento a los coches. Pero también se podría extrapolar a otras situaciones como el ámbito doméstico.

Patente roturas cristales apple

En la patente se plantea que la ventana tenga una capa de bloqueo de luz infrarroja unida a una capa conductora en la parte superior junto a un circuito de control. Este circuito podría aplicar diferentes corrientes eléctricas que tendrían dos funciones: calentar los cristales (ideal para cuando se empañan) y realizar mediciones de resistencia. Cuando existe una rotura en el vídrio se crea una brecha también en esta capa que hay acoplada al cristal. El sistema de control podrá detectar que hay algo que no funciona del todo bien ya que no podrá transmitir energía de manera lineal. Gracias a la presencia de múltiples regletas se crea un mapa de resistencia en la superficie de vidrio para determinar tanto la posición de la rotura como la gravedad de la misma.

De esta manera el conductor podrá saber en todo momento si la luna de su vehículo tiene alguna fisura y exactamente la posición de la misma. Así se podrá desplazar a un taller para poder repararla cuando antes con el objetivo de evitar que se pueda extender la grieta y la reparación salga más cara o incluso se termine de romper provocando daños nefastos.

Estado del Proyecto Titán

Como hemos comentado al principio, hay bastante incertidumbre con respecto al Proyecto Titán. Algunos informes arrojaban datos claros de que Apple había decidido cancelar su propio coche autónomo y seguir desarrollando el software para otras marcas. De momento lo que tenemos en diferentes vehículos de otras marcas es CarPlay pero esto no se podrá comparar con un software que convierta un vehículo con los sensores necesarios en totalmente autónomo.

coche de Apple concepto

Pero otros datos apuntan a algo totalmente contrario. Lo que está claro es que están trabajando de manera intensa para poder desarrollar nuevas tecnologías como esta de detección de roturas. Sin duda se puede extrapolar a la idea de que están creando su propio software para venderlo al mejor postor y crear coches autónomos y más inteligentes. Pero como siempre ocurre las patentes