QuickTake, la cámara digital de Apple que fracasó

QuickTake, la cámara digital de Apple que fracasó

José A. Lizana

Pese a que Apple es reconocida por productos icónicos como el iPhone, iPad o Mac lo cierto es que en su pasado alberga otros muchos equipos que han caído en el olvido. Uno de ellos fue su primera cámara digital, bautizada como QuickTake, que por desgracia fue un auténtico desastre en ventas. En este artículo rescatamos este olvidado producto de Apple para que puedas conocer todos sus detalles y el posible motivo de su fracaso.

El objetivo de QuickTake en el mercado

La primera cámara QuickTake 100 se exhibió por primera vez en el Tokyo MacWorld el 17 de febrero de 1994, lanzándose al mercado de manera definitiva el 20 de junio de ese mismo año. En esta fecha las cámaras digitales estaban muy centradas en el público profesional y no en el uso doméstico. Apple quiso cambiar esto con esta cámara que recibió buenas críticas por su fácil uso, ya que no requería ningún tipo de conocimiento para su uso. En un primer momento se requería tener un Mac para ir exportando todas las fotografías. Junto a la cámara digital se lanzaron también cables especiales y un software compatible con Mac OS.

quicktake 100

A los pocos meses, Apple quiso expandirse a todos los usuarios con el lanzamiento de un modelo de cámara que también fuera compatible con Windows. Ambas QuickTake 100 eran idénticas en lo que respecta al hardware cambiando únicamente el software. De este modo cualquier persona no profesional podría hacer uso de esta cámara y tener acceso a la fotografía digital. En este software se incluían también algunas opciones de edición básicas como el recorte para tener un resultado más personalizable a la hora de exportarlo.

Las características de la primera QuickTake 100

La primera QuickTake 100 era bastante rústica en comparación con los modelos que tenemos hoy día. Integraba un flash con un alcance de 2,7 metros pero debidoa  su lente de 50 mm no se podía hacer uso de un zoom para centrar mejor la imagen. La abertura varía entre el f/2.8 y el f/16, equivalente a la norma ISO 85. 

QuickTake 100

La mayor limitación que tenía sin duda radicaba en su memoria interna. Esta únicamente  capaz de almacenar 8 fotografías con una resolución 640×480, o 32 fotos con resolución 320 x 240 en un almacenamiento de 1MB con una profundidad de color de 24 bits. Es por ello que se obligaba siempre a tener a mano un ordenador con el software necesario para ir sacando las imágenes. Esto es debido a que no se podía hacer una eliminación desde la propia cámara al no contar con los controles necesario ni la previsualización de todas las imágenes que se hubieran tomado. El usuario nunca podría saber claramente como había resultado una fotografía haciendo que fueran muy similares a cámaras de carrete. La única pantalla estaba en la parte posterior y se utilizaba para realizar controles en el flash y también para tener información de la cantidad de fotos que se podían hacer.

El precio también era un problema ya que salió al mercado por 749 dólares. Este sin duda no era accesible para la gente ‘normal’ y no profesional y fue una de las causas también de su fracaso. Pero al tratarse de una cámara revolucionaria y que se vendía de manera limitada, este precio debía ser elevado.

Los modelos sucesivos

En mayo de 1995 Apple apostó por un nuevo modelo denominado QuickTake 150. Esta no incluía grandes cambios ya que contaba con el mismo hardware que el modelo 100. Lo único que cambió fue la tecnología de compresión de imágenes pudiendo capturar ahora 16 imágenes de máxima calidad y 32 de calidad media. Junto a esta Apple ofreció diferentes accesorios como una lente de primeros planos teniendo un rango de enfoque de 36 cm. Además también apostó por un estuche de viaje o un paquete con pilas de respuesto. El preció bajo de este modo a los 700 dólares haciéndolo más accesible a los usuarios.

QuickTake 150

El 17 de febrero de 1997 Apple quiso apostar por un cambio en el hardware con el lanzamiento de la QuickTake 200 fabricada por Fujifilm. Se incluyó al fin una pantalla en la parte posterior de 1.7 pulgadas que permitía visualizar todas las imágenes que habías capturado. Además también se podía personalizar las diferentes formas de realizar fotografías. Se podía pasar entre un enfoque de primera plano, retrato o estándar. Todo esto se complementaba con varios controles de paertura y enfoque que hacía que el usuario personalizase de manera profesional sus instantáneas. Se pasó también a tener una abertura focal de f/2.2 a f/8. El preció volvió a bajar de manera drástica hasta los 600 dólares, en un movimiento desesperado por vender más unidades.

QuickTake 200

El fin de la fabricación de la Apple QuickTake

Con 3 años en el mercado, Apple puso observar que la cámara QuickTake no tuvo el efecto esperado en el mercado. Fueron muchos los intentos que hicieron para poder resucitarla y que funcionara de manera correcta. Como hemos comentado la fabricación se fue alternando entre Fujifilm, Kodak, Canon y Nikon. Pero este fue al final uno de sus grandes problemas, ya que estos fabricantes tenían prestigio en el mercado de las cámaras digitales. Es por ello que estas no querían que Apple brillara haciendo que los usuarios tendieran por alguna de estas marcas dejando de lado a Apple. La imposibilidad de Apple de ser totalmente independiente sin duda fue un error pero está claro que querían estar dentro de este mercado aunque la estrategia fuera errónea. Estas empresas tenían acceso al hardware y software de Apple pues eran sus fabricantes. Y esto hacia que se adelantaran lanzando modelos mejores y más económicos, haciendo que Apple quedara en la sombra.

quicktake 200

Fue Steve Jobs el que se dio cuenta de todos estos problemas cuando volvió a la empresa en el año 1997. Sus primeras decisiones como CEO se centraron en reconducir la Apple que había dejado para centrarse en la venta de ordenadores personales. Es por ello que fue responsable de cancelar la fabricación y la venta de las cámaras QuickTake. Sin duda Apple ha debido de aprender de estos errores para el futuro como hemos visto centrándose en una línea de negocio muy concreta destacando productos muy concretos. El hecho de que se abran a producir otros productos es ahora mismo bastante inusual, y siempre van con pies de plomo. Sin duda fracados como la Apple QuickTake ha marcado lo que es ahora la compañía de la gran manzana. Aunque Apple ha querido rendir homenaje a esta función en sus iPhone, siendo ahora QuickTake una función en sus cámaras.