Comparativa Magic Mouse y Magic Trackpad por si no sabes con cual quedarte

El Magic Mouse y el Magic Trackpad son los dos accesorios más populares para Mac y últimamente también en iPad por su compatibilidad. Uno es un ratón y otro un trackpad, lo que ya da idea de ser dos accesorios totalmente distintos, aunque al final ambos persiguen el mismo objetivo. En este artículo comparamos la experiencia de uso de uno frente a otro, así como analizar sus diferencias que ofrecen.

¿Para que sirven estos accesorios?

Cómo decíamos anteriormente, el objetivo de ambos dispositivos es el mismo: poder manejarse por la interfaz de macOS o iPadOS. En el último caso siempre tendremos opciones de movernos con un stylus o con nuestros propios dedos, pero en un Mac son accesorios totalmente imprescindibles para su uso. Siempre se puede escoger otro ratón u otro tackpad o incluso no necesitarlos si se trata de un MacBook que lo lleva integrado, pero de primeras será necesario para equipos como los iMac, ya que el manejo único con teclado es inviable.

Magic Mouse y Trackpad

Cuando compras un iMac tienes ambas opciones

Al realizar la compra de un iMac, al menos en las tiendas físicas y online de Apple, de serie viene con el Magic Mouse 2 como accesorio predeterminado. Sin embargo es posible elegir el Magic Trackpad en lugar de este, aunque esto llevará un sobrecoste de 64 euros. Si quieres mantener ambos accesorios en el pack son 149 euros extras los que se deben abonar durante el proceso de compra.

Ajustes disponibles en Mac

Ambos dispositivos cuentan con un uso general para desplazarse por macOS, pudiendo hacer clicks, desplazarse por una página o efectuar gestos que realicen ciertas acciones. Sin embargo cada uno de ellos tiene sus propios ajustes personalizables para que algunas de estas funciones y otras puedan ajustarse al gusto y comodidad del usuario. Cabe destacar que podemos encontrar una animación para cada uno de los ajustes de ambos accesorios para poder ver cómo se realizan los gestos.

Para el Magic Mouse 2

Entrando en Preferencias del Sistema > Ratón se pueden encontrar los siguientes ajustes para el mouse oficial de Apple, divididos en dos pestañas:

Ajustes Magic Mouse

  • Señalar y hacer clic
    • Dirección del desplazamiento (natural o contrario)
    • Click secundario (con el lado derecho o izquierdo)
    • Velocidad del cursor
  • Más gestos
    • Pasar de página (desplazarse deslizando a la izquierda o derecha con un dedo, con dos o con ambas posibilidades)
    • Cambiar entre apps a pantalla completa (ir hacia la izquierda o derecha con dos dedos)
    • Missión Control (posibilidad de abrir este panel haciendo un gesto con dos dedos)

Para el Magic Trackpad 2

Este tiene sus ajustes dentro de Preferencias del Sistema > Trackpad. Los tiene divididos en tres pestañas:

Ajustes Magic Trackpad

  • Señalar y hacer clic
    • Consulta y detectores de datos (click con tres dedos o mediante pulsación fuerte con uno)
    • Click secundario (click con dos dedos o en la esquina inferior derecha o izquierda del trackpad)
    • Tocar para hacer clic
    • Clic (suave, medio o firme)
    • Velocidad del cursor
    • Clic silencioso
    • Clic fuerte y respuesta táctil
  • Desplazar y zoom
    • Dirección del desplazamiento (natural o contrario)
    • Aumentar o reducir el zoom (separando y juntando dos dedos)
    • Girar (con dos dedos)
  • Más gestos
    • Pasar de página (ir a la izquierda o derecha con dos dedos, con tres o con ambas opciones habilitadas)
    • Cambiar entre apps a pantalla completa (ir a la izquierda o derecha con tres dedos, cuatro o con ambas funciones habilitadas)
    • App Exposé (ir abajo con tres o cuatro dedos)
    • Launchpad (abrirlo al juntar tres dedos)
    • Mostrar el escritorio (separar el pulgar y tres dedos)

Dos usos completamente distintos

Como habrás podido observar viendo los ajustes, una de las grandes ventajas del Magic Trackpad 2 es permitir muchísimos gestos personalizados. No solo son más que los del Magic Mouse 2, sino que supera también a los trackpad que vienen instalados de serie en los MacBook. Esto dice mucho del enfoque que tiene este accesorio y es que los usuarios intensivos de Mac que requieran de trabajar con múltiples aplicaciones, se verán sumamente beneficiados de los atajos que permite para ser más productivo. Quizás al principio pueda abrumar mucho, sin embargo acaba siendo algo que sale natural cuando se supera la curva de aprendizaje.

El Magic Mouse 2 peca de poca personalización, a pesar de que lo que tiene funciona bastante bien. En cualquier caso hay que tener en cuenta que es un accesorio más pequeño y que tiene menos espacio para realizar según que gestos. Si bien no se consiguen tantos atajos, es posible que su ergonomía sea mejor que la del trackpad y con muchas horas de uso se acabe experimentando una mejor sensación que con el otro.

Magic Mouse 2

También en lo que respecta a la mesa de trabajo hay diferencias entre ambos. Ambos tienen un tamaño equilibrado que ni los hace pequeños, ni tampoco grandes, aunque al final también dependerá esta percepción del tamaño de la mano de cada usuario y su espacio habilitado para trabajar con el Mac. A priori el Magic Mouse 2 es más apto en espacios pequeños, pero hay que tener en cuenta que para usarse en algunas superficies quizás sea necesaria una alfombrilla. El Magic Trackpad 2 por su parte no necesita nada para usarse, ya que funciona de igual forma en cualquier superficie.

Experiencia de uso en iPad

Hay quienes todavía no se acostumbran a usar un cursor en el iPad y quizás un accesorio de este tipo no solo les signifique un gasto importante, sino también inútil. Sin embargo, los que estén más acostumbrados al manejo de un ordenador podrán tener compatibilidad con cualquiera de estos accesorios si tienen una versión que sea igual o superior a iPadOS 13.4. Si bien es cierto que en esencia, con ambos obtendrán funciones similares, lo cierto es que quizás el Magic Trackpad 2 se lleve el punto en este terreno por permitir exprimir aún más los gestos durante la navegación con el dispositivo. Al fin y al cabo es como tener en cierto modo una extensión de la pantalla del dispositivo, pudiendo acceder rápidamente a funciones como sacar el dock o abrir la multitarea con los dedos. Con el Magic Mouse 2 también se puede, pero en cierto modo resulta más natural y cercano el otro accesorio por su similitud con la forma de manejar una tablet de Apple.

Magic Trackpad 2

La forma de cargarlos también es diferencial

Puede parecer un aspecto menor, pero si tenemos en cuenta que el Mac suele ser un equipo de trabajo y los accesorios pueden quedarse sin batería en el peor momento, el siguiente punto cobra mucha relevancia. El Magic Trackpad tiene su puerto Lightning de recarga en la parte frontal (o trasera según se mire) y se puede perfectamente usar mientras carga. Sin embargo el Magic Mouse 2 no puede usarse mientras carga porque su conector se encuentra en la parte inferior, impidiendo de cualquier forma que sea usable durante el proceso de recarga de batería. No es que sea tampoco un motivo suficiente de peso para no comprarlo, pero si que hay que tenerlo en cuenta. De hecho este punto ha recibido multitud de críticas en estos años.

Carga Magic Mouse 2 y Magic Trackpad 2

Diferencias muy notables de precio

Otra de las grandes diferencias entre ambos accesorios es su precio. Si bien se puede elegir en la compra de un iMac como vimos anteriormente, es posible también escogerlos por separado en una Apple Store o en tiendas como Amazon donde, por cierto, de vez en cuando se cuela algún descuento.

El Magic Mouse 2 está disponible por 99 euros, un precio que es igual tanto para su versión gris espacial como para la de color plateado. Idénticos colores encontramos para el Magic Trackpad 2, aunque en este caso el precio se eleva a los 149 euros, marcando una diferencia de 50 euros con el otro accesorio que probablemente acabe siendo un factor decisivo también en la compra.

¡Sé el primero en comentar!