Así compite Apple TV+ contra Netflix, HBO y otras plataformas

Así compite Apple TV+ contra Netflix, HBO y otras plataformas

Álvaro García M.

El 1 de noviembre de 2020, tras varios años panificándolo, se lanzó Apple TV+. La plataforma de streaming llego a un sector en el que Netflix, HBO e incluso Amazon tenían ya experiencia previa y copaban el exigente mercado de televisión bajo demanda. La compañía de Cupertino trata de distinguirse de ellas con su sello propio, muy visible en grandes títulos que han sido alabados por la crítica, pero peca todavía de ser algo escueto y por tanto plantea dudas acerca de si sale rentable o no. Por ello analizaremos en este artículo hasta que punto merece la pena o no esta plataforma frente a sus principales competidoras.

Apple TV+ es gratis de momento, pero con condiciones

Partimos de la base de que el servicio de televisión de Apple cuenta con un precio de 4,99 euros mensuales o de 49,99 euros anuales, pudiendo además compartir este contenido con otros usuarios que estén configurados en Familia de iCloud. De primeras resulta un precio tentador cuanto menos, aunque valoraremos posteriormente hasta que punto. Lo llamativo de esto es que Apple comenzó a regalar 1 año gratis a aquellos que comprasen un iPhone, iPad, Apple TV o Mac nuevo en alguna de sus tiendas o proveedores autorizados. Con solo activar el dispositivo y acceder a la app de Apple TV ya salta el banner informando de ello.

Esta promoción es valida para todos aquellos dispositivos que hayan sido comprados desde septiembre de 2019. Por el momento se sigue dando esta ventaja a los que compran los productos, aunque es bien probable que esto pueda finalizar pronto. En cualquier caso, estás todavía a tiempo de disfrutar de este servicio si tienes pensado comprar un equipo de la manzana. Pero recuerda que solo serán validos los anteriormente mencionados y no otros como el HomePod, Apple Watch, AirPods o cualquier accesorio que se comercialice en las Apple Store.

Un catálogo en crecimiento y de calidad, pero escaso

Series y películas de misterio, de terror, comedias, infantiles, películas, programas que sirven para concienciar sobre asuntos relevantes, documentales… Todo ello está en la plataforma de Apple TV+ pero de una forma muy comprimida. Hay poco contenido por el momento, no llegando a la centena, pero lo cierto es que lo que incorpora tiene el ya inconfundible sello de calidad de la compañía. Son todo producciones propias y exclusivas que no se pueden ver en otros lugares, lo cual le hace más especial a la par que supone un punto negativo al no contar con contenido de terceros que sirva para nutrir la plataforma.

El presupuesto invertido por Apple en cada contenido se hace notable, teniendo algunas series como «See» que en cada capítulo superan a la última temporada de la popular «Juego de Tronos». Otras como «The Morning Show» o «Defending Jacob» que cuentan con estrellas como Jennifer Aniston o Chris Evans cuentan con una crítica exquisita que incluso ha hecho que la primera de ellas haya sido nominada a los Globos de Oro e incluso un actor acabase galardonado en otro certamen. Otras series más catálogadas como género de autor, como puede ser «Servant», dejan también muy buenas sensaciones en el público. En el aspecto gráfico también es llamativo ver como todo está en 4K, teniendo con ello una excelente experiencia visual.

El contenido que hay, como norma general y entendiendo la diversidad de gustos, es muy bueno y prometedor. Pero si uno desea pagar una plataforma que exprimir con maratones de fin de semana y recibir contenido nuevo cada mes, quizás no sea la mejor opción. Sí, hay estrenos cada mes, pero se cuentan con los dedos de una mano. Quizás en un futuro pueda ser ya menos deseable que tengan contenido externo, pero a día de hoy parece ser algo que le pesa demasiado al servicio. No obstante hay que destacar que en la misma app podrás visualizar contenido de otras plataformas como HBO o Starzplay, aunque deberás estar suscrito a ellas con sus condiciones. Al igual que también encontramos películas de la ya extinta iTunes y que están disponibles previo pago de su compra o alquiler.

Netflix, ¿comparación justa?

Netflix

Salvo casos excepcionales, cuando se habla de plataformas de streaming es inevitable que sea Netflix la primera que se venga a la cabeza. No fue la pionera en este sector, pero sí la que ha logrado a la postre una mejor estrategia de difusión y ha sabido adaptarse a los tiempos que corren y habiendo conseguido que incluso las grandes cadenas de televisión hayan tenido que evolucionar a toda prisa por adaptarse a las estrictas exigencias de los consumidores de contenido en streaming.

Sus precios son altos en comparación con los de Apple, teniendo planes de 7,99, 11,99 o 15,99 euros mensuales. Estos planes se diferencian en número de dispositivos en los que se podrá ver el contenido al mismo tiempo o la calidad de visualización de este. En cualquier caso, parecen precios que pese a estar al alza pueden ser justos. Grandes títulos como «La Casa de Papel», «Toy Boy», «Orange is the new black» o «Elite» son contenidos exclusivos al cien por cien de la plataforma. Algunos de ellos incluso siendo desechados de canales de televisión y triunfando en el streaming.  Incluso grandes clásicos ya de nuestra televisión reviven en este servicio.

Quizás el principal inconveniente de Netflix sea precisamente su mejor baza: la cantidad de contenido. Son cientos los programas, películas y series que están disponibles. Con producciones propias y de terceros hay tanto abanico donde elegir que a veces uno se planta frente a la pantalla sin saber exactamente que ver y a veces incluso frustra. En cualquier caso, bendita frustración, ya que si nos lo proponemos tendremos entretenimiento garantizado para muchas horas.

Disney+, la más nueva y que pone en apuros a Apple

Curiosamente Apple estuvo hace unos años a punto de comprar Disney. De hecho son compañías amigas que guardan muchas cosas en común, como que el mítico Steve Jobs formase parte de los inicios de Pixar, productora de clásicos como «Toy Story», «Cars» o «Buscando a Nemo». Quién sabe si la plataforma de Disney+ habría llegado a existir en caso de que fuese propiedad de la poderosa manzana, pero a día de hoy es un servicio independiente a esta que acumula fans por todo el mundo.

La gran parte del extenso catálogo de películas de Disney está en la plataforma. Desde «Blancanieves», «Cenicienta» o «Dumbo», pasando por grandes producciones como la saga de «Star Wars» o películas recientes como el «Aladdin» de Will Smith. Incluso la familia de «Los Simpson» y otros contenidos de la FOX están en este catálogo al que también debemos sumar algunos de los más interesantes programas y documentales de National Geographic. 

Disney merece mucho la pena, sobre todo para quienes tienen niños en casa, pero también para esos adultos que siguen disfrutando de los clásicos. Pero si hay algo que lo haga atractivo es que dispone de pagos de 6,99€ al mes o 69,99€ al año para poder disfrutarlo. El precio es superior al de Apple y pese a que el contenido es radicalmente diferente, podría ser una mejor opción teniendo en cuenta que no es mucha la diferencia y que dispone de muchas más series, películas y programas; además de que se estrenan unos cuantos nuevos cada mes.

HBO, el espejo de Apple TV+

Antes de llevarnos las manos a la cabeza con la productora de la gran «Juego de Tronos» queremos especificar el por qué tildarla de espejo para Apple. Esta plataforma en la que también encontramos clásicos como «The Wire»,  «Los Soprano» o no tan clásicos como «Westworld», se diferencia claramente de Netflix por tener un catálogo más selecto y que a la postre es más escaso pese a disponer de contenido de terceros. Sin embargo destaca su especial sello de calidad en lo que a producciones propias se refiere, por lo que es aquí donde vemos en cierto modo lo que ocurre en Apple TV+.

Estamos lejos todavía de poder comparar el servicio de la manzana con este, por lo que pagar 8,99 euros mensuales para disfrutar de HBO sigue siendo una gran opción. La calidad de visualización de los contenidos varia en función de estos, teniendo desde 4K hasta 720p e incluso 420p. Quizás en este aspecto si que gana Apple con todas las de la ley, aunque es algo normal teniendo en cuenta que cuando se rodaron muchas de las series y películas no existían todavía estándares como los actuales.

Amazon Prime Video, un accesorio muy completo

Amazon Prime Video

Sí, accesorio. Esta plataforma de streaming podría ser un accesorio perfecto al que acompañar las ventajas de los servicios de compra de Amazon Prime. Si eres de los que disfruta de este servicio porque compras mucho en este portal, la plataforma de vídeo vendrá incluida en los 3,99 euros mensuales 36,99 euros anuales que cuesta. Empezó siendo un servicio que de forma muy prudente empezó a adquirir contenido de terceros ya emitido. Está especialmente vinculado a Mediaset, llegando a ofrecer adelantos de series como «Madres: amor y vida», «La Que Se Avecina» o «El Pueblo», aunque también tiene otros clásicos de Atresmedia como «Física o Química» o «El Internado». En el plano internacional destaca la archiconocida «Friends».

Contenido propio como los documentales sobre deportistas o series como «Fleabarg» o la más reciente «Hunters» también conviven en esta plataforma. Además podremos disfrutar de otro contenido en forma de películas o documentales que también hacen que merezca la pena. En cualquiera de los casos, es otra plataforma más que adelanta a Apple por la derecha en lo que a número de contenidos se refiere.

¿Calidad mejor que cantidad?

See Apple TV+

Realmente queda a elección de cada uno juzgar si merece más la pena pagar una plataforma que otra, si combinar varias, ir contratando una cada mes e ir cancelando otras… Son muchas las posibilidades que tenemos y para hablar de Apple TV+ al final tenemos que tener en cuenta que queremos primar; si la cantidad o la calidad. Creemos en los términos medios y pese a que el contenido es realmente bueno, pensamos que quizás le falta todavía un par de años a la plataforma para nutrirse de contenidos que le hagan ser más recomendable todavía. El riesgo de apostar solo por tu propio contenido tiene estas consecuencias que, por fortuna, con el tiempo se pueden subsanar. Por tanto, a día de hoy podríamos decir que merece la pena la contratación de Apple TV+, aunque si ello te supone privarte de otra plataforma está claro que podrás sacar mayor tiempo de entretenimiento con cualquiera de las mencionadas en este artículo.