Review de AirPods Max. La perfección no existe

Review de AirPods Max. La perfección no existe

8.5
Álvaro García M.

Tras muchos rumores de AirPods Studio, Apple sorprendió lanzando los AirPods Max. En esencia era lo mismo que esos rumoreados auriculares de alta gama, solo que con otro nombre y en fechas muy poco habituales (diciembre). En este artículo te contaré todo lo que creo que debes saber acerca de estos auriculares, ya sea su comodidad, la calidad de sonido u otras particularidades que tienen. Y sí, también hablaré de ese polémico precio. ¿Estarán justificados esos 629 euros?

Un diseño de alta gama

Como todo análisis de un producto más allá de sus especificaciones técnicas, todos los puntos a tratar son subjetivos. Quiero decir que lo a que mi me puede parecer fantástico a ti te puede parecer horrendo y viceversa. Mis opiniones vertidas en este y otros apartados no son verdades absolutas, sino mi más honesta opinión en la prueba con los AirPods Max. En el terreno estético es donde quizás más subjetividad existe.

Dicen que para gustos ya están los colores y la verdad que esta frase le viene que ni pintada a los AirPods Max. Estos auriculares están disponibles, curiosamente, en las mismas tonalidades que el iPad Air de cuarta generación: gris espacial, plata, verde, azul y rosa. Decantarse por uno de ellos no es fácil y en mi caso opté por el clásico gris espacial.

AirPods Max diadema

He de reconocer que estéticamente no me parecen auriculares bonitos. Insisto, esto es una opinión personal y respeto e incluso entiendo a todo aquel que opine todo lo contrario. Pese a todo creo que juzgar unos auriculares solo por su apariencia es cuanto menos tendencioso. De hecho pude comprobarlo en primera persona la primera vez que me los puse y es que la comodidad que sentí hizo que me olvidase de su aspecto.

He de reconocer que el peso de las bocinas se nota bastante. No me llegó a resultar incomodo hasta el punto de desecharlos por este motivo, pero independientemente de que hayan pasado 10 minutos o 10 horas se nota que los llevas puestos. De hecho es una sensación extraña, puesto que no notaba apenas nada la parte superior de la diadema, la cual daría para todo un artículo dedicado a ella.

AirPods Max de Apple

Esta diadema esta formada por una malla que recuerda poderosamente al envoltorio de los HomePod, con una muy buena elasticidad que se amolda a la cabeza y permite que incluso aunque sudemos pueda transpirar. A diferencia de otros muchos auriculares, en estos no tengo la sensación de que me oprimen la cabeza y aunque haga calor no me molestan.

Los materiales de construcción son de lo más premium y eso no es algo que sepamos por como presume Apple de ello, sino que se nota con solo mirarlos, tocarlos y sentirlos. Y aunque pueda parecer algo baladí, acaba influyendo en una experiencia completa de uso e incluso favorece que la calidad de sonido sea mejor.

¿Es en serio esta funda?

Cuando conocí la Smart Case de los AirPods Max confirmé mis presagios de que no era una buena idea su diseño. A diferencia del diseño de los auriculares, aquí si que me imaginé que habría otra mucha gente crítica con el apartado visual y funcional de este accesorio. Lo que nunca imaginé es que leería tantísimos usuarios con esta reseña y que del resto de colegas de prensa ninguno valoraría positivamente este apartado. Apple, ¿en qué estabas pensando?

Smart Case de AirPods Max

El hecho de que los auriculares no tengan la posibilidad de plegarse sobre si mismos hacía complicado encontrar un estuche a medida, pero el formato de bolso en que se quedan con esta Smart Case es de lo más ridículo que recuerdo en unos auriculares. No solo no favorece a transportarlos, sino que el material en sí utilizado para la funda no acaba de ser todo lo robusto que uno podría esperarse. No obstante esta funda tiene una capacidad clave de la que hablaremos en un posterior apartado.

Inmejorable conectividad con equipos Apple

Es lo esperable, pero nunca está de más destacarlo. Estos AirPods se sincronizan a la perfección con iPhone, iPad, Mac, Apple TV e incluso Apple Watch. No quiere decir que con un equipo que no sea de la marca no funcione, al contrario, se pueden conectar como cualquier otro accesorio Bluetooth, pero se pierden muchas de sus prestaciones y esa inmediatez de conexión.

AirPods Max configuración

Basa con sacar los auriculares del estuche y tenerlos cerca del iPhone para que en este aparezca un pop-up de configuración. En este se da además una seria de pautas acerca de los controles y otras funciones de los auriculares, algo que comentaré en el siguiente punto.

Prefería controles táctiles, pero estos no están mal

De todos los auriculares que he podido probar, me quedo sin duda con aquellos que son táctiles mediante gestos. Para mi gusto son mucho más cómodos e intuitivos en el día a día, pero aún partiendo de esta preferencia creo que los AirPods Max han sabido dar con la tecla. Hay quienes apuntan a que la idea original de estos era la de que no tuvieran botones, pero algún problema en el desarrollo hizo que finalmente lo tuvieran que tener.

AirPods Max controles

Encontramos una corona digital y un botón que son exactamente iguales que los que encontramos en un Apple Watch, aunque con un tamaño ligeramente mayor. Al principio he de reconocer que se me hacía incomodo tener que mover el dedo hasta la parte superior del auricular, pero con el tiempo de uso se me hizo cómodo poder cambiar de canción, subir o bajar volumen, así como cambiar entre los diferentes modos de sonido.

Calidad de sonido de los AirPods Max

En este aspecto he de ser honesto y reconocer abiertamente que no soy un experto en sonido. En estos últimos años, especialmente desde que estoy en esta profesión, he tratado de empaparme a nivel técnico y agudizar el oído para ser al menos capaz de detectar ciertos matices. Pese a todo reconozco no ser el más indicado para poder hablar con total precisión técnica de este apartado. Sin embargo he leído, escuchado y hablado con varias personas que si que lo son y he podido llegar a varias conclusiones.

Si nadie te dice nada al respecto de estos auriculares, alucinarás con el sonido por estar muy bien equilibrado en todos los aspectos. No se nota distorsión en ningún punto del amplio rango dinámico, como tampoco se nota latencia pese a la conexión Bluetooth. Ahora bien, no es una diferencia realmente salvaje con rivales como los Sony WH1000XM4 o los Bose 700, auriculares de gama media-alta que valen la mitad que estos AirPods. Insisto, los de Apple se ven superiores a estos otros en muchos apartados, pero a mi juicio no es este el punto que al final determina la diferencia de precio.

Apple AirPods Max

Cabe destacar que estos auriculares incorporan, no uno, sino dos H1. Este es el chip más avanzado de Apple para auriculares y mientras que en otros como los AirPods Pro o incluso la gama de Beats se añade uno solo, en este encontramos que cada oreja lleva uno. Esto, lejos de ser un alarde de poderío de Apple tiene una importancia tremenda a la hora de calibrar automáticamente el sonido con el ecualizador inteligente del que dispone, realizando miles de operaciones por segundo que sirven para crear un sonido todavía más envolvente, haciendo que la experiencia se enriquezca considerablemente.

El sonido espacial es otra historia en estos auriculares y es que ya había podido probarlos en los AirPods Pro y me parecía una locura y ahora en este formato de orejera se siente todavía más intenso y profundo. La peor parte de esto es que solo el contenido de Apple TV+ es compatible con este formato por el momento, algo que espero que cambie en próximos meses y años. Si bien soy consumidor de la plataforma de streaming Apple, lo soy todavía más de otras como Netflix o YouTube.

Modo ambiente, sencillamente espectacular

Esta es mi modalidad favorita, ya que pese a tener unos auriculares tan contundentes físicamente como estos no me gusta aislarme salvo en ocasiones determinadas. De hecho me gusta escuchar música, podcast o vídeos sin dejar de escuchar el sonido de mi teclado escribiendo. También me gusta por el hecho de que mi compañero de piso pueda hablarme sin tener que quitarme los auriculares o pausar la música para entenderle.

AirPods Max

Esta modalidad tiende a ser compleja de implementar de una forma equilibrada, pero lo cierto es que Apple ha sabido hacerlo de maravilla en este caso. El sonido del ambiente no se escucha enlatado y se puede percibir de una forma muy cercana incluso aunque el sonido esté medianamente lejos. Puede parecer que por culpa de esto se van a estar colando sonidos molestos durante la reproducción de contenido, pero nada más lejos de la realidad, ya que aquí interviene también un sistema inteligente capaz de distinguir entre sonidos. Mención aparte tiene el grabar un podcast o algo similar con esta modalidad activa.

¿Y la cancelación de ruido en estos AirPods Max?

Decepcionante, pero con matices. No quiero pecar en este punto de tendencioso, pero me gustaría aclarar el porqué de esto. En esta redacción hemos probado multitud de auriculares con cancelación de ruido y si algo he sacado en claro es que ninguno hemos percibido esta funcionalidad de la misma forma. Véase el caso de los AirPods Pro, los cuales a mi parecer son los que en este estilo de auriculares disponen de una mejor cancelación de ruido mientras que a mi compañero José apenas notaba que estaba activada esta función.

Diseño AirPods Max

Es una buena cancelación de ruido la de los AirPods Max y objetivamente hablando hay poco que objetar. ¿Cuál es el problema entonces? Que he experimentado mejores cancelaciones de ruido en otros auriculares. Y no quería estar nombrando constantemente otros audífonos, pero es que creo que así puedo explicar mejor mi experiencia. Quien haya probado solamente estos AirPods Max va a alucinar con la cancelación de sonido, pero quien haya probado otros encontrará que no destaca especialmente en este punto.

Funciona muy bien y te aisla del ruido cotidiano de la calle e incluso de un hogar en el que esté la televisión sonando de fondo o los vecinos hablando en voz alta. Sin embargo esperaba mucho más de este apartado viendo lo que se hizo con el modelo intrauricular. Quizás el problema sean mis expectativas demasiado altas.

Ni ecualizador ni otros muchos ajustes

Independientemente de si estos auriculares son gama media, gama alta o gama premium deberían llevar unos ciertos ajustes moldeables por el usuario. Y no es ninguna norma ni una ley que haya inventado yo ahora. De hecho entiendo a quienes no lo necesitan, pero en auriculares tan enfocados en sacar el máximo partido a los matices musicales creo que es esperable que se incluya un ecualizador y otros tantos ajustes que no tenemos a nuestra disposición. Y ya no es esperable ni siquiera una app aparte para ello, hubiese bastado con incluirlo en los propios ajustes de estos, pero no ha sido así.

Apple destaca el ecualizador inteligente de los AirPods Max como una función invisible que va adaptando el sonido y sus matices a las circunstancias del propio sonido, de nuestro entorno y de nuestra forma de colocarnos los auriculares. Esto está muy bien y de hecho se nota porque no aprecias de la misma forma una misma canción en una situación que en otra, pero el no permitir que pese a esto podamos ajustarlo a nuestro gusto me parece un error.

Cable jack de 3,5 mm, ¿dónde estás?

Este fue otro de los puntos polémicos de los AirPods Max y es que no incluyen este cable en la caja como si incluyen el de Lightning a USB-C para su carga. Si quieres el cable oficial deberás abonar 39 euros en Apple para hacerte con el, siendo este el cable más ideal para escuchar música con mejor calidad y sin tanto nivel de compresión como en otros cables gracias al sistema de cableado interno que tienen. Se puede comprar uno por entre 5 y 10 euros en tiendas como Amazon con certificación de Apple, pero no es lo mismo al final.

Cable AirPods Max

Si tenemos en cuenta que para usar unos auriculares de forma profesional y sin la perdida de calidad que tiene el sistema Bluetooth se necesita un cable, vemos que este es un elemento al final necesario. Por mucho que Apple quiera favorecer al medio ambiente o se empeñen por crear un ecosistema cada vez más inalámbrico, creo que prescindir en la caja de este elemento no es una buena idea. No obstante, nos guste o no, es lo que hay en este sentido.

No se pueden apagar, pero apenas consumen

El cómo apagar los AirPods Max es probablemente una de las mayores dudas de los compradores. Se puede mirar por arriba, por abajo, por un lado, tocar los botones o incluso hacer un ritual en una hoguera para pedir a los dioses apagar estos auriculares, pero se haga lo que se haga se obtendrá siempre la negativa de estos a hacerlo.

Estos auriculares no se pueden apagar y lejos de ser una desventaja, podrían suponer un beneficio en lo que a conectividad instantánea con los dispositivos se refiere. Se sacan del estuche y ya están funcionando al instante, lo cual funciona muy bien. Apple aclaró que la Smart Case está preparada para introducir un modo de bajo consumo a los auriculares cuando los detecta, capaz de ir a un modo ultra bajo consumo pasados dos días sin usar. En este último caso se apaga la conexión Bluetooth y otros sistemas que optimizan todavía más el consumo.

Álvaro AirPods Max

En las pruebas que he podido realizar, los AirPods Max apenas consumen batería en estos modos de bajo consumo. De hecho incluso podría dar la sensación de que están apagados, pero realmente no lo están y esto podría ser un problema a la larga para el deterioro de la batería, por muy a poco que se vaya consumiendo esta.

Y por si lo estabas pensando, este no es un caso igual al de los clásicos AirPods, los cuales tampoco se apagan nunca. En el caso de aquellos se dispone de un estuche de carga que, como ya dice su nombre, recargan los auriculares cuando los detecta de forma que no consuman batería cuando no se utilizan. Caso totalmente opuesto a los de estos, los cuales solo se recargarán si se conecta el cable Lightning en ellos.

En líneas generales podemos decir que la autonomía de los AirPods Max cumple de sobra con lo que dice Apple. La compañía afirma que son 20 horas de reproducción ininterrumpidas con una sola carga. Si bien me ha sido imposible mantenerme tantísimo tiempo escuchando música, si que hice la prueba dejando los auriculares sobre una mesa y lo cierto es que pasadas esas 20 horas quedaba un 14% de batería, es decir, más de lo que la propia Apple promete.

Se pueden cambiar fácilmente las almohadillas

Algo curioso de estos AirPods Max es la posibilidad de intercambiar sus almohadillas por otras, ya sean del mismo color en caso de que las tuyas se hayan roto o sean de un color diferente que quieras combinar. Estas se fijan de forma magnética al cuerpo de los auriculares de forma que cuando estés usándolos no notes absolutamente nada. Sin embargo se pueden retirar con suma facilidad. Se venden en Apple por 79 euros cada par y aunque entiendo que es algo que no todo el mundo querrá hacer, no está de más tener esta opción.

AirPods Max almohadillas

¿Por qué valen 629 euros?

Por mucho que yo o cualquiera te diga que merece la pena pagar 629 euros por ellos, probablemente no te sirva de nada si ya estás en cuenta de que este precio es demasiado elevado. Igual ocurre si te digo ahora mismo que existen opciones mejores a menor precio o incluso en ese mismo rango. Los precios en Apple no están nunca exentos de polémica y si queremos responder a la pregunta planteada tendríamos que hacer una suma de costes de Apple, ya no solo de producción sino también de desarrollo, a la cual sumar el porcentaje de beneficio que quiera adquirir la compañía. Dado que desconocemos todos esos datos, esta es una incógnita imposible de despejar ni por los mejores matemáticos.

Smart Case AirPods Max

Los puntos a favor de este precio son los materiales premium que lo componen, una calidad de sonido con procesamientos avanzados, una conectividad excelente con dispositivos Apple y una experiencia completa muy premium. En contra tenemos que la diferencia en calidad de sonido con otros auriculares por la mitad de precio no es tan notable para la mayoría de personas, como también es un punto desfavorable el no contar con ajustes personalizados, un estuche más acondicionado a ellos y no haber incluido en la caja el cable jack de 3,5 mm.

Entonces, ¿cuál es el público objetivo?

Saber si estás dentro del target o no de estos AirPods Max es realmente complicado de explicar en palabras, más teniendo en cuenta que un dispositivo de sonido como este depende tanto de la percepción de cada persona. Al igual que si que podría decir que unos AirPods 2 o incluso AirPods Pro son aptos para una mayoría de usuarios, no así con estos. Y aquí influyen varios factores, siendo evidentemente el económico el más fundamental. Más allá de si se tiene buen poder adquisitivo o no, no es una compra que se recomiende hacer a la ligera.

AirPods Max de Apple

Bajo mi humilde opinión, creo que estos auriculares se deben situar en un termino medio dentro de los auriculares profesionales. No son los mejores del mercado ni tienen compatibilidad con estándares de edición de audio profesional que los hagan ideales para los que se dediquen profesionalmente al sector, pero tiene avances suficientes como para ser apreciados por usuarios casuales.

Mi enfoque particular estaría en aquellos melómanos que disfruten de escuchar música con un buen equilibrio de sonido y que no le importe realizar un desembolso importante por unos auriculares. Podrá encontrar pegas seguramente este tipo de usuario, pero estará mucho más satisfecho que con otros auriculares de menor precio que existen en el mercado y si encima tiene un ecosistema de productos Apple podrá sacarle un rendimiento todavía mayor.

AirPods Max icono
AirPods Max
Sonido Transductor dinámico diseñado por Apple, ecualización adaptativa, audio espacial y 9 micrófonos
Cancelación de ruido
Resistencia agua y polvo No
Fecha de lanzamiento Diciembre de 2020
Dimensiones 18,86 x 18,73 x 8.34 centímetros
Peso 384,8 gramos (5129,3 gramos con Smart Case)
Contenido de la caja AirPods Max, Smart Case, Cable Lightning a USB-C y Guía de usuario
Otros Bluetooth 5.0, sensores ópticos, de posición, sensor de funda, acelerómetro y giroscopio
Precio 629 euros
Colores Gris espacial, plata, azul, verde o rosa
Procesador H1 (uno en cada oreja)
Batería Hasta 20 horas de reproducción con cancelación o modo ambiente

Lo mejor

  • Sonido equilibrado y acorde al precio
  • Modo ambiente mejorado respecto a otros auriculares
  • Tiene una buena autonomía
  • Conectividad con equipos de Apple

Lo peor

  • No dispone de ecualizador personalizable
  • El precio puede ser elevado para muchas personas
  • No incluye cable jack de 3,5 mm en la caja
Calidad de sonido
9
Conectividad
10
Portabilidad
6.5
Diseño
8
Rendimiento
8.7
Autonomía
8.9

Puntuación global

8.5
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0