Qué hacer si tus AirPods no cargan en su estuche

Los AirPods se han convertido ahora mismo en un accesorio imprescindible para muchas personas que son amantes de escuchar música, o quieren tener las manos libres a la hora de responder llamadas. Pero los AirPods pueden fallar a la hora de cargarse en su estuche, y en este artículo analizamos las principales causas y soluciones a tener en cuenta.

¿Es un problema de firmware?

Muchas personas no son conocedoras de que los AirPods, pese a ser realmente pequeños, tienen un sistema operativo. Este es lo que se llama firmware, que en resumidas palabras es un software que controla físicamente el hardware. Se puede decir que es un programa básico para que los circuitos eléctricos funcionen correctamente. Es por ello que aquí puede estar alguno de los problemas que se tienen con la carga de los auriculares con el estuche.

Mantenlo actualizado

Aunque es algo que está bastante espaciado en el tiempo, es importante mantener el firmware de los AirPods siempre actualizado. Las nuevas versiones pueden traer funciones, correcciones de errores y mejoras en el rendimiento. Es por ello que interesa tenerlas instaladas para poder evitar que el problema de carga se deba principalmente a un bug en el sistema de gestión del microchip. Para ello, se debe realizar una tarea de investigación con el objetivo de tener información sobre que versión hay disponible. Esta se va a poder consultar en la información del dispositivo.

Para poder tenerlos actualizados, hay que insertar los AirPods en el estuche, conectarlos a la alimentación y mantenerlo cerca del iPhone o iPad el cual tenga vinculado. De esta manera automáticamente se descargará la versión más reciente y es posible que se termine resolviendo el bug que existe con el sistema de carga.

firmware airpods

Vuelve a vincularlos a tu dispositivo

Al igual que ocurre en un iPhone, iPad o Mac cuando se tiene un problema relacionado con el software, unas de las soluciones más típicas es restablecer estos equipos. De esta manera estarán como si se hubieran sacado de la caja cuando lo has traído de la propia tienda. Esto hace que cualquier problema que pudiera tener con el sistema de carga deje de estar presente y se solucione. Para ello, simplemente vas a tener que seguir los siguientes pasos:

  1. Colocar los AirPods en el estuche.
  2. Esperar 30 segundos.
  3. Abre la tapa del estuche.
  4. Dirígete a Configuración > Bluetooth y pulsa el botón «i» junto a los AirPods.
  5. Toca en Olvidar este dispositivo.
  6. Mantén presionado el botón de configuración tras los AirPods durante 15 segundos, y realiza la configuración normal con los pasos que te aparecerán en tu iPhone.

Las causas más habituales, y su solución

Más allá de los fallos que se pueden presentar en el software, también hay que tener en cuentas otras razones relacionadas con el hardware. A continuación analizamos el resto de situaciones que se pueden presentar y como la vas a poder solucionar.

Realiza una limpieza a fondo

Hay que tener en cuenta que el estuche de los AirPods se puede ensuciar rápidamente al tener que transportarlo siempre en pantalones o bolsos. Es posible que te hayas descuidado en algunas ocasiones de realizar una limpieza de las pelusas o el polvo que se pueda terminar depositando en su interior. Este puede actuar como si fuera una barrera al introducir los AirPods en su interior haciendo que no se termine de intercambiar energía entre ambos accesorios. Este sin duda es uno de los problemas más comunes y que puede verse a simple vista con una linterna, o también al notar cierta presión cuando se introducen los auriculares en su interior lo que indicaría la presencia de un elemento extraño.

como limpiar airpods

La solución ante esta situación es bastante sencilla. Se debe seguir una rutina de limpieza constante y sobre todo que no afecte a la integridad del accesorio de sonido. Lo más recomendable es hacer uso de bastoncillos de limpieza que sean especiales y que no suelten ningún tipo de residuo como puede ocurrir con los bastoncillos de algodón. Con esto se perseguirá la eliminación del polvo que se pueda ir acumulando. Una vez que esté limpio es posible que cuando se introduzcan los auriculares en su interior, se pueda comenzar a recargar al no existir esta barrera.

Elimina cualquier resto de humedad

Es conocido por todos que el agua y los dispositivos electrónicos no se llevan especialmente bien. Esto mismo ocurre con los AirPods. Una de las grandes recomendaciones que se deben seguir es evitar mojar el estuche donde se almacenan los auriculares. Pese a que ciertos modelos son resistentes a salpicaduras, la exposición constante a la humedad puede ser realmente perjudicial para los circuitos internos. De esta manera hay que valorar si en algún momento el estuche ha podido estar cerca del agua por alguna razón incierta.

airpods-pro-estuche_thumb1200_4-3

Si crees que ha podido ser así, estarás ante un grave problema al ser un fallo que no cubre la garantía. Pero para que no cunda el pánico, puedes colocar el estuche con la tapa abierta y completamente invertido sobre un paño para que se pueda eliminar el resto de humedad que pueda tener en su interior.

¿Cuenta con batería el estuche?

Puede ser algo bastante obvio, pero es posible que te hayas olvidado de revisar si el estuche de carga cuenta con autonomía suficiente. Ante esta situación simplemente vas a tener que conectar el estuche a la alimentación. Debes saber que en la parte frontal del estuche, o en su interior, se encuentra un LED de estado.

Este siempre se debe encender de color verde para saber que está entrando suficiente energía al estuche. En el caso de que esto no ocurra, es posible que la batería del estuche haya llegado al final de su vida útil. Esto puede ser algo bastante común que se de cuando lleves ya muchos años usando los mismos auriculares, o que simple la duración de la batería sea ya bastante limitada y que no cumpla con las horas que disponía al principio de su vida útil.

Revisa el estado de los AirPods

Para que se produzca la recarga de los AirPods cuando se introducen en el estuche, seguro que has visto como se acopla a través de magnetismo. Este sistema además de evitar que los auriculares se puedan caer del estuche cuando los inviertas, también permite que se haga la carga a través de inducción de una manera cómoda. Es importante siempre que a veces se tengan que sacar los auriculares y se vuelvan a meter, ya que a veces no se detectan correctamente, o no se han acoplado correctamente para que se transmita la energía eléctrica.

AirPods 2

Esto es algo que también se tiene que comprobar con los AirPods de manera independiente. Puesto que aunque se hace mucho foco sobre el estuche, también el problema puede estar en los propios auriculares. La pérdida del magnetismo en las extensiones de los auriculares, o simplemente que no admiten la recarga correctamente.

¿Falla el estuche o son los AirPods?

Como hemos comentado anteriormente, hay que saber exactamente si el culpable son los auriculares o el estuche de carga. Esto es algo fundamental, ya que va a ser una de las primeras preguntas que te harán si te diriges a un servicio técnico. Para poder salir de dudas, es bastante sencillo. Para ello, deberás buscar a algún conocido que tenga el mismo tipo de AirPods que tu para que te deje el estuche de carga con el objetivo de ir haciendo pruebas.

Una vez lo tengas, simplemente vas a tener que introducir tus auriculares en otro estuche, que sepas a ciencia cierta que funciona perfectamente. En el caso de que comiencen a recargarse, ya sabes que no es problema de tus auriculares, y que seguramente el problema esté presente en el propio estuche. Pero si no se comienzan a cargar automáticamente, el problema va a estar en los auriculares y no en el estuche. Además, en muchas ocasiones puede ocurrir que únicamente esté fallando un único auricular y no los dos a la vez.

estuche airpods pro

Que debes hacer si no lo solucionas

En el caso de que no consigas que funcionan correctamente, debes saber que te verás obligado a acudir al servicio técnico autorizado. Es importante tener en cuenta que si no has tenido ninguna relación con el hecho de que no funcionen correctamente, como por ejemplo que se hayan mojado, podrán ser candidatos para entrar en la garantía (si sigue vigente). Pero en el caso de que presente algún tipo de golpe o daños acuáticos, debes saber que te obligarán a realizar un reemplazo completo de lo que está fallando y serás tu el que deba abonar la factura de manera íntegra.

En muchas ocasiones puede llegar a ser más interesantes comprar el repuesto que realizar la reparación, ya que el precio puede ser bastante similar. Igualmente, la reparación siempre se debe realizar en establecimientos autorizados, por el hecho de que es el único modo de garantizar que se hace uso de repuestos completamente originales.

¡Sé el primero en comentar!