¿Tu Apple Watch quema? Solución al sobrecalentamiento

Que el Apple Watch te queme o notes que está más caliente de lo que debe es un evidente síntoma de que algo no marcha bien. El calor nunca es buen amigo de los dispositivos tecnológicos y de hecho es una de los factores externos que más puede dañar los componentes como la batería u otros. Por tanto en este artículo te mostraremos cuales son las posibles causas de ese sobrecalentamiento del reloj, así como lo que debes hacer para evitar que suceda.

La importancia de este problema

El hecho de que pueda haber solución sencilla para este problema, algo que comentaremos también en este artículo, lo cierto es que esto no hace que el problema no sea importante. Tiene relevancia porque, además de ser incomodo, podría ser perjudicial para el dispositivo. En siguientes apartados te comentaremos algo más para que puedas saber mejor de dónde viene esta problemática.

¿Qué implica este calentamiento?

La temperatura de los dispositivos tecnológicos es un punto clave a la hora de mantenerlo en buen estado durante mucho tiempo, por lo que lo más recomendable es evitar, en la medida de lo posible, las altas temperaturas en tu Apple Watch. Una de las partes del dispositivo que más se ven afectadas por una temperatura excesivamente alta es la batería. De hecho son las altas temperaturas las que hacen que esta se degrade de una forma más rápida.

Además, lo habitual cuando tu reloj de Apple detecte que se encuentra a temperaturas excesivamente altas es que intente de todas las formas posibles disminuir ese calor ralentizando todo el funcionamiento del Apple Watch, por lo que notarás que tu dispositivo funciona mucho más lento de lo habitual. Incluso puede darse la situación de que sea prácticamente inmanejable, aunque hay que decir que no cuenta con un sistema como los iPhone y iPad que bloquee el dispositivo totalmente hasta que se reduzca la temperatura interna.

Apple Watch

Posibles causas del calentamiento

El foco del calentamiento de tu Apple Watch puede tener numerosas y diferentes fuentes, sin embargo hay tres que son las más comunes:

  • Exposición a altas temperaturas es una de las causas más habituales de que se produzca este problema. También si está expuesto al sol mucho tiempo, siendo esto habitual en playas y similares.
  • Procesos que consumen muchos recursos y que por ende ponen a prueba el procesador y este se calienta, transformándose en un auténtico hervidero de temperatura.
  • Uso de cargadores defectuosos o que, al no ser originales, puedan estar produciendo algún tipo de problema que haga que la carga del reloj no esté todo lo optimizada que debería y se produzcan calentamientos.

Dejamos de lado un factor que en cierto modo puede ser habitual, pero que al final no depende del uso que se ha hecho del reloj. Nos referimos al hecho de que el dispositivo venga con algún defecto de fábrica que se muestre de esta manera, calentando el reloj de forma excesiva sin razón aparente que pueda justificarlo.

La mejor forma de prevenir este problema

A continuación te exponemos algunos consejos que te recomendamos seguir a la hora de utilizar tu Apple Watch si quieres evitar estos problemas y que van además en consecuencia del punto anterior referido a las causas:

  • Cuando conectes tanto el Apple Watch, con su cable de carga y su adaptador a la corriente, ten en cuenta que existe un calentamiento propio del proceso de carga. Si este calentamiento no es muy alto, no te preocupes en exceso.
  • Una vez el Apple Watch esté cargando, ni el cable de carga magnético, ni el Apple Watch, ni el adaptador de corriente puede estar en contacto con la piel. Podría ser peligroso tanto para el propio reloj como para ti.
  • Trata de que durante el proceso de carga se encuentre el reloj en una zona ventilada y cuyas temperaturas no sean muy altas para garantizar que el ambiente no favorezca al sobrecalentamiento.
  • Evita usar el dispositivo durante un largo periodo de tiempo mediante datos móviles, ya que esto genera un mayor consumo y la temperatura se puede elevar.
  • Durante el proceso de carga, tanto el dispositivo, como el cable de carga y el adaptador deberían estar en una zona ventilada.
  • En caso de que el Apple Watch se caliente demasiado y te molesta, quítatelo de la muñeca. Si además padeces alguna afección que te impida detectar correctamente el calor en el cuerpo, ten especial cuidado.

Soluciones para bajar la temperatura del reloj de Apple

Llegados a este punto, toca saber como actuar para que el reloj vuelva a funcionar correctamente y a una temperatura óptima que no ponga en riesgo ni su integridad ni la tuya propia. Lo vemos en siguientes apartados.

Cierra todas las aplicaciones

Como te comentábamos anteriormente, una de las posibles causes de que tu Apple Watch haya adquirido una temperatura demasiado elevada puede ser que una de las aplicaciones que tienes abiertas esté intentando llevar a cabo una serie de procesos de forma errónea y por ello está consumiendo más recursos de los habituales. Por tanto, para poder mitigar este problema lo que tienes que hacer es cerrar las aplicaciones que tengas abiertas en tu dispositivo y pasados unos minutos comprobar de nuevo si el calentamiento excesivo se ha eliminado.

Si crees que es necesario, apaga por completo el reloj y espera varios minutos hasta que la temperatura se estabilice. Una vez iniciado de nuevo debes estar atento para ver si vuelve a subir de temperatura. Incluso puedes testar el uso de las apps para comprobar si hay alguna con la que se caliente y, en dicho caso, desinstalarla y comunicarte con el desarrollador para advertirle del problema y que pueda ponerle solución si es que se trata de un problema generalizado entre los usuarios que la utilizan.

Sácalo del cargador

El calentamiento del Apple Watch durante la carga es algo habitual y normal como veníamos comentando, pero siempre dentro de unos límites. Si notas que el dispositivo durante la carga se calienta hasta alcanzar temperaturas fuera de los intervalos marcados por Apple, lo que te recomendamos es que quites el Apple Watch del cargador y, una vez haya vuelto a adquirir la temperatura habitual, pruebes a realizar la carga de nuevo.

Es aconsejable que, si tienes algún otro cargador y a ser posible original, pruebes a cargarlo con el. Puedes incluso hacer diferentes pruebas cambiando cables y adaptadores de corriente, ya que estos podrían ser los causantes del calentamiento por algún tipo de defecto de fabricación o por haberse estropeado con el paso del tiempo. Incluso puede que sean simplemente cargadores malos en el caso de que no sean los oficiales.

Desenlaza y vuelve a enlazarlo al iPhone

Si ninguna de las soluciones propuestas anteriormente te ha servido de ayuda, puede que en este caso lo que este provocando el calentamiento excesivo del reloj sea la conexión con el iPhone por lo que, en este caso, lo que te recomendamos es que elimines en enlace existente entre ambos. Una vez que hayan pasado unos minutos, cuando el Apple Watch haya recuperado su temperatura habitual, vuelvas a enlazarlo con tu iPhone.

Para desenlazar el Apple Watch lo que tienes que hacer es, en tu iPhone, abrir la app del Apple Watch, una vez dentro deberás ir a la pestaña Mi Reloj y pulsar después en «Todos los relojes», situado en la parte superior izquierda de la pantalla. Una vez ahí será tan sencillo como pulsar la «i» que acompaña al nombre de tu reloj y pulsar después en la opción «Desenlazar el Apple Watch» que aparece en la parte inferior.

Desenlazar Apple Watch

Actualiza a la última versión de watchOS

Apple está continuamente ofreciendo a sus usuarios nuevas versiones de sus sistemas operativos, lo que se traduce en que cada cierto tiempo se implementan novedades funcionales para el reloj. Sin embargo las actualizaciones de watchOS también traen consigo mejoras a nivel de seguridad y, sobre todo, corrección de errores. Si realmente tu reloj está afectado por algún tipo de bug causado por el software, lo más conveniente es que lo tengas actualizado.

Para ello puedes ir, en el propio reloj, a Ajustes > General > Actualización de software. Si te apareciese algún error o no te pareciese cómodo, debes saber que existe la posibilidad de hacerlo desde el iPhone siguiendo un procedimiento similar. Es abrir la aplicación Watch, ir a la pestaña Mi Reloj y después General > Actualización de software. Una vez ahí debería aparecer la última versión de watchOS disponible para su descarga y posterior instalación, aunque debes recordar que el reloj debe estar cargando y con al menos un 5o% de batería para que se pueda completar la actualización.

Si no logras solucionarlo de ninguna forma

Una vez que hayas comprobado todo lo comentado en este post, deberías no tener problemas de calentamiento. Pero evidentemente si has llegado hasta aquí es porque sigues teniéndolos. Llegados a este punto no hay mucho más que puedas hacer, por lo que tendrás que recurrir a ayuda profesional. Dadas las particularidades del Apple Watch, y más si está en garantía, lo aconsejable es solicitar una cita con el servicio técnico de Apple o, en su defecto, con un SAT.

Una vez que acudas a uno de estos establecimientos, uno de sus profesionales realizará un diagnóstico del reloj para comprobar cuál es el fallo y te ofrecerá la mejor solución posible. Desconocemos más detalles debido a que pueden ser varias las causas de esto, aunque si que debes saber que si se trata de un problema de fábrica te lo cubrirá la garantía y no tendrás que pagar absolutamente nada por su reparación o reemplazo.