Qué hacer si tu Apple Watch no se actualiza correctamente

Cada actualización de watchOS puede llegar a ser un suplicio si por alguna razón el Apple Watch no se actualiza bien y se experimentan problemas o fallos durante el proceso. Es por ello por lo que en este artículo te exponemos las posibles causas, así como te proponemos una serie de soluciones con las que acabar de una vez por todas con estos tediosos fallos para que puedas disfrutar de todas las novedades de software en tu reloj.

Comprobaciones básicas que debes realizar

Existen una serie de prácticas que consideramos básicas para proceder a actualizar el software de un Apple Watch. Estas son muy básicas y sencillas de seguir, tal y como de detallamos en próximos apartados.

Lo primero, ¿es tu Watch compatible?

Es posible que hayas leído o escuchado que ha salido una nueva versión de watchOS y sin embargo a ti no te aparezca ninguna actualización. Si la actualización existe realmente y ha salido hace escasos minutos, es probable que no te aparezca todavía pese a haber sido lanzada. Por ello lo primero que te aconsejamos es reiniciar el reloj y el iPhone. Ahora bien, si pese a ello sigue sin aparecer, es posible que tu reloj no sea compatible con esa versión, ya sea porque la actualización ha sido lanzada para otros modelos o porque el tuyo no reciba ya nuevas versiones de software.

A continuación puedes ver una lista de los Apple Watch que siguen recibiendo actualizaciones, así como los que ya no las reciben y su correspondiente última versión:

  • Los que se siguen actualizando:
    • Apple Watch Series 3: watchOS 7 y posteriores
    • Apple Watch Series 4: watchOS 7 y posteriores
    • Apple Watch Series 5: watchOS 7 y posteriores
    • Apple Watch Series 6: watchOS 7 y posteriores
    • Apple Watch SE: watchOS 7 y posteriores
  • Los que ya no recibirán actualizaciones:
    • Apple Watch (original): hasta watchOS 5.3.9
    • Apple Watch Series 1: hasta watchOS 6.3
    • Apple Watch Series 2: hasta watchOS 6.3

watchOS 7

Conexión a internet y cercanía al iPhone

Toda actualización de software precisa de conexión a internet, preferiblemente por WiFi, ya que la descarga de los datos se realiza desde los servidores de Apple y para ello debes conectar tu dispositivo a ellos. Por tanto es imprescindible que te asegures de que tienes conexión a internet tanto en tu iPhone como en tu Apple Watch. Te recomendamos también hacer un test de velocidad con el que comprobar la calidad de la señal que está recibiendo tu iPhone, ya que si tienes poca velocidad es entendible que la descarga pueda ser muy lenta e incluso que no te aparezca.

Otro punto a tener en cuenta es que, pese a que la actualización de watchOS vaya a ser instalada en el propio reloj, esta depende del iPhone para la descarga de datos. Por ello será imprescindible que tanto el Apple Watch como el móvil se encuentren lo suficientemente cerca y que tengan además activada la conexión Bluetooth, la cual permitirá que exista vinculación entre ambos.

iPhone y Apple Watch

Prueba otras formas de actualizarlos

Quizás ya lo sabías y lo has probado, pero existen dos formas de actualizar tu Apple Watch. Hay veces que aparecen fallos inexplicables para descargar software con alguno de los dos métodos, por lo que recomendamos probar a hacerlo mediante el otro. Estos son los dos que existen:

Desde el Apple Watch

  • Abre Ajustes.
  • Dirígete a General.
  • Pulsa en «Actualización de software».
  • Espera a que aparezca la actualización y procede a descargarla.

Buscando Actualización Apple Watch

Desde el iPhone

  • Abre la app Watch en el iPhone.
  • Ve a la pestaña «Mi Reloj».
  • Pulsa en General.
  • Ahora ve a «Actualización de software».
  • Espera unos segundos hasta que aparezca la actualización y descárgala.

Buscando Actualización watchOS iPhone

Otros posibles problemas y su solución

Además de lo comentado anteriormente, existen otra serie de problemas que se pueden dar a la hora de actualizar el reloj de Apple. En los siguientes puntos de este artículo te las comentaremos para que sepas qué hacer si estás viéndote afectado por alguno de ellos.

Revisa el nivel de carga del smartwatch

Un aspecto fundamental que debes tener en cuenta y que tiene que ver más con la instalación del software que con la descarga, es que el reloj debe estar cargando y con un 50% o más de batería. Este es un mecanismo introducido por Apple para evitar que durante la instalación, el reloj se quede sin batería y no se pueda completar, lo cual daría serios problemas de software en el dispositivo y obligaría a restaurarlo.

Durante la descarga podrá no estar cargando e incluso tener un 49% de batería o menos, pero ya cuando se requiera de instalarla será necesario que lo conectes al cargador. Cabe destacar que no será necesario que el iPhone también esté cargando durante el proceso, ya que en ese punto no intervendrá ya directamente, sino que es el propio reloj el que se pone en marcha.

Parte de detrás del Apple Watch, con el cargador

Si la descarga es muy lenta

Es posible que cuando estés descargando una nueva versión de watchOS exista una multitud de usuarios en todo el mundo tratando de realizar el mismo proceso. Esto se suele dar en las horas posteriores a un nuevo lanzamiento. En estos casos es entendible que los servidores lleguen a estar algo colapsados y que la descarga se haga más lenta e incluso aparezca en pantalla algún fallo. Nuestro consejo en estos casos es que te armes de paciencia hasta tener lista la actualización o, si no quieres estar pendiente, dejes para otro momento la descarga. Seguramente pasadas unas horas todo se haya normalizado y puedas descargar el software más rápido. Ten en cuenta también que existen versiones más pesadas de lo habitual que también requieren de un mayor tiempo de descarga.

Aunque lo cierto es que existe un truco para acelerar las descargas. No es milagroso, pero si que se experimenta un cambio notable. Este consiste en descargar la actualización de watchOS desde el iPhone, siguiendo el método que explicábamos en otro punto anterior de este artículo. Una vez que se esté descargando deberás poner el «Modo Avión» en el iPhone, dejando solo activada la conexión WiFi. En alguna que otra ocasión te saltará un mensaje advirtiéndote de que debes activar el Bluetooth, pero no es necesario durante el proceso de descarga y si lo ignoras comprobarás que no solo se está descargando el software, sino que lo hace más rápido que de forma normal.