Explicamos los sensores del Apple Watch y en qué modelos están

Uno de los mayores alicientes que tenemos en la compra de un Apple Watch es que este no solo permite ver la hora, recibir notificaciones e incluso jugar, sino que además incorpora interesantes funcionalidades de salud. En este artículo te contamos qué sensores tiene cada Apple Watch, además de explicarte en qué consiste cada uno.

Tipos de sensores

Cada Apple Watch dispone de multitud de sensores que sirven para una u otra cosa. Además de micrófono, altavoz, chips de procesamiento o GPS, destacamos aquellos que sirven para realizar algún tipo de medición de salud o ayudar durante el entrenamiento deportivo. A continuación te explicamos en qué consisten todos ellos, aunque dejando claro que no todos están presentes en cada generación, tal y como verás en siguientes apartados.

Sensor de luz ambiental

Este sensor permite básicamente que el reloj mantenga su pantalla encendida o apagada, además de ir variando el brillo en función del tipo de luz que se tenga en ese momento. Para esto último se debe tener dicha opción activada en los ajustes.

Acelerómetro

Este es el sensor que recibe los estímulos de movimiento. Posiblemente alguna vez te hayas preguntado cómo sabe el Apple Watch que estás de pie, haciendo ejercicio o si estás dormido. Pues precisamente este acelerómetro es quien es capaz de detectarlo.

Giroscopio

Al igual que el anterior, este también sirve de ayuda para detectar el movimiento de nuestro cuerpo, sabiendo en cada momento si estás de pie o no. Gracias a este, el Apple Watch puede detectar con mayor precisión los movimientos de cualquier parte del cuerpo aunque el dispositivo como tal se encuentre en la muñeca. Cabe destacar que en sus últimas versiones permite incluso detectar caídas.

Sensor de frecuencia cardíaca

En este caso encontramos tres versiones, el sensor de frecuencia cardíaca tradicional, el mejorado (óptico) y el que además permite realizar electrocardiogramas (el eléctrico). Los dos primeros son capaces de medir las pulsaciones por minuto del corazón y el último de ellos detecta la actividad eléctrica (Derivación I) siempre y cuando se use la app dedicada a ello y se mantenga el dedo puesto en la corona digital en la que se aloja.

Sensores Apple Watch

Altímetro barométrico

Este sensor es capaz de detectar la altura a la que te encuentras, ya sea sobre el nivel del mar o sobre el suelo. Al ser barométrico, basa sus mediciones en la relación entre presión atmosférica y la altitud.

Brújula

La homónima aplicación disponible en algunos relojes se basa precisamente en la información obtenida por este sensor. Es capaz de funcionar incluso sin tener WiFi o Datos Móviles, ya que su funcionalidad es la de poder decir con exactitud en qué punto se encuentra el norte, el sur, este y oeste. Vaya, lo que viene siendo una brújula tradicional de toda la vida pero en un reloj.

Sensor de oxígeno en sangre

esquema medicion oxigeno falllida apple watch

Los dispositivos más recientes de la marca cuentan con este sensor encargado de medir el nivel de oxígeno que tenemos en la sangre. Lo consigue mediante un complejo mecanismo de análisis interno que se realiza en segundos tras la comparación de datos obtenidos con un haz de luz rojo que se refleja en las venas.

Sensores del Apple Watch

Una vez conocidos los diferentes sensores que puede incorporar un reloj de Apple, toca conocer cuales de estos incorpora cada generación. Como ya te habíamos dicho antes, no todos los sensores comentados están en todos ellos, aunque si buena parte.

Apple Watch (original)

  • Sensor de luz ambiental.
  • Acelerómetro.
  • Giroscopio.
  • Sensor de frecuencia cardíaca.

Apple Watch Series 1

  • Sensor de luz ambiental.
  • Acelerómetro.
  • Giroscopio.
  • Sensor de frecuencia cardíaca.

Apple Watch Series 2

  • Sensor de luz ambiental.
  • Acelerómetro.
  • Giroscopio.
  • Sensor de frecuencia cardíaca.

Apple Watch Series 3

  • Altímetro barométrico.
  • Sensor de luz ambiental.
  • Acelerómetro.
  • Giroscopio.
  • Sensor óptico de frecuencia cardíaca.

Apple Watch Pulsaciones

Apple Watch Series 4

  • Altímetro barométrico.
  • Sensor de luz ambiental.
  • Acelerómetro (mejorado respecto al Series 3).
  • Giroscopio (mejorado respecto al Series 3).
  • Sensor óptico de frecuencia cardíaca.
  • Sensor eléctrico de frecuencia cardíaca.

Apple Watch Series 5

  • Brújula.
  • Altímetro barométrico.
  • Sensor de luz ambiental.
  • Acelerómetro.
  • Giroscopio.
  • Sensor óptico de frecuencia cardíaca (mejorado respecto al Series 4).
  • Sensor eléctrico de frecuencia cardíaca.

Apple Watch Series 6

  • Brújula.
  • Altímetro barométrico.
  • Sensor de luz ambiental.
  • Acelerómetro.
  • Giroscopio.
  • Sensor óptico de frecuencia cardíaca.
  • Sensor de oxígeno en sangre.
  • Sensor eléctrico de frecuencia cardíaca.

Apple Watch SE

  • Brújula.
  • Altímetro barométrico.
  • Sensor de luz ambiental.
  • Acelerómetro.
  • Giroscopio.
  • Sensor óptico de frecuencia cardíaca.

No, no se notan los sensores

Si nunca has tenido un Apple Watch es muy probable que te estés preguntando si se nota cuando realizas una medición con alguno de estos sensores, si se notan molestias e incluso dolores. La respuesta es tajante: no. La forma de proceder a las mediciones es totalmente silenciosa, invisible e indolora. Quizás si puedas ver algún haz de luz verde o rojo dependiendo de la medición, pero al tener el reloj en contacto continuo con la muñeca apenas se aprecia.

Cómo saber si funcionan los sensores

En los relacionados con la salud, bastará con que te fijes en los resultados. Si ves que son extrañamente anómalos o que incluso no se pueden llegar a realizar con precisión, existe la posibilidad de que no tengas bien colocado el dispositivo o no hayas seguido las instrucciones de uso. Sin embargo cabe también la posibilidad de que alguno de estos esté defectuoso, especialmente si el reloj ha sufrido algún golpe.

La forma de solucionarlo es acudiendo al servicio técnico de Apple o, en su defecto, a uno autorizado. Allí podrán verificar con mayor exactitud cual es el origen del problema. Si el fallo se debe a un problema ajeno a un mal uso y además el dispositivo está en garantía, es muy posible que recibas un reemplazo sin ningún tipo de coste adicional.

También existe la posibilidad de que un fallo de software impida el correcto funcionamiento de alguno de estos sensores, por lo que se recomienda tener siempre la última versión de watchOS instalada. Por otro lado también está la posibilidad de que ciertas mediciones no estén habilitadas en tu territorio, como por ejemplo los ECG.

¡Sé el primero en comentar!