Solución a los cierres inesperados de apps en el iPhone

Solución a los cierres inesperados de apps en el iPhone

José A. Lizana

Que una app se cierre sola en el iPhone es algo muy poco habitual y que por ende puede generar dudas acerca del motivo por el que sucede. Si esto es ocasional y no vuelve a ocurrir, es posible que fuera un simple fallo puntual y por tanto no haya motivos para preocuparse. Sin embargo, si este problema es habitual y no es solo en una aplicación concreta sino en varias, hay que investigar para averiguar que es lo que sucede. En este post te ayudamos a resolver ese problema con los cierres inesperados de apps en iOS.

¿Estas en una beta de iOS?

Beta iOS

Los cierres inesperados de aplicaciones y reinicios del iPhone suelen ser los bugs más habituales que encontramos en versiones beta de iOS. Entendemos que muchas de las veces que se instalan estas versiones es con el fin de poder probar antes algunas novedades o comprobar si se resuelve algún problema presente en la última versión oficial, pero el riesgo que se corre a tener estos bugs es importante. Si te encuentras en una de estas versiones te recomendamos encarecidamente regresar a la última versión estable, para lo cual deberás seguir estos pasos.

  • Acude a la web de IPSW desde tu Mac o PC Windows y descarga la última versión estable compatible con tu iPad.
  • Desactiva «Buscar mi iPhone» desde el propio teléfono. Debes hacerlo desde Ajustes > tu nombre > Buscar.
  • Conecta el iPhone al ordenador.
  • Dependiendo del ordenador que tengas, abre uno de estos programas:
    • iTunes en Mac con macOS Mojave o anterior y PC con Windows.
    • Finder en Mac con macOS Catalina y posterior.
  • Pon el iPhone en modo DFU.
  • En el ordenador, pulsa en el botón «Restaurar» mientras mantienes presionada la tecla Alt / Option.
  • Selecciona el archivo IPSW que descargaste.
  • Sigue todos los pasos indicados en pantalla y no desconectes el iPhone hasta que finalice el proceso.

Una vez que termines con esto tendrás la última versión de iOS operativa en tu teléfono, teniendo que configurarlo como nuevo o con una copia de seguridad. En principio este sería el fin de los problemas de cierres en aplicaciones, pero si no lo es deberás seguir leyendo los siguientes apartados de este artículo.

Comprueba las actualizaciones de las apps

Actualizar apps iOS

Una norma que tiene la App Store para alojar a todas las aplicaciones es que estas estén optimizadas para funcionar en los iPhone, ya que de lo contrario sería absurdo que estén publicadas. Sin embargo hay algunas versiones que, por algún fallo técnico, salen con algún problema. Esto se suele dar en ocasiones contadas y muy rara vez con apps muy populares, pero en todo caso solo hay una forma de arreglarlo y es actualizando la app a la última versión disponible si la hubiese. Para ello debes acudir a la App Store, pulsar en tu foto y deslizar hacía arriba para que aparezcan las aplicaciones a actualizar.

Reinicia el iPhone

Aunque sea un consejo que puede ser realmente básico lo verdaderamente importante es que puede solucionar este problema realmente. Cuando se reinicia un iPhone se puede conseguir detener todos los procesos que están iniciados tanto actualmente como en un segundo plano. En muchas ocasiones un archivo que se está ejecutando en un segundo plano puede terminar provocando que la aplicación no se termine iniciando de una manera correcta. Es por ello que cuando se reinicia todo se ‘apaga’ y vuelve a encenderse y en la mayoría de los casos el bug que estaba ocasionando el no poder abrir una aplicación se termina solucionando.

Apagar reiniciar iPhone

Es importante que al apagar se deje unos segundos sin tocarlo para que se puedan cerrar todos los procesos ya que si se comienza a encender exactamente al mismo momento esto hará que la operación no haya funcionado de una manera correcta.

Reinstalar las aplicaciones

Si todavía estás con el mismo problema y ni siquieras acabando con los procesos se termina de solucionar, lo mejore es eliminar la aplicación. Al eliminarla hay que hacerlo bien desde los propios ajustes del dispositivo con el objetivo de no dejar rastro de la aplicación ni de los archivos temporales que se han podido ir generando. De esta manera el fallo si está en los archivos internos de la aplicación terminará desapareciendo por completo.

Una vez que te has asegurado que ya no hay rastro de la aplicación que te da problemas podrás volver a instalarla de una manera normal a través de la App Store. Al iniciarla se volverán a generar los archivos temporales clásicos pero serán nuevos así como los procesos que se van ejecutando en el propio dispositivo. Ahora si el problema reside en el dispositivo y no es culpa de una compatibilidad funcionará de una manera correcta.

Defectos en el software del iPhone

Si casualmente el iPhone ha comenzado a presentar fallos tras la última actualización de software, podemos dar por principal sospechosa a esta versión de iOS. La única solución en caso de que este sea el problema es esperar a que Apple lance una nueva actualización del sistema. Para ello debes acudir a Ajustes > General > Actualización de software para comprobar si hay alguna versión más reciente lista para su descarga e instalación.

Por otro lado, si no es este el problema, debemos tener en cuenta un aspecto relativo al software de iOS. Este es muy bueno, pero al final son muchos los procesos que realizamos con él, actualizaciones que instalamos encima, copias de seguridad provenientes de otros iPhone anteriores y un sin fin de procesos que generan lo conocido como «archivos basura» y que podrían hacer que el teléfono no funcione de forma optimizada. Por tanto, la recomendación que podemos hacerte de cara a evitar este problema es la de Restaurar el iPhone sin copia de seguridad, aunque podrás guardar algunos datos sincronizados con iCloud si vas a Ajustes > tu nombre > iCloud y seleccionas las respectivas pestañas. En cuanto a la forma de restaurar, está disponible la opción de hacerlo desde Ajustes > General > Restablecer y pulsar en «Borrar contenido y ajustes». No obstante, recomendamos hacerlo a través de un ordenador por ser una restauración «más limpia».

Mac con macOS Catalina o posterior

  • Conecta el iPhone al Mac mediante cable.
  • Abre una ventana de Finder y pulsa en el nombre del iPhone, en la barra izquierda.
  • Ve a la pestaña General y pulsa en «Restaurar iPhone».
  • Sigue los pasos que se te muestra en pantalla y no desconectes el dispositivo en lo que dura el proceso.

Mac con macOS Mojave o anterior

  • Conecta el iPhone al Mac mediante cable.
  • Abre iTunes y ve a la parte de gestión del dispositivo pulsando en el icono de la parte superior.
  • Ve a la pestaña Resumen y pulsa en «Restaurar iPhone».
  • Sigue los pasos que se te muestra en pantalla y no desconectes el dispositivo en lo que dura el proceso.

PC con Windows

  • Conecta el iPhone al ordenador mediante cable.
  • Abre iTunes y ve a la parte de gestión del dispositivo pulsando en el icono de la parte superior.
  • Ve a la pestaña Resumen y pulsa en «Restaurar iPhone».
  • Sigue los pasos que se te muestra en pantalla y no desconectes el dispositivo en lo que dura el proceso.

Fallos de la RAM

web soporte tecnico apple

Apple puede aprovechar que es ella misma la que diseña el software y procesador de los iPhone, lo cual le da una ventaja respecto a la competencia en lo que a gestión de RAM se refiere. Por tanto, por muchas apps de optimización que se utilicen, realmente serán innecesarias y el hecho de tener varias apps abiertas a la vez no sería causante de que otras se cierren de forma inesperada. Sin embargo sí que podría darse algún fallo de la RAM a nivel físico o de la placa del dispositivo que genere esos problemas. En estos casos solo queda una opción: acudir a Apple o un servicio técnico autorizado. En estos lugares tienen herramientas diseñadas para poder ejecutar un diagnóstico claro de lo que sucede a tu iPhone y podrán arréglatelo. Una vez lo comprueben podrán darte un presupuesto de la reparación, pudiendo ser incluso gratis en caso de que se deba a un defecto de fábrica.

La opción de acudir a un servicio no autorizado quizás pueda ser contraproducente, ya no solo por las herramientas que utilicen, sino que tampoco contarían con piezas de repuesto oficiales y perderías la garantía del iPhone en caso de que la tuviese. Lo mismo sucede si intentas repararlo por tu cuenta, ya que si no tienes demasiados conocimientos sobre el tema es posible que puedas dejar inutilizable el teléfono.