Adiós a los vídeos pesados en iPhone: así se pueden comprimir

Cuando se va a realizar el envío de un archivo de vídeo en iPhone o en iPad seguramente te encuentres con un error muy típico. El peso que tiene el archivo puede limitarte a la hora de enviarlo cómodamente o provocar que la subida o descarga siempre se sienta muy lenta. Es por ello que la mejor solución es comprimirlo y en este artículo te explicamos cómo hacerlo en el iPad o en el iPhone.

El problema de los archivos multimedia

Cuando se trabaja con archivos multimedia siempre hay un problema muy importante encima de la mesa: el tamaño. En los últimos años hemos podido ver como la calidad de los vídeos ha aumentado de manera considerable. Ahora mismo lo más normal es tener archivos de vídeo grabados en una resolución 4K o incluso superior. Aunque la calidad mejore considerablemente con este tipo de características, lo cierto es que tiene un lado negativo. Hablamos del tamaño que sin duda es un factor realmente importante a tener en cuenta siempre. Cuando se habla de un archivo 4K y que pueda durar varios minutos puede llegar a ocupar varios GB fácilmente.

video

Esto es un grave problema sobre todo cuando se quiere terminar compartiendo con otras personas a través de correo electrónico o utilizando cualquier otro tipo de plataforma. Es por ello que en muchas ocasiones se debe reducir este tamaño de manera considerable para trabajar con ellos de una manera más cómoda. Esto se puede hacer a través de las diferentes herramientas de compresión que hay disponibles. Aunque es verdad que a la hora de comprimir puede terminar perdiendo calidad es algo que se debe sopesar para poder compartirlo fácilmente a través de diferentes plataformas como de mensajería.

Cómo hacerlo a través de aplicaciones

En la App Store ahora mismo se pueden encontrar muchas aplicaciones para poder realizar las diferentes compresiones de vídeo de una manera cómoda en tu iPhone o iPad. Alguna de ellas son pago pero otras son gratuitas pero incluyen una serie de anuncios que se pueden quitar a través de un pago único, aunque esto dependerá siempre de todo lo que necesites en tu día a día.

Compresor de vídeos

Una de las aplicaciones más sencillas a la hora de realizar la compresión de los vídeos ajustando la transferencia de bits a tus gustos personales. Esta es una aplicación que es gratuita a priori aunque incluye una gran cantidad de anuncios que se pueden eliminar a través de un pago único. Nada más abrir la aplicación podrás encontrar un espacio dedicado para subir los vídeos de tu propio carrete a la aplicación, no teniendo opción de elegirlos en formato archivo desde la nube de iCloud por ejemplo.

Una vez ha sido elegido te aparecerá la información de este vídeo en cuestión como el tamaño del vídeo actualmente así como el tamaño resultado de hacer la compresión finalmente. Si normalmente trabajar con vídeos seguramente estés acostumbrado a la transferencia de bits o bitrate. Este es el valor que va a determinar finalmente la calidad de un vídeo y por ende el tamaño. En esta aplicación tu mismo puedes establecer el bitrate que veas más adecuado pudiendo ver siempre el tamaño con el que se queda el archivo multimedia en cuestión con el valor que has establecido. De esta manera se puede ajustar perfectamente al tamaño de archivo que tu necesitas sacrificando lo mínimo la calidad.

video compresor

Pero si no estás muy familiarizado con este valor siempre puedes optar por uno de los estándares que tiene la aplicación. Justo encima del seleccionador de bitrate aparece un apartado que pone ‘elegir predeterminado’. Al pulsar en ese aparecerán resoluciones aproximadas así como el peso de un archivo por cada uno de los minutos que dura el vídeo. De esta manera tendrás exactamente la resolución que quieras y conocer el tamaño concreto.

Una vez has delimitado todos estos parámetros ya podrás pulsar en ‘Continuar’. Al momento comenzará a realizar la compresión, cuyo tiempo puede terminar variando dependiendo del tamaño original del archivo multimedia. Una vez se acabe el proceso podrás finalmente descargar el archivo en el carrete y además te da la opción de eliminar el archivo original para que no tengas un duplicado en el almacenamiento interno de tu dispositivo que al final ocupará mucho más espacio.

Video Compressor

Otra de las aplicaciones que se pueden encontrar en la App Store que resuelve una de las carencias de las que disponía la anterior. En este caso al abrir esta app te pedirá los permisos necesarios para acceder al almacenamiento interno del iPhone o el iPad y más concretamente a tu carrete. De manera automática te mostrará todos los archivos de vídeo que haya podido detectar la aplicación para que tu mismo selecciones. Lo positivo que tiene es que en la parte superior izquierda tienes el acceso a iCloud para que abra la aplicación de Archivos y elegir uno de los vídeos que tengas aquí almacenados.

Una vez lo seleccionas te aparecerá un menú desplegable en la que elegir la calidad final. Entre estas opciones podrás seleccionar si quiere la calidad máxima, media o más baja, teniendo en un porcentaje la calidad que se podrá mantener en este caso. Pero si quieres ir mucho más allá puedes pulsar en la última opción para personalizar todos los valores disponibles. En la ventana que aparece podrás elegir con diferentes barras la calidad del vídeo así como el valor de transferencia de bits tanto en vídeo como en audio. Al final estos valores son los que marcarán el tamaño del archivo así como la calidad del resultado final.

video compresor

Una vez has elegido la calidad, la aplicación lo exportará a su propia biblioteca. Al pulsar sobre el archivo en cuestión que has exportado podrás realizar diferentes ediciones como introducir efectos o recortar el vídeo. Una vez ya lo tienes hecho a tu gusto simplemente deberás pulsar en la parte superior derecha en el botón que aparece como ‘Exportar’. En este momento se comenzará a realizar la edición así como la edición que le has podido realizar a posteriori para terminar guardándolo en tu galería o subirlo a través de la galería a alguno de los servicios. Es cierto que no se limita únicamente al servicio de iCloud sino que también se pueden utilizar archivos de otras nubes que tengas disponibles.

Usar una web para la compresión

Además de las aplicaciones, también se pueden encontrar páginas web a las que acceder desde Safari en iPhone o iPad para poder comprimir los vídeos que tienes en el dispositivo. De esta manera no dependes de tener una aplicación siempre instalada, siendo una interesante opción cuando tienes una ‘emergencia’ a la hora de comprimir un vídeo. Una de las mejores páginas en este sentido es Clideo. Es compatible con diferentes servicios de nube como por ejemplo Dropbox o Google Drive. Esto no quita que también puedas optar por subir los archivos que tengas en tu almacenamiento interno de una manera cómoda.

El único ‘problema’ que llega a tener es que tu mismo no puedes elegir los parámetros de calidad. La propia web al subir al archivo realiza la compresión más adecuada dependiendo del tipo de archivo para tratar de mantener la máxima calidad posible. Al final del proceso de compresión cuando tu mismo eliges el archivo te aparece la información de cuanto pesaba y cuanto pesa ahora mismo. A partir de ese momento podrás descargar el vídeo a tu iPhone o iPad cómodamente.

clideo

El problema que tiene es que esta es una web que no es del todo gratuita. Aunque permite realizar la compresión de vídeo fácilmente al descargarlo verás que aparece una marca de agua en la esquina inferir izquierda. Cuando se comprime tienes la opción de quitar la marca de agua siempre que realices un pago que dependerá del tipo de vídeo que has subido a la plataforma. Indiferentemente si es para un uso más personal puede que la marca de agua no termine siendo un problema.