Arregla los problemas con las notificaciones de tu iPhone

Arregla los problemas con las notificaciones de tu iPhone

Álvaro García M.

El panel de notificaciones de nuestros teléfonos es hoy en día una parte fundamental de nuestra vida. Ya sea para recibir información acerca de las noticias, mensajes de un ser querido o emails relacionados con trabajo. Por eso es fundamental cerciorarse de que funcionan correctamente, por lo que en este artículo te contamos qué debes hacer si tienes algún fallo con las notificaciones de tu iPhone y por alguna razón no te están llegando bien.

Cuando las notificaciones no funcionan como deberían en un dispositivo como el iPhone, puede ser una experiencia frustrante y perjudicial para nuestra productividad. En este artículo, exploraremos en detalle cómo abordar problemas relacionados con las notificaciones en el iPhone y garantizar que sigas recibiendo información durante nuestro día a día.

El proceso más sencillo podría ser el más útil

Los iPhone, al igual que otros muchos dispositivos electrónicos de esta clase, ejecuta una serie de tareas en segundo plano para garantizar el correcto funcionamiento del dispositivo. De hecho la mayoría de veces ni siquiera somos conscientes de que se están produciendo este tipo de procesos (precisamente viene de ahí que se llamen procesos en segundo plano). Pese a que no suele ser algo que se produzca todos los días, si que es frecuente que en ciertas ocasiones durante esta ejecución de procesos de produzcan errores en el funcionamiento del sistema operativo. Por suerte, la solución es tremendamente sencilla.

Reiniciar el iPhone es la solución más efectiva para acabar de golpe con todos estos procesos que estén abiertos y que puedan estar generando problemas. El problema de no recibir notificaciones tiene otras posibles causas que analizaremos en posteriores apartados, pero la más absurda de ellas es esta y como ya hemos explicado se puede atajar de forma rápida. Puedes apagar de forma manual el teléfono y esperar varios segundos para encenderlo o, en su defecto, reiniciarlo directamente de la siguiente forma:

Apagar reiniciar iPhone

  • iPhone 6s y anteriores: mantén pulsados los botones de bloqueo y el botón Home hasta que se apague la pantalla.
  • iPhone 7 y 7 Plus: mantén pulsado el botón de bajar volumen y el botón lateral hasta que la pantalla se apague.
  • iPhone 8 y posteriores: pulsa y suelta el botón de subir volumen, después haz lo mismo con el de bajar volumen y finalmente mantén presionado el botón lateral derecho hasta que se apague la pantalla.

Una vez que la pantalla esté apagada tardará poco en aparecer el logo de Apple, señal de que el dispositivo se está volviendo a encender. Una vez pasada esa pantalla verás el teléfono encendido teniendo que introducir el pin y la contraseña. Si tras ello sigues comprobando que hay problemas con las notificaciones en iOS, sigue leyendo porque es evidente que esta no ha sido finalmente la solución.

Revisa el sonido de tu iPhone

Es posible que cuando vayas a ver las notificaciones compruebes que si aparecen y que sin embargo no ha sonado el teléfono cuando las has recibido. Una causa muy frecuente de ello es tener el móvil en silencio. Sabemos que puede parecer absurdo, pero recomendamos primeramente comprobar el conmutador del iPhone, el que se sitúa en la parte izquierda encima de los botones de volumen. También es aconsejable revisar que el volumen de las notificaciones está a un nivel suficiente para que puedas escucharlo, lo cual puedes revisar con los botones de volumen o desde Ajustes > Sonidos y vibraciones.

iPhone en silencio

Una comprobación muy útil ligada a esto es la de poner una canción o vídeo de internet con el que puedas asegurarte de que los altavoces funcionan correctamente. Si notases un problema en esta parte podría ser la causa de que no escuches las notificaciones y esto ya sería un problema de hardware que debería ser revisado en el soporte técnico. A veces es simplemente suciedad y con una herramienta especial se pueden limpiar los altavoces, pero si hay algún otro fallo lo comprobarán los especialistas y te ofrecerán una solución a ello.

¿Tienes conexión a internet?

WiFi Datos Móviles iPhone

Seguramente ya lo sabes, pero por si acaso recordamos que la mayoría de notificaciones que se reciben en el iPhone se producen gracias a la conexión a internet. Salvo llamadas, mensajes y otras funciones que no requieren de estar conectado a la red. Deberás comprobar que estás conectado a una red WiFi o que tienes los datos móviles activados. Puedes ver todo esto desde los Ajustes del teléfono y entrando en cada una de estas partes.

Es posible que de primeras creas que estás conectado porque así se muestra en el dispositivo, pero la mejor comprobación es la de entrar a internet con el navegador y entrar a cualquier página web. Así podrás comprobar si carga, si lo hace de forma lenta o si directamente salta algún fallo. Si no funciona todo con normalidad deberás contactar con tu compañía telefónica, ya sea la que te proporciona WiFi o conexión con datos móviles. De esta forma ellos podrán tener conocimiento del fallo y proponerte una solución para que tu conexión vuelva a ser buena y por tanto el fallo con las notificaciones desaparezca.

Cuidado con el modo No molestar

No Molestar

Esta función de iOS es tremendamente útil cuando queremos desconectar del iPhone sin tener que apagarlo o incluso para que por las noches podamos dormir sin sobresaltos cuando nos llegue un aviso. Sin embargo a veces juega malas pasadas y lo tenemos activado sin darnos cuenta. Desde iOS 13 se muestra en el panel de notificaciones un banner en el que se avisa cuando este modo ‘No molestar’ está activo, pero si estás en una versión anterior o lo eliminaste y no te acuerdas no sabrás desde ahí si está activo.

Basta con abrir el centro de control y fijarse en si el icono de la luna está con fondo blanco. Si es así es que está activado y con pulsarlo ya se desconectará. En cualquier caso recomendamos más ir a Ajustes > No molestar, ya que aquí no solo comprobarás si está o no en funcionamiento, sino que podrás ver si está programado en un determinado horario, si se silencian siempre las notificaciones o solo con el iPhone bloqueado, así como la posibilidad de añadir excepciones para algunas llamadas telefónicas.

¿Tienes activadas las notificaciones?

Notificaciones iPhone

Otro fallo que puede parecer tonto, pero que realmente es más común de lo que uno se cree es el de tener las notificaciones desactivadas y no haberse dado cuenta. En este caso hay dos variantes, una es que estén desactivadas todas las notificaciones, lo cual se puede comprobar en Ajustes > Notificaciones y yendo a Mostrar previsualizaciones. El otro caso son las notificaciones de una app en concreto, lo cual puedes comprobar también en Ajustes > Notificaciones, pero esta vez deslizando hacía abajo y comprobando si las apps que te interesan tienen las notificaciones activadas.

Desde el equipo de redacción de La Manzana Mordida siempre invitamos a que todos los usuarios hagan un configuración consciente y adecuada de las notificaciones que permiten entra a su dispositivo, activando aquellas que sean necesarias y desactivando las que realmente son irrelevantes en el día a día, ya que un exceso de las mismas puede acarrear una mala experiencia de usuario y sobre todo, puede llegar a afectar a la salud mental de los usuarios.

Revisa que no tengas el Modo Concentración activado

Los Modos Concentración son una herramienta diseñada para ayudarte a enfocarte en una tarea específica mientras reduces las interrupciones en tu iPhone. Cuando te encuentras en un momento en el que necesitas concentrarte o deseas mantener tu dispositivo en segundo plano, los modos concentración te ofrecen la capacidad de temporalmente silenciar todas las notificaciones o, alternativamente, permitir únicamente las notificaciones relacionadas con la tarea en curso. Además, los modos concentración te permite hacer saber a otras personas y aplicaciones que estás ocupado. Dentro de esta configuración tienes la opción de seleccionar entre una serie de ajustes más avanzados, algunos predefinidas y otros que puedes personalizar según tus necesidades específicas.

Para desactivar este modo, tendrás que abrir el centro de control, toca Concentración y, a continuación, toca el modo de concentración que quieres activar como por ejemplo, “No molestar”. Para seleccionar un punto de finalización para el modo de concentración, toca sobre los tres puntos , selecciona una opción, como “Durante 1 hora” o “Hasta que me vaya de aquí” y, a continuación, toca  de nuevo sobre los tres puntos. Cuando hay un modo de concentración activado, su icono (por ejemplo, para “No molestar”) aparece en la barra de estado y en la pantalla bloqueada, y tu estado se muestra automáticamente en la app Mensajes. Las personas que intenten enviarte un mensaje verán que has silenciado las notificaciones, pero aún podrán enviarte una notificación si hay algo urgente.

Por supuesto, también podrás activar o desactivar cualquiera de estos modos con ayuda de Siri. Diciendo «Oye, Siri», activarás a la asistente virtual de Apple para pedirle lo que necesites, y pidiéndole que active o desactive el modo concertación, podrás gestionar estos modos sin necesidad de ser tu quien lo haga manualmente. Muchas veces estos modos se activan solos sin que te des cuenta, por lo que es importante que lo revises bien antes de buscar otro tipo de falo, como bien podría ser un fallo del sistema o del propio móvil.

modos de concentracion en pantalla

Comprueba que las aplicaciones tienen permisos para realizar notificaciones

Las aplicaciones del iPhone requieren de permisos para poder enviarnos notificaciones. Estos permisos se otorgan cuando instalamos una aplicación y la abrimos por primera vez. Y puede darse el caso de que, con el tiempo queramos que una app nos mande notificaciones, a pesar de que en un primer momento le pidiésemos que no lo hiciera. No todas las apps del iPhone que pueden mandar notificaciones, las acaban enviando. Es por eso que, si queremos estar alerta en aquellas aplicaciones que nos interesan, deberemos ir a Ajustes > Notificaciones.

En ese apartado del menú vamos a ver un listado de aplicaciones, con el nombre de Estilo de notificación. En ese apartado nos aparecerán todas las aplicaciones que tenemos instaladas en el iPhone, siempre y cuando estas tengan la opción de enviarnos notificaciones. Tanto si las tenemos activadas, como si no, aparecerán en esta lista. Ten en cuenta que aquellas aplicaciones que no pueden enviar notificaciones no van a salir. Así que, para poder seleccionar qué aplicación nos podrá mandar notificaciones, tendremos que pulsar encima de la que queramos y activar la opción Permitir notificaciones.

Sin esa opción activada, no vamos a recibir ninguna notificación en concreto de esta aplicación. Cuando la tengamos activada, podremos elegir si recibir esas notificaciones al instante, o bien, que nos muestren en la función Resumen programado. Esta función permite agrupar las notificaciones de las apps que queramos, para que se las podamos ver de golpe en franjas horarias que nosotros mismos podemos configurar. Así que, una vez nos aseguremos de que hemos activado todos estos parámetros, podremos recibir notificaciones con normalidad. No obstante, también puede darse el caso en el que, aún con todo esto activado, no te lleguen las notificaciones. Así que tocará pasar a medidas más exhaustivas para poder resolver este problema.

Asegúrate de tener actualizado el sistema operativo

No es habitual encontrarse este tipo de problemas en una versión estable de iOS, pero tampoco es descartable. Son fallos más habituales de beta, por lo que si estás en una de ellas es muy probable que sea la causante de que no te lleguen bien las notificaciones. Si estás en una versión normal te recomendamos verificar si hay una actualización de software desde Ajustes > General > Actualización de software. Si hubiese una versión más reciente del sistema deberás descargarla e instalarla en tu dispositivo. Estas no solo pueden traer novedades estéticas, funcionales y parches de de seguridad, sino que también contienen corrección de errores y por tanto tu problema podría ser resuelto.

iOS 13

Si no hay ninguna actualización pendiente o la había y el problema no se ha resuelto, no es descartable que el problema se deba a tu propio software. Hay veces que se generan archivos basura y aunque normalmente se depuran bien sin necesidad de que nos enteremos, en otras ocasiones se requiere de un formateo completo del iPhone para que puedan eliminarse y por tanto evitar errores que pueden presentarse de diversas formas, siendo el fallo de las notificaciones uno de ellos. La forma real de formatear estos dispositivos es a través de un ordenador como ya te contamos en un artículo en el que explicamos cómo restaurar un iPhone.

finder restaurar iphone

Probablemente sepas que desde Ajustes del iPhone hay una opción que permite restablecer el software y a efectos visuales puedes obtener un resultado similar. Sin embargo esta restauración no es tal, lo que se hace es simplemente borrar todas las configuraciones, pero no se borra por completo el terminal y ese el motivo de que se deba hacer con un ordenador, ya sea Mac o Windows. Cabe destacar que una vez que se haga deberás configurar el iPhone como nuevo sin copia de seguridad, ya que cargar el backup podría traer de vuelta los problemas.

Actualizar tu sistema operativo siempre incluye ventajas, que son muchas y alguna que otra desventaja. Apple siempre presenta sus sistemas operativos con la renovación de sus equipos, por lo que hay equipos que vienen con dicho sistema de serie. En cambio, otros, tienen que actualizar porque son de generaciones anteriores y donde donde muchos usuarios se preguntan si es mejor quedarse en su versión de serie o disfrutar de las novedades y parches de seguridad.

Se destacan principalmente tres ventajas a la hora de actualizar el sistema operativo que vamos a analizar los motivos por el cual es una ventaja actualizar independiente del dispositivo o equipos que tengas de Apple.

  • Actualización y limpieza del equipo: actualizar a la nueva versión del sistema operativo no solo son pequeños cambios visuales a nivel de diseño, sino que también una limpieza completa del dispositivo y mejoras en rendimiento, gestión de la batería, almacenamiento y eliminación de catché que ocupa mucho espacio y no mejoran la experiencia de usuario.
  • Integración entre distintos sistemas operativos: actualizar permite una mayor integración entre el ecosistema Apple ya que, los de Cupertino buscan en todo momento que los dispositivos con el mismo ID se entienda perfectamente entre ellos. Actualizar mejora esa sincronización e integración que siempre es fundamental.
  • Mantener en una versión anterior impide usar apps que son compatibles que están adaptadas al nuevo SO, por lo que no podrás tener las novedades de otras aplicaciones profesionales imprescindibles en tu día a día, ya sea por falta de actualizaciones de la misma o porque el desarrollador no permita por cualquier otra razón usarlo en versiones más recientes.

Revisa si las aplicaciones están actualizadas.

Es posible que si una aplicación no está actualizada a las versiones más recientes reporte algún error y provoque que las notificaciones no aparezca en la pantalla de inicio del dispositivo. Para saber si tienes alguna aplicación sin actualizar, haz los siguientes pasos:

  1. Desbloquea el iPhone y diríjase al App Store.
  2. pulsa el icono de tú perfil en la parte superior de la pantalla.
  3. Desplázate para ver las actualizaciones y las notas de la versión. Pulsa Actualizar al lado de una App para actualizar solamente la aplicación que nos reporte problema o actualiza todo.

Acude al servicio técnico de Apple

Si nada funciona siempre podrás acudir al servicio de Apple, tanto de forma presencial (donde es muy probable que te lo solucionen), hasta online, a través de la App de soporte. Entrando en ella podrás hablar con un agente, por chat, y explicarle lo que te ocurre. Te intentará ayudar con lo que él considere oportuno, sabiendo tu modelo, versión de iOS y posibles problemas actuales que nosotros no tengamos en cuenta, por lo que es algo que puedes probar si ya no sabes que más hacer.

4 Comentarios