Así de fácil es conectar y gestionar un pendrive en cualquier iPad

Así de fácil es conectar y gestionar un pendrive en cualquier iPad

José Alberto Lizana

Para considerar el iPad como un ordenador portátil, este debe tener la propiedad de gestionar archivos de la manera más óptima posible. Aunque las nubes están ganando mucho terreno, los típicos pendrive todavía siguen presentes y los iPad son capaces de trabajar con ellos. En este artículo te contamos todas las apreciaciones a considerar para conectar un pendrive al iPad.

iPad con conector Lightning

En el caso de que tengas un iPad con conector Lightning, debes saber que tiene algunas limitaciones. Aunque hay algunas unidades de almacenamiento que tienen conector Lightning la experiencia no es demasiado buena. A raíz de que la poca potencia que tiene el puerto para poder transferir archivos se debe recurrir a diferentes adaptadores Ligthning-USB-A. Con este adaptador que podemos encontrar en la web oficial de Apple podremos conectar un pendrive con total facilidad al iPad para que sea reconocido.

Algo a tener en cuenta es que este adaptador trae un puerto de carga. No es una opción el cargarlo o no, ya que si se quiere utilizar una unidad de almacenamiento externo como un pendrive o un disco duro siempre habrá que conectar el adaptador a la luz. Esta conexión es la que dará la energía suficiente al puerto de carga para funcione de manera correcta y se reconozca de manera correcta.

iPad con conector USB-C

Si tienes un iPad con un conector USB-C no tendrás ningún problema a la hora de conectar un pendrive. Requerirás un adaptador para poder conectar un pendrive tradicional de USB-A aunque en el mercado encontramos también pendrive con USB-C. No se requiere ningún tipo de adaptador con alimentación externa, porque la conexión USB-C es perfectamente capaz de transferir archivos a una alta velocidad y otorgar de energía a los accesorios externos. Esta es una de las grandes ventajas que tiene este tipo de conexión por encima del Lighting.

Además de un pendrive típico, también se puede conectar otra serie de accesorios como por ejemplo un disco duro. Esto es algo imposible con la conexión Lightning ya que no administra energía de la manera correcta.

Dónde visualizar los archivos del pendrive

Una vez se ha conectado el pendrive al iPad se debe saber dónde se visualizan los archivos que hay dentro del accesorio. Desde iOS 13 Apple incluyó una gestor de archivos competente denominado ‘Archivos’. Al igual que si estuviéramos en macOS, en el lateral izquierdo tendrás acceso al pendrive que hayas conectado. Aparecerá en la sección ‘Ubicaciones’ donde encontramos el acceso a iCloud Drive o Google Drive. Si no termina de reconocerlo se puede forzar a mostrar la ubicación en concreto pulsando en los tres puntos que encontrarás en la esquina superior derecha, al lado de la palabra ‘Explorar’. En la sección que aparece verás todas las ubicaciones que están ocultas para se terminen mostrando.

Una vez que accedes a los archivos que hay dentro del pendrive, puedes interaccionar con ellos para explorar dentro de las carpetas o abrir aquellos archivos que te interesen en el iPad. También se pueden exportar los archivos a la memoria interna del iPad arrastrándolos simplemente a una de las ubicaciones de la parte derecha del explorador.

En definitiva, el iPad aspira a convertirse en un ordenador portátil de entrada y con estas funciones muy centradas en la productividad se va por el buen camino. El problema puede radicar en las limitaciones del conector Lightning, que se resuelve con el USB-C en los iPad Pro.