Así puedes evitar que el iPad se caliente, previniendo posibles fallos

Así puedes evitar que el iPad se caliente, previniendo posibles fallos

Álvaro García M.

Ya puede ser verano, invierno o cualquier otra de las estaciones intermedias. Tu iPad se puede calentar en exceso y si bien hay sistemas internos de Apple que lo previenen, esto puede acabar dándote problemas en forma de fallos. En este artículo te contamos el motivo de qué ocurra esto, así como la forma de prevenirlo y hacer que el rendimiento del dispositivo sea siempre el adecuado.

¿Cuándo se calienta un iPad?

Existen muchas causas por las que una tablet como los iPad pueden sufrir un sobrecalentamiento. Estas son algunas de las situaciones más comunes en las que se puede dar esta circunstancia:

iPad configuracion inicial

  • Cuando se configura por primera vez el iPad.
  • Al proceder a restaurarlo con una copia de seguridad.
  • Cuando las aplicaciones realizan procesos arduos en segundo plano (etiquetado de fotos, palabras clave, etc.)
  • Al utilizar aplicaciones que requieran de mucha potencia gráfica.
  • Cuando se está grabando vídeo durante mucho tiempo con calidad máxima.
  • Si el iPad está expuesto a temperaturas altas o le está incidiendo la luz del sol directamente.

Recomendaciones a tener en cuenta

Precisamente en torno a la última circunstancia comentada en el anterior punto, hay una serie de consejos a tener en cuenta y que la propia Apple recomienda.

advertencia ipad

  • Mantener el iPad en un lugar seco, se esté usando o no.
  • No dejar que el incida directamente la luz del sol.
  • Procurar que el dispositivo esté en lugares cuya temperatura oscile entre los -20 y 45º C.
  • No dejar el dispositivo cerca de una ventana o lugares como el asiento de un coche.
  • Procura dejar de usar el iPad si notas que se empieza a calentar en exceso.

Qué problemas puede provocar esto

A largo plazo son muchos los problemas que puede generar un iPad que se caliente en exceso de forma habitual. El primero y más evidente es el de la batería, la cual al final puede deteriorarse con más rapidez de la natural. Esto es aplicable a cualquier otro componente que se encuentre en la placa interna del dispositivo, desembocando esto en problemas de cualquier tipo. Incluso a nivel visual, cuando manejas el iPad, puedes notar incluso lentitud y un rendimiento tremendamente inferior al normal con el paso del tiempo.

El riesgo de incendio, pese a ser bajo, existe. El sistema de seguridad que incorpora el iPad hace que cuando esté alcance temperaturas extremas que puedan aumentar este riesgo, el equipo se apague y quede totalmente inservible durante varios minutos hasta que la temperatura haya bajado hasta un punto en que no ponga el riesgo al equipo y tu propia integridad. Por tanto, insistimos de nuevo en el bajo riesgo de esto, pero sin descartarlo por completo si no se siguen unas indicaciones que en su mayoría son de sentido común.

Qué hacer si sale un mensaje de temperatura

Como comentábamos previamente, los dispositivos de Apple como este disponen de un sistema que alerta cuando se produce un sobrecalentamiento. Esta advertencia es bastante clara, como verás en la anterior imagen en la cual se informa de que el dispositivo debe bajar su temperatura antes de ser utilizado. Esto es algo positivo de cara a evitar problemas mayores, pero ten en cuenta que si esto ocurre el iPad se paralizará por completo y no podrás acceder a nada de el, perdiendo incluso la actividad que estuvieras realizando en ese momento. Es aquí dónde recalcamos nuevamente el dejar de usar el iPad por tu cuenta cuando notes que se empieza a calentar en exceso o que, en su defecto, vayas guardando copias de seguridad del trabajo que estés realizando para que no se pierda tras reanudarse su funcionamiento.

Si el iPad se calienta de forma habitual

Si notas que tu equipo sufre estos problemas de forma frecuente e incluso sin exprimir al máximo su rendimiento, es evidente que algo no marcha bien. Normalmente estos problemas suelen estar cubiertos por la garantía del dispositivo, por lo que Apple o un servicio técnico autorizado pueden llegar a ofrecerte una solución completamente gratuita. No es que sea habitual encontrar iPad con defectos de fábrica de este tipo, pero no es descartable. Independientemente de cual creas que sea el origen de esto y de si el iPad está o no en garantía, es siempre recomendable acudir a estos profesionales autorizados para que puedan realizar un diagnóstico que permita conocer con precisión el origen del problema. Recuerda que puedes contactar con Apple en su página web de soporte o con la aplicación Soporte disponible en la App Store.

Soporte de Apple
Soporte de Apple
Developer: Apple