¿Tu iPhone no reconoce la SIM? Así puedes solucionarlo

Que un iPhone no detecte la tarjeta SIM puede ser un problema, ya que no podrás hacer ni recibir llamadas. Tampoco podrías recibir SMS o acceder a internet con datos móviles, pese a que sí puedas hacerlo a través de WiFi. Pero no te preocupes si te encuentras en esta situación, ya que en este post te contaremos de qué forma puedes resolver este problema para que todo vuelva a funcionar de forma correcta.

Posibles problemas de la tarjeta física

A continuación veremos una serie de problemáticas y sus soluciones si el fallo que estás teniendo en tu iPhone se debe a la propia tarjeta SIM, su colocación en la bandeja del teléfono y demás. Si bien podrían no ser las causas definitivas, te podrían servir para descartar otros problemas.

¿Está bien insertada en la ranura?

Puede parecer obvio, pero es más frecuente de lo que crees el no haber insertado bien la ranura de la SIM en el iPhone o que sea la tarjeta SIM la que está mal colocada. Para colocar una tarjeta SIM de manera correcta siempre hay que seguir la forma de la bandeja de colocación. Encontraremos que tanto la tarjeta como la bandeja tienen una esquina que no está en punta sino plana. Es importante que estas dos partes siempre coincidan para que encajen perfectamente.

Otro de los problemas más comunes es que si hemos tenido que recortar la tarjeta SIM para hacerla más pequeña, esta no esté perfecta. La mayoría de operadoras de telefonía envían hoy en día una tarjeta SIM en una bandeja que puede ser recortada fácilmente para convertirla en Micro SIM o Nano SIM (esta última es la que requieren la mayoría de iPhone desde hace varios años). En el caso de que sea un mal corte de esta, es probable que el iPhone no llegue a reconocerla nunca y tengas que solicitar un duplicado de la tarjeta a tu compañía telefónica, lo cual podría llegar a tener un coste adicional.

Respecto al hecho de colocar mal la bandeja, lo cierto es que esto es menos habitual, dado que en la mayoría de casos esta no cerraría bien en el iPhone salvo que hubiese que forzarla. Si en su momento tuviste precisamente que hacer fuerza para ello, lamentamos decirte que debió ser una mala colocación. Si la bandeja se encuentra en buen estado bastará con que en esta ocasión la coloques de forma contraria a como la tenías, aunque si se ha roto por haberla forzado tendrás que comunicarte con Apple para que te ofrezcan una solución dándote un reemplazo de la pieza.

Limpia bien la ranura y la SIM

Otra de las consecuencias más habituales por las que puede fallar la conexión es porque, pese a estar bien colocada, la tarjeta SIM esté sucia. En estos casos es posible que el dispositivo no termine de reconocer la tarjeta o que haya cortes intermitentes, por lo que en ciertos momentos estés haciendo una llamada y de repente se corte, que haya variaciones de cobertura muy grandes en poco tiempo y sin moverte de la zona, que pierdas momentáneamente la conexión…

La solución ante esto es que realices con mucho cuidado una limpieza de la tarjeta SIM, especialmente de la parte donde está el chip que es lo que se conecta con el iPhone. Este es un elemento muy sensible, por lo que no recomendamos que utilices líquidos de ninguna clase y tampoco toallitas humedecidas. Lo aconsejable es que lo hagas con un paño de microfibra seco y que no suelte pelusas, tratando de sacar la posible suciedad pasando este paño muy suavemente. También debes asegurarte de que tanto la ranura como la parte interna del teléfono esté limpia, siguiendo idénticos consejos en este caso con respecto a la no utilización de líquidos o paños que suelten pelusas.

Prueba a utilizar otra tarjeta SIM

Como cualquier componente de hardware, se puede dar que la ranura de la tarjeta SIM o el lector interno de contacto esté estropeado y que por ello la tarjeta no funcione de la forma esperada. Para salir de dudas te aconsejamos que pruebes a insertar otra tarjeta, que enciendas el iPhone y compruebes si funciona con normalidad. Una vez que lo hayas encendido se te debería reconocer la tarjeta y solicitarte el pin, aunque no te asustes si no te lo pide porque es probable que no tenga activada esta función. Prueba a realizar llamadas después, enviar un SMS o a conectarte a internet mediante datos móviles.

De esta forma podrás descartar si el problema era de tu tarjeta o es del lector como te veníamos comentando. Es entendible que pudieras no tener ninguna otra SIM a mano con la que realizar estas pruebas y como adquirir otra no es algo recomendable si es únicamente para este fin, podrías pedirle a algún amigo o familiar que te prestase la suya con el fin de hacer las pruebas. Recuerda que los iPhone son teléfonos libres, por lo que serviría la tarjeta de cualquier compañía telefónica.

Apple SIM

Tu operadora y Apple pueden ser claves

Al final quien mayor información tiene acerca del estado de tu tarjeta SIM es tu compañía telefónica, al menos en lo referente a su conexión. Si contactas con ellos podrás preguntar si existe alguna avería en tu zona que esté provocando problemas como la perdida de cobertura y demás, aunque si el problema que estás experimentando tiene relación con que no se reconoce, ahí no interferiría ningún tipo de avería en la zona.

En cualquier caso es recomendable el contacto con la operadora debido a que pueden consultar también el estado de la red e incluso informarte si ha habido algún lote de tarjetas SIM defectuosas y hay sospechas de que la tuya pudiera ser una de ellas. También el contacto con Apple puede ser adecuado con el objetivo de verificar si en su caso han registrado también algún tipo de problema y pueden decirte si es el iPhone lo que está fallando.

Si sospechas que es un fallo de software

El software del iPhone está de sobra preparado para hacer funcionar las tarjetas SIM de cualquier parte del mundo, ya que sus dispositivos son universales. Ahora bien, esto no implica que no puedan aparecer fallos puntuales en algunas ocasiones que impidan el correcto funcionamiento de la red de voz y datos de tu compañía telefónica, por lo que a continuación expondremos una serie de consejos que deberías tener en cuenta para prevenirlos.

Cerrar todos los procesos del teléfono

Algo que recomendamos hacer en prácticamente todos los casos de problemas en el iPhone es reiniciarlo. Y es que es la forma más eficaz en muchas ocasiones de acabar con todos los procesos en segundo plano. Estos son una serie de tareas que están ejecutando de forma continua los dispositivos electrónicos y que en la mayoría de casos no eres ni consciente de que se están produciendo. La búsqueda de cobertura es uno de ellos, pero se puede producir algún tipo de error y la forma de eliminarlo es cerrando ese proceso, algo que solo se consigue al apagarlo.

La teoría dice que con un simple reinicio el teléfono ya debería acabar con estos procesos que se están ejecutando de fondo, pero si quieres asegurarte por completo te recomendamos que lo apagues manualmente y lo mantengas así unos 30 segundos aproximadamente. Después bastará con que lo vuelvas a encender con normalidad. Como decimos, podría no ser la causa y por ende no servir de nada, pero te quedarás muy sorprendido si finalmente funciona, ya que es una solución muy absurda y sin embargo altamente eficaz en muchos casos.

reiniciar iPhone

Activa el modo de red automático

Otra razón por la que tu iPhone podría no estar detectando la tarjeta SIM es porque esté intentando conectarse a una red incorrecta. Una forma que existe de resolver este problema es yendo a la configuración de esta modalidad y cambiándola para que seleccione la red automáticamente. Para ello deberás seguir estos sencillos pasos en tu iPhone:

  1. Abre los Ajustes del dispositivo.
  2. Entra en la sección Datos móviles.
  3. Pulsa ahora en «Selección de red».
  4. Asegúrate de que está activada la opción «Automática» y si no es así actívala.

seleccion de red automatica iphone

Lo último antes de acudir al soporte técnico

Si has descartado los problemas con la propia tarjeta SIM y has realizado las comprobaciones comentadas en este apartado de software, lo más probable es que tengas que acudir al servicio técnico de Apple para que verifiquen si es un problema del iPhone como parece y que te puedan ofrecer una solución al respecto que pase por una reparación o sustitución del terminal. Aunque antes es aconsejable hacer una restauración del sistema operativo para eliminar por completo los posibles errores en el software, siendo una solución que aunque sea a la desesperada ya no te supondría ningún problema intentarlo.

Aunque nuestro consejo es que después de formatear el iPhone lo configures como nuevo, si es aconsejable que previamente hayas hecho una copia de seguridad de tus datos por si esto no soluciona el problema y deseas recuperar tus datos. También te recomendamos que la restauración la realices conectando el iPhone a un ordenador y mediante iTunes/Finder realices este proceso, ya que es una forma más completa de borrar el sistema y volver a instalarlo que cuando se hace desde Ajustes, ya que en esa modalidad solo se sobrescribe el contenido.