Qué hacer si el iPhone se calienta, ¿hay algún tipo de riesgo?

Seguro que en alguna que en alguna ocasión has notado que tu móvil iPhone se calienta. Suele ser incluso normal teniendo en cuenta la ausencia de ventiladores y que en ocasiones hay procesos con mayor exigencia, pero, ¿es normal si no se está haciendo nada con el teléfono? Pues lo cierto es que no. Si te sucede con cierta asiduidad deberías revisar el motivo, algo que veremos ampliamente en este artículo para evitar problemas mayores y también prevenir que haya exceso de temperaturas que sobrecalienten el iPhone de forma innecesaria.

Acciones que pueden cambiar la temperatura

En siguientes apartados te contamos cuáles pueden ser las principales causas de que un iPhone, al igual que otros dispositivos, puedan variar su temperatura. Así como analizamos ocasiones en las que no debería ser normal notar que esta va en aumento.

Cuándo si es normal que se caliente

Como decíamos al inicio de este mismo artículo, los procesos pesados son los principales culpables de que el iPhone se pueda llegar a calentar y que se note cuando lo tenemos en la mano incluso con funda. En un ordenador también sucede y es que los smartphone no dejan de ser a fin de cuentas un ordenador en miniatura. Las situaciones más comunes en las que se considera normal que el calentamiento son las siguientes:

  • Si se utiliza el iPhone en ambientes de temperaturas altas.
  • Cuando se está configurando el iPhone por primera vez.
  • Al cargar una copia de seguridad de iCloud o iTunes.

configurar iphone nuevo

  • En el momento de transferir archivos a otros equipos.
  • Cuando se realizan procesos pesados como edición de fotos o vídeo.
  • Al utilizar la cámara durante un tiempo prolongado, sea foto o vídeo.
  • En una videollamada que se prolongue durante varios minutos.
  • Durante el consumo de vídeo en streaming durante tiempo prolongado.
  • Si se está utilizando el dispositivo mientras carga su batería, ya sea por cable o en una base de carga.

Situaciones consideradas como atípicas para que suceda

En la parte contraria a lo comentado en el anterior apartado, nos encontramos con que el resto de acciones que se realicen no deberían dar como justificado el aumento de la temperatura. En base a lo reportado por los usuarios de iPhone durante años, hay una serie de acciones que se llevan a cabo normalmente en el dispositivo y que pueden hacer que la temperatura aumente de forma injustificada, por lo que si te pasa deberías preocuparte:

  • Consumo de redes sociales.
  • Navegación por internet.
  • Consumir contenido de vídeo en calidades que no sean 4K.
  • Llamadas telefónicas normales vía cobertura de voz.
  • Videollamadas con solo dos participantes (FaceTime, Skype, Zoom…).
  • Con el iPhone en reposo mientras carga por cable o una base de carga MFi.
  • Teniendo el dispositivo en reposo mientras está en la mesa o en el bolsillo.

Prevenir el exceso de temperatura del iPhone

Si ya has tenido problemas de este tipo o directamente no ha sido así, pero quieres prevenirlos, te aconsejamos que leas con atención los siguientes consejos que te daremos. Esto hará que tu iPhone tenga menos riesgos de calentarse y por tanto de sufrir algún tipo de deterioro e incluso salvar tu propia integridad física.

El dispositivo ya tiene un sistema de protección

Antes que nada cabe destacar que no existe peligro de incendio ni nada similar con tu teléfono, ya que Apple implementa un sistema de seguridad en los iPhone que es capaz de detectar las altas temperaturas. Con el fin de preservar tanto la integridad del teléfono, como la tuya propia, el dispositivo puede llegar a entrar en stand-by de forma automática. Lo detectarás gracias a un mensaje que aparece en pantalla informándote precisamente de ello, de que el iPhone se encuentra en altas temperaturas y debes esperar unos minutos para poder usarlo.

Aviso temperatura del iPhone

El tiempo que está el terminal en este estado dependerá en buena parte de las condiciones en las que se encuentre. Tardará más si sigue expuesto a temperaturas inadecuadas o lo colocas en una superficie en la que le de el sol, lo pones a cargar o tratas de encenderlo. Por eso te recomendamos que, llegado a ese punto, apliques alguno de los sistemas de prevención que comentamos en siguientes apartados, ya que ayudarán a que el mensaje desaparezca pronto en consecuencia de haber sido ya regulada la temperatura interna.

Quítale la funda, cargador y otros accesorios

Sea o no una funda oficial de Apple, es recomendable que para ayudar al enfriamiento del iPhone retires su funda o carcasa protectora. No es por seguridad de esta, ya que difícilmente va a sufrir problemas por el calentamiento del teléfono. Se hace realmente para ayudar a que el dispositivo no tenga elementos que le impidan enfriarse más rápidamente. Lo mismo sucede si tienes el dispositivo cargando, ya sea en una base de carga o a través de un cable. Incluso si esos cargadores son oficiales, lo aconsejable es que sean retirados del dispositivo a la mayor brevedad.

No te preocupes si el iPhone no tiene batería y quieres recargarlo. De hecho es incluso positivo que no tenga batería para que pueda estar apagado y se regule antes la temperatura. Una vez que desaparezca el mensaje de aviso del dispositivo y se haya regulado ya, podrás ponerlo a cargar y encenderlo con total comodidad. Podrás también volverle a poner la funda, pero procura que no vuelva a estar expuesto en malas condiciones.

Mantenlo en una temperatura recomendada

Apple recomienda siempre usar dispositivos como el iPhone en ambientes controlados en los que no exista excesiva humedad ni temperaturas muy altas o muy bajas. La especificación exacta es que esté entre -20 y 45º C, aunque por sentido común entendemos que son límites muy extremos y que la temperatura más baja puede ser igual de mala que la más alta.

Quizás te parezca muy obvio esto, pero no metas el iPhone en la nevera, ni le pongas hielos, ni ningún elemento excesivamente frío por encima. Puede parecer una locura, pero es probable que hayas leído o escuchado esto como recomendación y realmente es de lo más absurdo. El contraste de temperaturas podría ser determinante para provocar fallos irreversibles en el iPhone, así como también existe el riesgo de que la humedad se filtre en el interior del dispositivo y ya sabrás que el agua y la electrónica no son precisamente aliados.

iPhone nevera enfriar

Lo que si que puedes hacer es poner el iPhone en una superficie que esté a temperatura ambiente y cuyos materiales sean más o menos fríos. Por ejemplo una mesa de mármol o materiales similares, así como el suelo. Eso sí, en este último caso debes tener cuidado de que nadie lo pise y si además tienes mascotas es casi mejor que olvides la idea.

Apaga el teléfono durante varios minutos

Dependiendo de si el teléfono está más o menos caliente, podrás mantenerlo apagado más o menos segundos. Hacer esto no solo anula cualquier proceso que esté calentando el iPhone temporalmente, sino que además eliminará aquellos que se encuentran en segundo plano. Muchas veces se están llevando a cabo tareas invisibles de forma interna en nuestros teléfonos y no somos conscientes de ello y algunas pueden provocar errores o fallos como un sobrecalentamiento excesivo. Por tanto esto de apagarlo durante unos minutos es siempre una buena idea para corregirlos una vez que se vuelva a encender.

apagar ipad

Si el iPhone se calienta constantemente

Las recomendaciones comentadas hasta ahora se centran en problemas puntuales del iPhone, pero si este se calienta en exceso de forma habitual es probable que no sirva ninguna de estas recomendaciones. Es aquí donde encontramos varias soluciones que te recomendamos seguir en el orden en que las leerás, ya que si una no funciona te llevará directamente a la otra.

Restaura el iPhone con copia de seguridad

A nadie le gusta perder sus datos y configuraciones, por lo que formatear el iPhone y cargar después una copia de seguridad de estos datos puede ser importante. Para hacerlo, eso sí, te recomendamos hacer una restauración completa para la cual necesitarás tener un Mac o PC con Windows al que conectar el iPhone mediante cable. Eso sí, la copia de seguridad que hagas previamente podrá ser tanto la que se hace a través de iCloud desde el propio iPhone como la que se guarda en el ordenador.

Restauración con valores de fábrica

Si la anterior forma de restaurar el iPhone no te sirvió para eliminar los problemas de calentamiento, es posible que el fallo que ocasione este problema se encuentre entre los datos almacenados en la copia de seguridad. Por tanto ahora te tocará seguir los mismos pasos de restauración mediante un ordenador, pero con la diferencia de que en la configuración del teléfono tendrás que elegir la opción de «configurar como nuevo iPhone». Eso sí, algunos datos como tus fotos, calendarios, notas y demás seguirán presentes si los sincronizaste con iCloud e inicias sesión después con el mismo ID de Apple (puedes verlo en Ajustes > tu nombre > iCloud).

Acude al servicio técnico

Si después de todo esto no has logrado resolver tus problemas, lamentablemente será porque el dispositivo tiene problemas de hardware. La recomendación en este caso es la de acudir a un Apple Store o Servicio Técnico Autorizado (SAT) en el que puedan verificar con exactitud el origen del problema y proponerte una solución. El motivo de acudir a un lugar oficial es que disponen de conocimientos y herramientas más precisas para hacer el diagnóstico. Si además el iPhone está en garantía y se detecta que es un defecto de fábrica o cualquier otro motivo ajeno a un mal uso por tu parte, la reparación será gratuita. En cualquier otro caso se te ofrecerá previamente un presupuesto de reparación que, por supuesto, no estarás obligado a aceptar, aunque si quieres reparar el dispositivo no te quedará otro remedio.