Todo lo que debes saber sobre ProRAW en iPhone

Todo lo que debes saber sobre ProRAW en iPhone

José Alberto Lizana

Apple ha querido mejorar el aspecto fotográfico con el desarrollo del nuevo modo ProRAW. A priori puede ser un término desconocido para muchas personas pero en este artículo tratamos de esclarecer su funcionamiento y también los dispositivos que son compatibles con esta funcionalidad.

Los protagonistas de ProRAW

Apple presentó en el año 2020 el nuevo modo de fotografía ProRAW que permitirá realizar una amplia tarea de personalización sobre una imagen que tomes con tu cámara. De manera tradicional existen dos grandes mundos en la fotografía: RAW y JPEG. El segundo de estos es al que estamos acostumbrados en el ecosistema de iPhone y es el más básico. En este formato las fotografías se procesan por el propio iPhone y te dan un resultado que no se puede apenas modificar. El balance de blancos o de color, la exposición, la reducción de ruido o la nitidez entre otros aspectos son decididos por el sistema operativo. El usuario se limita únicamente a aplicar modos Smart HDR, Deep Fusion o el modo noche dependiendo de las fotografías que quiere limitar en un formato ya evolucionado a HEIC. De este modo la imagen que se capta ciertos datos pero deja otros muchos en el olvido comprimiendo la imagen al máximo para que se pueda visualizar al momento el resultado obtenido.

Cámara iPhone 12 Pro

Esto no ocurre en RAW, un modo que estará muy interiorizado en usuarios profesionales de fotografía. De manera sumamente simple con este modo se obtiene una foto ‘cruda’ que no está procesada y que permite ser editada a posteriori en otros programas. Con este crudo la cámara capta unos valores determinados por el fotógrafo pero también toma otros datos de diferentes situaciones. Esto es sumamente interesante ya que a posteriori se puede editar planteando otros valores que no te planteaste al momento de realizar la fotografía. De este modo no tendrás que repetir una fotografía cuando la estés editando para cambiar datos. Obviamente esto tiene diferentes problemas, como el hecho de que ocupe mucho más espacio o que el procesado tarde más tiempo. Pero al final de todo el proceso tendrás la fotografía perfecta en formato JPEG como hemos comentado anteriormente.

ProRAW, la convergencia entre RAW y JPEG

Como hemos visto anteriormente, hay dos mundos totalmente diferentes entre JPEG y RAW. Pero Apple a través de ProRAW ha conseguido crear la perfecta convergencia de ambos modos. En palabras de Apple «en el término medio se encuentra la virtud» y es lo que han conseguido con este nuevo modo fotográfico para el iPhone. Por un lado se ofrece la posibilidad de editar en bruto una fotografía activando el modo RAW, u optar por el modo tradicional JPEG para que decida el sistema operativo qué es lo mejor dependiendo de las condiciones de la fotografía. Esta es una opción que se podrá activar o desactivar a placer en la propia aplicación de cámara nativa del sistema operativo.

Cámara iPhone 12 Pro

ProRAW funcionará en las cuatro cámaras de un iPhone y también se integra con el modo noche. El formato que se obtiene es DNG donde se almacena toda la información necesaria en colores de 12 bits. El problema de este tipo de archivos es que tendrán un peso considerable al portar tanta información para que se pueda editar a posteriori. Y es aquí donde entra la importancia de ProRAW, que el archivo bruto puede ser exportado a programas externos profesionales para realizar la edición de todos los valores posibles. Esto hace que se acerque mucho al resultado de una cámara profesional de miles de euros en un estudio fotográfico. Aunque es importante destacar que también se pueden editar en la propia aplicación de Fotos.

A la hora de realizar una fotografía con este modo activado en la aplicación de cámara se toman varios marcos de imágenes manteniendo los mejores datos. El responsable de la creación del archivo fotográfico es sin duda Deep Fusion que analiza píxel a píxel la imagen para extraer toda la información. De manera simultánea el procesador es el que se encarga de realizar un trabajo extraordinario para poder hacer el procesamiento y evitar que la obturación sea sumamente larga. Debemos tener presente que el tiempo que tardaría la fotografía en hacer el procesamiento sería sumamente largo. Esto se ha tenido que reducir con el trabajo del procesador en su conjunto. En conjunto Apple especifica que el tamaño de una única fotografía ronda los 25 MB.

Dispositivos compatibles con ProRAW

Apple ha limitado esta función a unos iPhone en concreto que cuenten con la triple cámara y el sensor LiDAR. Se requiere de toda la capacidad posible para realizar un trabajo tan exhaustivo para realizar este tipo de fotografías en bruto. Es por ello que únicamente se puede utilizar en los siguientes dispositivos:

  • iPhone 12 Pro.
  • iPhone 12 Pro Max.

iPhone 12 Pro y 12 Pro Max

Además del hardware, el software también es muy importante. Es por ello que se necesita tener instalada la versión iOS 14.3 o superior (ahora mismo en fase beta) para poder activar la posibilidad de activar las opciones de ProRAW.

Activar ProRAW en iPhone

Esta es una función que no está activa de manera predeterminada en los iPhone que hemos especificado anteriormente. Si se cumplen todos los requisitos se necesita activar la función de manera manual siguiendo estos pasos:

  • Dirígete a los ajustes del iPhone.
  • Desplázate al apartado ‘Cámara’.
  • Pulsa sobre ‘Formatos’
  • Entra en ‘Captura de fotos’.
  • Activa la opción ‘Apple ProRAW’ leyendo previamente la descripción que se encuentra en la parte inferior.

RAW iPhone 12 Pro

Obviamente si no lo activas podrás seguir haciendo fotografías de manera predeterminada en un modo JPGE con un tamaño normal. Al activar este modo, en la cámara podrás activar si quieres el modo ‘RAW’ o ‘JPEG’ justo en la esquina superior izquierda.

Función dedicada a profesionales

Con todo lo que hemos comentado hay que tener en cuenta que esta es una función dedicada a personas que estén imbuidos en la edición fotográfica. Saber como ajustar los valores de una fotografía es básico para sacar partido al archivo bruto RAW con el objetivo de sacarle el máximo partido posible. Si eres un usuario básico que no le interesa realizar una tarea de edición a posteriori puedes dejar al sistema operativo decidir por ti el resultado más óptimo a través del post procesamiento para tener un resultado definitivo en formato JPEG comprimido listo para subir a diferentes redes sociales.

Compatibilidad con aplicaciones de terceros

Apple no quiere limitar esta opción en la aplicación nativa de cámara. Es por ello que la API será pública a los desarrolladores para que se pueda integrar en otras aplicaciones de manera externa. De este modo se garantiza la posibilidad a todos de aprovechar todas las funcionalidades de la cámara que se permiten.

Y como es obvio, los programas de edición profesionales también se irán adaptando al formato ProRAW con el objetivo de que se editen de la mejor manera posible.