Así puedes utilizar el iPhone como webcam en tu ordenador

Así puedes utilizar el iPhone como webcam en tu ordenador

José Alberto Lizana

Las reuniones a través de videoconferencia son cada vez más comunes. Si no tienes una webcam puede suponer un problema, pero en el iPhone siempre tienes una cámara más que decente que puede convertirse en webcam. En este artículo te comentamos cómo puedes hacerlo fácilmente a través de una aplicación.

¿Por qué es recomendable usar el iPhone como webcam?

Es una realidad que la cámara de los Mac no es demasiado buena. A veces cuenta entender que un dispositivo tan caro como es un Mac no tenga una cámara decente para realizar videoconferencias. También se puede dar el caso de que la cámara en el Mac e incluso en el PC está rota o es inexistente. Es por esto que se puede utilizar el propio iPhone como una webcam.

Tanto si tienes un Mac o un PC con Windows, se puede utilizar el móvil como una webcam para ofrecernos mucha más calidad en todos los aspectos. La posibilidad de utilizar el propio flash del móvil y obviamente la calidad que ofrece para realizar fotografía la tendremos para realizar videoconferencias. El problema estará que mientras estamos utilizando el móvil como webcam no se podrán utilizar el resto de funciones. Pero esto puede merecer la pena si nos hace falta una webcam y no la tenemos en el PC o queremos más calidad que la que ofrece un Mac.

iPhone 11 Pro cámaras

Epocam, la app para transformar el iPhone en una webcam

Compatible tanto con iOS como Android, Epocam es la aplicación ideal para transformar un dispositivo móvil en una webcam. Se puede conectar de una manera realmente fácil a través de WiFi a un ordenador con Windows o macOS para retransmitir en una de las muchas aplicaciones compatibles.

Lo primero que se debe hacer es tener conectado el iPhone en la misma red WiFi que el ordenador. También es válida la conexión a través de un cable USB si se da el caso de no estar en una habitación con WiFi y solo conexión a través de LAN. Una vez se han conectado ambos equipos, hay que descargar los controladores que encontramos en la web oficial de los desarrolladores. Están disponibles tanto para macOS como para Windows, así que el iPhone puede comunicarse con estos dos sistemas operativos sin problema. Estos controladores se abren y se ejecutan de una manera muy sencilla y rápida al pesar realmente poco.

Cuando ya los controladores estén instalados, simplemente tendrás que ir a la App Store e instalar la aplicación EpocCam que te permitirá tener todos los controles de una videocámara en tu iPhone.

Epocam

EpocCam : Webcam para Mac / PC
EpocCam : Webcam para Mac / PC
Developer: Kinoni
Price: Free

Una vez que ejecutas la aplicación, veremos como se nos dan las instrucciones. Pero si tienes los controladores instalados, al momento rastreará el dispositivo compatible que tiene cerca y comenzará a mostrar la imagen de la cámara. Ya quedará solo configurar en la aplicación que se quiera utilizar esta cámara como si se tratara de una cámara conectada tradicional. Son muchas las aplicaciones compatibles con este servicio como son Skype, OBS, Zoom entre otras. Es por esto que no habrá ningún tipo de problema y el uso es realmente sencillo ya que con ejecutarlo comenzaremos a retransmitir y siempre se podrá alternar entre cámara delantera y trasera.

Ventajas de la versión pro

En la versión gratis tendrás todas estas características que son básicas. Pero si quieres ir un poco más allá y tener una calidad 1080p debes optar por pagar una suscripción para que se abra el abanico de posibilidades. Además de otorgar una mayor calidad, el pago permite elegir manualmente el tipo de conexión, el soporte de audio y utilizar la linterna en un ambiente oscuro.

El enfoque automático y la opción de ir cambiando en la cámara principal entre las lentes es algo tremendamente interesante. Obviamente merece la pena realizar este upgrade si se va a dar un uso intenso a la función de webcam. Si es para un momento puntual no tiene demasiado sentido realizar ese tipo de pago ya que no lo estaremos aprovechando.