Cambia, instala y elimina tipos de letra en tu Mac

Uno de los enormes aportes iniciales de Steve Jobs y el ordenador de Apple fue que este incluía diferentes tipografías para poder escribir con la que cada uno quisiese en cada momento. Evidentemente esto es algo que a día de hoy sigue pudiéndose llevar a cabo, por ello en este post queremos contarte que es lo que tienes que hacer para poder instalar diferentes tipos de letra en tu Mac.

¿Dónde puedes encontrar diferentes tipografías

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que para poder instalar una tipografía en el Mac la tienes que tener descargada en el dispositivo. Por lo tanto, el primer paso es buscar, encontrar y descargar la tipografía que estás buscando, y para ello existen muchísimas opciones, en concreto, diferentes paginas web donde puedes encontrar una cantidad casi ilimitada de tipos de fuente diferentes. A continuación te comentamos cuatro opciones que te recomendamos.

En primer lugar, la propia Apple tiene disponible sus fuentes oficiales para que puedas instalarlas y así usar el mismo tipo de letra que usa Apple en sus diferentes medios y anuncios.

De la misma forma que Apple pone a disposición de los usuarios diferentes tipos de letra, Google hace lo propio a través de Google Fonts, donde los usuarios pueden descargar diferentes tipos de letra para instalar posteriormente en sus dispositivos.

Otro de los medios más populares de tipos de fuentes es dafont, donde a través de su pagina web ofrece una enorme cantidad de tipografías disponibles para su descarga e instalación en tu Mac.

Por último, otra opción muy recomendada es la web 1001freefonts, donde de la misma forma que en dafont, tienes un gran buscador de fuentes que se encuentran completamente accesibles para ser descargas e instaladas en tu Mac.

Sigue estos pasos para instalar tus nuevos tipos de letra

Una vez ya tienes descargada la tipografía o tipografías que quieres instalar en tu Mac, el proceso de instalación es realmente sencillo. Una vez descargado el tipo de fuente tendrás disponible un archivo ejecutable. Lo que tienes que hacer es hacer doble clic en el tipo de letra en el Finder, a continuación, hacer clic en Instalar tipo de letra en la ventana emergente. Una vez el Mac haya validado el tipo de letra que quieres instalar y abra la app Catálogo Tipográfico, el tipo de letra se instalará y estará disponible para ser usado en cualquier aplicación.

Instala tipografías en Mac

Así puedes desactivar tipos de letra

De la misma forma que puedes instalar diferentes tipografías para usarlas en el Mac, puedes desactivar estas mismas si no quieres que te aparezcan en las diferentes aplicaciones pero tampoco quieres eliminarla por completo del dispositivo.

Para ello tan solo tienes que seleccionar el tipo de letra del Catálogo Tipográfico, hacer clic en Editar y posteriormente en Desactivar. De esta forma el tipo de letra seleccionado seguirá instalado, pero no aparecerá en los menús de tipos de letra de las aplicaciones.

Desactiva tipografía en Mac

En los tipos de letra que están desactivados aparecerá «Desact» junto a su nombre en el Catálogo Tipográfico. Si en cualquier momento quieres volver a activar dicha tipografía tan solo tienes que hacer clic en el tipo de letra, darle a Editar y posteriormente hacer clic en Descargar. De esta forma volverás a tener disponible para su uso la tipografía que anteriormente estaba desactivada.

Tipografías desactivada en Mac

¿No quieres una tipografía? Elimínala

Hemos repasado donde puedes hacerte con diferentes tipografías, cómo instalarlas en tu Mac y también la forma de desactivar dichos tipos de letra. Por último vamos a ver cómo puedes borrar definitivamente un tipo de letra de tu Mac.

Para ello lo único que tienes que hacer es seleccionar el tipo de letra del Catálogo Tipográfico, darle a Editar y posteriormente hacer clic en Eliminar. De esta forma trasladarás dicha tipografía a la papelera y no volverá a estar disponible para su uso en tu Mac. Para poder volver a utilizarla lo que tendrías que hacer es buscarla en cualquiera de las vías de las que te hemos hablando al inicio de este post, descargarla e instalarla de nuevo en el Mac.