Descarga, instala, cambia y elimina tipos de letra en Mac

Poder cambiar la tipografía de un texto es algo que, pese a ser hoy en día muy trivial, no deja de ser algo importante. Ya sea para personalizar más un documento o incluso crear logotipos. Cambiar el tipo de letra en Mac por otra con diferente estilo es posible y además no solo con las que ya vienen por defecto, sino que hay un amplio catálogo de fuentes que se pueden instalar de forma sumamente sencilla en los ordenadores de Apple.

Tipos de letra: qué son y dónde se aplican

Los tipos de letra, conocidos también como tipografía, fuente o estilo de letra, son al final homologables a la caligrafía de cada persona. Al igual que cada uno de nosotros tenemos un estilo particular de dibujar las letras y caracteres, también en el entorno digital nos encontramos con que hay una amplia variedad de estilos. Además de que dentro de cada uno podrás encontrarte con variaciones como negrita, subrayado o cursiva.

Todos estos estilos podemos encontrarlos en multitud de ámbitos. Véase, por ejemplo, un clásico documento de texto, ya sea a través del editor nativo de Pages o el conocido Microsoft Word. Todo esto se amplia a prácticamente cualquier programa que permita redactar textos o añadir letras. Por tanto, es posible también encontrar diferentes tipografías para aplicaciones de edición de imagen, ya sea para crear cartelería, un logotipo o una marca de agua en texto. Incluso para vídeo puede ser útil, ya sea en subtítulos, créditos o similares.

tipos de letra

De forma predeterminada, los Mac cuentan ya con un catálogo de tipografías que puede ser suficiente en la inmensa mayoría de ocasiones. Sin embargo hay algunos estilos más particulares o creados por terceros que no están integrados y que sin embargo sí que se pueden añadir para utilizarlos de forma habitual en programas como los que comentábamos previamente.

Conseguir nuevas tipografías

Como bien te decíamos, puedes encontrarte con cientos de miles de tipos de letra. Incluso puedes encontrarte con herramientas y sitios web que te permiten crear las tuyas propias, ya sean hechas a mano o digitalmente. Hay que decir que luego estas pueden ser gratuitas, lo cual se debe a que son libres de derechos, mientras que otra sí que piden un pago que suele variar en función de lo que estime el propio creador. Ahora bien, ¿cuál es el procedimiento exacto para descargarlas? ¿Dónde debes acudir para ello?

En la App Store

La tienda de aplicaciones del Mac está plagada de herramientas de todo tipo y aunque las de tipografías no son de las que más abundan, sí que te puedes encontrar unas cuantas. Basta con que busques cosas del estilo como «fuentes», «tipografías» o «tipo de letra» para encontrar alguna. La más descargada actualmente se llama «550 tipografías» que, como ya indica en su nombre, ofrece hasta 550 tipos de letra diferentes.

El procedimiento de descarga es igual a cualquier otra app, ya que al final no dejan de ser aplicaciones normales y corrientes. Le das al botón de «Obtener», introduces tu contraseña si así se requiriese (e incluso método de pago si tiene algún coste) y simplemente esperas a que esté instalada para abrirla e ir visualizando los diferentes tipos de letra que se incluyen.

fuentes app store mac

A través de internet

Este es el método más común de encontrar fuentes para el Mac, habiendo un inmenso catálogo a tu disposición. Bastará con que accedas a Google con un navegador como Safari o Chrome y comiences a buscar. Aunque con precaución, porque al final toda descarga proveniente de internet puede ser una amenaza para el sistema, por lo que es recomendable siempre que lo hagas de sitios web de confianza y que no ignores bajo ningún concepto una posible alerta del navegador que advierta de que es un sitio poco seguro.

Por si quieres una mayor tranquilidad, decirte que hay sitios web especializados en los que cada día se descargan cientos de estilos de forma segura, sirviendo tanto para Mac como para ordenadores con Windows. Una de estas es Dafont, aunque incluso la mismísima Google posee un sitio web especializado en ello como es Google Fonts. Insitimos en que hay muchos más y de confianza, pero estas dos opciones son las más populares y cuentan con catálogos muy extensos.

Instalar las fuentes propias de Apple

Como añadido curioso, debes saber que muchas empresas patentan sus propias tipografías. Es el caso de Apple, quienes disponen del conocido como estilo «San Francisco». El libro de estilo de la compañía es muy evidente y es que podrás observar claramente como tanto en su página web, como en publicidad o las cajas de sus productos, siempre aparece un tipo de letra.

Aunque no queda claro hasta qué punto la compañía permite su uso con fines comerciales, si tienes un cierto interés a nivel particular de usar esa fuente, debes saber que puedes descargarla desde la propia web de la compañía. De hecho no encontrarás una sola, sino varias que forman parte de ese estilo y que, por supuesto, incluyen sus respectivas variaciones para negrita, cursiva, etc.

fuente san francisco apple

Realizar la instalación de las fuentes

Una vez que hayas descargado el tipo de fuente, te toca instalarlo. No es un proceso complicado, tal y como verás a continuación, pero debes saber cómo se hace. De igual manera, te advertimos acerca de qué hacer si no te salen instaladas tras seguir los pasos que te comentaremos y básicamente es reiniciar la app que estés usando para escribir textos e incluso reiniciar al completo el Mac. Y es que este es un requisito que se suele pedir siempre para que la instalación pueda ser efectiva.

Si es desde una aplicación

Si seguiste el procedimiento de la App Store y descargaste una aplicación con tipos de letra, el procedimiento puede ser de dos formas diferentes. Por un lado, es posible que esta te permita realizar una descarga que normalmente se hace desde un servidor externo, por lo que a fin de cuentas el proceso de instalación será el mismo que si lo descargas directamente de internet. Si es así, salta al siguiente apartado para saber qué hacer.

Por otro lado, es posible que la aplicación directamente tenga alguna guía o acceso rápido de instalación en el que, simplemente eligiendo el tipo de fuente, aparezca un botón de instalar. En ese caso, solo tienes que hacer click en dicho botón y el proceso de instalación se realizará solo, siendo esta la forma más sencilla de instalar una fuente.

Si la descarga viene de internet

Una vez que ya tengas localizada en una carpeta la tipografía que quieres instalar en tu Mac, el proceso de instalación es realmente sencillo. Te tienes que fijar en el archivo con extensión «.otf». Puede ser que esta venga en un archivo comprimido, por lo que en ese caso, el primer paso es descomprimirlo para encontrar el formato que hemos indicado. Una vez tengas esto, hay dos formas de realizar la instalación.

  • Abrir el archivo «.otf» y seguir los pasos indicados en pantalla, teniendo siempre un botón que dice «Instalar tipo de letra». El proceso suele ser sumamente rápido, aunque en pantalla se te informará también cuando se haya completado.
  • Arrastrando el archivo «.otf» a la carpeta de fuentes del Mac. Puedes encontrar esta carpeta abriendo «Catálogo Tipográfico» en el ordenador, que es una herramienta que se suele encontrar en la carpeta «Otros» del Launchpad.

Instala tipografías en Mac

Opciones disponibles cuando ya está instalada

Una vez que tengas ya instaladas tus fuentes, debes saber que existen ahora algunas opciones interesantes como son desactivarlas o incluso eliminarlas. La primera opción te permite hacer invisible ese tipo de letra, impidiendo que pueda ser usada en ninguna de las aplicaciones con edición de texto, pero haciendo que vuelva a estar disponible sin tener que instalarla de nuevo. La otra, como su nombre ya indica, borra por completo todo rastro de ese tipo de letra, obligándote a volver a instalarla si en algún momento posterior deseas recuperarla.

El proceso a seguir para ambos casos es similar, teniendo solo que seguir estos pasos:

  1. Abre el Catálogo Tipográfico».
  2. Busca y selecciona el tipo de letra que desees desactivar o borrar.
  3. En el menú superior, ve a Edición.
  4. Pulsa ahora sobre la opción «Eliminar» o «Desactivar NOMBRE DE LA FUENTE».

Desactiva tipografía en Mac

Cabe destacar que algunos tipos de letra no se pueden eliminar, siendo siempre los que vienen por defecto con el sistema, ya que aquellas que hayas descargado por tu cuenta podrán siempre eliminarse y, por supuesto, desactivarse.

¡Sé el primero en comentar!