Instalar Windows 10 en un Mac a través de USB

Instalar Windows 10 en un Mac a través de USB

José A. Lizana

Si eres un aficionado a los sistemas operativo, seguro que has migrado de Windows a macOS y viceversa en más de una ocasión en tu vida o estás pensando en hacerlo. Es por ello que debes de tener conocimientos para crear un USB booteable con todos los archivos de instalación de Windows. En este artículo te contamos cómo puedes hacerlo fácilmente utilizando Terminal.

Requisitos para iniciar el proceso

Antes de crear una unidad USB booteable hay que tener en cuenta diferentes consideraciones muy importantes. Si estas no se tienen en cuenta seguramente el proceso no termine siendo exitoso ya que pese aunque parezca un proceso sencillo de realizar, lo cierto es que hay algunos pasos previos a tener en cuenta.

Descargar Windows de la web de Microsoft

Lo primero que se debe hacer si quieres crear un USB booteable de Windows 10, es tener en el ordenador la imagen de disco del sistema operativo en cuestión. Para poder descargarlo simplemente debes entrar en la página web de Microsoft y tras elegir el idioma y el país desde donde se hace la solicitud  dará dos opciones: 64 bits o 32 bits. Dependiendo de tus necesidades pulsarás sobre una u otra y al momento se iniciará la descarga de la imagen de disco que se podrá almacenar en cualquier carpeta del Mac.

Apple Windows Microsoft

Hay que tener en cuenta que siempre con la imagen de disco de manera solitaria no es para nada suficiente. Se necesita contar con la licencia oportuna para tener acceso a la versión completa de Windows totalmente desbloqueada. Esto sin duda es algo que puede desconcertar a muchas personas que piensan que el Windows es totalmente gratuito pero nada más lejos de la realidad. Se debe abonar este tipo de licencia que se encuentran en la misma web oficial. Si no se hace se pueden encontrar algunas limitaciones importantes a la hora de tener un fondo de pantalla o incluso tener acceso a las últimas actualizaciones.

Se puede realizar la compra de esta licencia de manera oficial a través de la web de Microsoft aunque tiene un precio considerablemente alto. Es por ello que lo más recomendable es optar por una clave OEM que tiene un precio mucho menor. Hay que tener en cuenta que son claves totalmente originales proporcionadas por Microsoft. El único problema que tiene es que la clave se asocia de manera directa al hardware que tengas. En el caso de que este termine cambiando a causa de una reparación o una mejora deberás hacerte con otra licencia aunque por el precio que tiene sin duda termina compensando.

Requisitos del Mac

Para poder instalar Windows en un Mac hay que tener en cuenta que se deben cumplir algunas recomendaciones importantes con el objetivo de tener la mejor experiencia posible. Entre ellas se encuentra sobre todo el almacenamiento disponible en el Mac. Aunque como mínimo se recomiendan tener 64 GB de almacenamiento para realizar la instalación esto no es lo más óptimo. Para poder trabajar de manera cómoda en Windows almacenando documentos o instalando programas es mejor disponer como mínimo de 128 GB de espacio disponible.

Instalar Windows 10 en Mac

A esto se suma también la necesidad de tener una unidad de almacenamiento USB externa con un espacio de unos 16 GB. De esta manera se puede introducir la copia de Windows 10 que se descarga.  Es importante la unidad esté formateada en formato MS-DOS a través de Utilidad de Discos en nuestro Mac.

Creación de USB Booteable en el Mac

Una vez se reúnen todos los requisitos necesarios para realizar la creación del USB son varias las vías que se pueden seguir. La primera de ellas es la que se hace a través de Terminal

Utilizando Terminal

Aunque en un primer momento Terminal puede dar algo de respeto ya que parece que hay que tener mucha idea de informática para controlarlo, la verdad es que es una herramienta que puede ser muy útil. En este caso con unos simples comandos que vamos a especificar a continuación podrás crear un USB booteable fácilmente. Una vez hayas conectado el pendriveUSB al Mac, simplemente deberás ir a Terminal a través del Finder o entrando en Launchpad  del Mac.

En el Terminal deberás ir introduciendo los siguientes comandos:

  1. Para poder rastrear nuestro USB conectado deberemos de ejecutar el comando diskutil list . Este nos arrojará información sobre cada uno de los discos que tenemos conectados a nuestro equipo pero a nosotros nos interesará el apartado ‘/dev/diskX’.
  2. Una vez hemos localizado el USB en esta lista, que será sencillo sabiendo el almacenamiento de este, deberemos de apuntar que número de disk que es, sustituyendo la X del apartado anterior por el número en cuestión.
    terminal dev disk
  3. Una vez tengas el USB localizado, deberás desmontarlo utilizando el comando diskutil unmountDisk /dev/diskX 
  4. Cuando ya esté desmontado, llega la hora de la verdad. Ejecuta el comando sudo dd if=/Ruta_Windows 10.iso.img of=/dev/rdiskX bs=1m sustituyendo ‘Ruta_Windows10.iso.img’ por la ruta donde tengas la imagen de disco descarga. Esto lo podemos hacer rápidamente arrastrando el archivo a Terminal y automáticamente se pondrá la ruta.
  5. Introduce la contraseña de inicio de sesión del Mac.
  6. Espera más o menos 20 minutos a que se pase toda la información al USB. Aparecerá un mensaje en Terminal cuando el proceso acabe, así que no lo cierres hasta que haya concluido.
  7. Extrae el USB de manera segura.

De este modo ya tendrás un USB con Windows 10 en su interior para poder instalarlo en otro ordenador como por ejemplo el nuevo PC gaming que te has comprado recientemente o para ayudar a alguien al que se ha corrompido el sistema operativo. Para evitar problemas es importante que tengas una conexión a internet bastante estable para que la descarga de la imagen de disco sea correcta. Si hay una pequeña ida de conexión y no se descargan todos los archivos de manera correcta es posible que veamos algún que otro problema a la hora de realizar la instalación en el PC.

A través de BootCamp

Otra de las formas que se pueden encontrar en macOS es la aplicación de Boot Camp. Esta está instalada de manera nativa en todos los Mac disponibles y se puede usar para crear una unidad booteable de una manera sencilla. Entre los pasos que se deben seguir se encuentra la posibilidad de seleccionar la unidad USB que has conectado a tu Mac así como la ruta de archivo de la imagen de Windows 10.

Si bien, este es un método que se puede utilizar en aquellos Mac que requieren de esta unidad flash para realizar la correspondiente instalación. En concreto hablamos de todos aquellos Mac que instalan como sistema operativo OS X El Capitán o anterior. En el caso de que se instale una versión posterior este proceso no se puede realizar y se debe optar siempre por Terminal como hemos comentado previamente.

bootcamp

Pasos a seguir en la instalación

Una vez que ya se tienen todos los componentes necesarios para poder realizar la instalación de Windows 10, hay que tener en cuenta que se puede hacer en diferentes ubicaciones. Tienes la opción de hacerlo en una partición dentro de la unidad de almacenamiento de un Mac o acudir a un PC para realizar la correspondiente instalación.

Instalar en una partición de macOS

El sistema operativo de Apple da la opción de aislar una parte del almacenamiento que se tiene disponible en las unidades de almacenamiento interno. Esto da la opción de instalar en este algunas distribuciones en concreto con otro software como por ejemplo Windows. Obviamente esto puede dar algunos problemas en lo que se refiere a rendimiento, ya que las particiones siempre pueden dar algún tipo de problema. Lo que si se debe evitar a toda costa es hacer la instalación en un disco duro externo, ya que pese a poder hacerse se sacrifica en gran medida el rendimiento.

Para poder crear una partición de macOS e instalar Windows puedes hacer uso del administrador de discos que se integra de manera nativa en un Mac. Para ello simplemente debes seguir los siguientes pasos:

  • Accede a la aplicación ‘Utilidad de discos’. 
  • Haz clic en el lateral sobre la unidad principal de tu Mac.
  • En la barra de herramientas superior pulsa sobre ‘Particionar’.
  • En el gráfico de tipo queso elige el almacenamiento que quieres dedicarle a la partición en concreto. Es importante asignar un espacio necesario como hemos comentado previamente.

 

Utilidad de discos Mac

Una vez ha sido creada la correspondiente partición en la unidad de almacenamiento deberás conectar el pendrive con la imagen de disco de Windows 10. Al iniciar el Mac desde cero habrá que mantener pulsada la tecla ‘Alt‘ para visualizar el gestor de arranque. Selecciona el pendrive que has conectado y en el proceso de instalación podrás elegir la partición que acabas de crear en tu disco de almacenamiento principal.

Utilizar el USB para instalar Windows en el PC

En el caso de que se quiera realizar la instalación en un PC también es posible sin ningún tipo de problema. Se debe conectar el pendrive al propio PC para que el sistema de la BIOS lo termine reconociendo. La BIOS es el software que tiene la propia placa base y que es el paso primordial para poder realizar esta instalación. El acceso a cada una de las BIOS varía dependiendo del tipo de placa base que tengas instalada en tu ordenador. Aunque normalmente es a través de la tecla F2 cuando se está iniciando.

En el propio manual de la placa podrás consultar todos estos procedimientos. De manera nativa la placa base tratará de arrancar la unidad de almacenamiento principal pero tu debes cambiarlo. Tienes que elegir dentro de la BIOS la necesidad de que se inicie a partir del pendrive que has conectado con el objetivo de que se carge la imagen de disco y comience la instalación del sistema operativo.

7 Comentarios