Instala Windows 10 en un USB desde tu Mac gracias a Terminal

Instala Windows 10 en un USB desde tu Mac gracias a Terminal

José Alberto Lizana

Si eres un aficionado a los sistemas operativo, seguro que has migrado de Windows a macOS y viceversa en más de una ocasión en tu vida o estás pensando en hacerlo. Es por ello que debes de tener conocimientos para crear un USB booteable con todos los archivos de instalación de Windows. En este artículo te contamos cómo puedes hacerlo fácilmente utilizando Terminal.

Qué necesitas antes de hacer el proceso

Obviamente si queremos crear un USB booteable de Windows 10, necesitaremos tener en nuestro ordenador la imagen de disco del sistema operativo en cuestión. Para poder descargarlo simplemente debemos de entrar en la página web de Microsoft y tras elegir el idioma y el país desde donde hacemos la solicitud nos dará dos opciones: 64 bits o 32 bits. Dependiendo de nuestras necesidades pulsaremos sobre una u otra y al momento se iniciará la descarga de la imagen de disco que podremos almacenar en cualquier carpeta de nuestro Mac.

Además de esta imagen de disco, también necesitaremos el USB que queremos bootear. Debemos de tener en cuenta algunas consideraciones como por ejemplo que debe de tener una capacidad mínima de 8 GB para poder introducir todos los archivos necesarios del sistema operativo. Importante que tengamos esta unidad formateada en formato MS-DOS a través de Utilidad de Discos en nuestro Mac.

Necesidad de tener una licencia

Para poder tener una experiencia totalmente satisfactoria una vez que se ha instalado el sistema operativo en un ordenador hay que tener en cuenta que se debe poseer un código de licencia. Windows no es un sistema operativo gratuito, sino que se comprar una licencia en forma de código para poder activarlo. De lo contrario es bastante probable que veas un mensaje de manera constante en la pantalla así como la eliminación del fondo de pantalla de manera constante. Hay varias opciones para poder tener una licencia en tu poder, ya sea de manera oficial a través de la web de Microsoft o haciéndote con una clave OEM. Estas son claves totalmente legales que se pueden encontrar en internet a un precio módico. El problema es que Windows se asociará a la configuración de hardware de tu nuevo PC, y siempre que cambies alguno de los componentes como la CPU o la tarjeta gráfica perderás la licencia y deberás hacerte con otra. Es por ello que antes de realizar la instalación es importante tener en tu poder una licencia válida para poder usar Windows en su plenitud.

Apple Windows Microsoft

Utilizar Terminal para crear un USB booteable

Aunque en un primer momento Terminal puede dar algo de respeto ya que parece que hay que tener mucha idea de informática para controlarlo, la verdad es que es una herramienta que puede ser muy útil. En este caso con unos simples comandos que vamos a especificar a continuación podrás crear un USB booteable fácilmente. Una vez hayas conectado el pendriveUSB al Mac, simplemente deberás ir a Terminal a través del Finder o entrando en Launchpad  del Mac.

En el Terminal deberás ir introduciendo los siguientes comandos:

  1. Para poder rastrear nuestro USB conectado deberemos de ejecutar el comando diskutil list . Este nos arrojará información sobre cada uno de los discos que tenemos conectados a nuestro equipo pero a nosotros nos interesará el apartado ‘/dev/diskX’.
  2. Una vez hemos localizado el USB en esta lista, que será sencillo sabiendo el almacenamiento de este, deberemos de apuntar que número de disk que es, sustituyendo la X del apartado anterior por el número en cuestión.
    terminal dev disk
  3. Una vez tenemos el USB localizado, deberemos desmontarlo utilizando el comando diskutil unmountDisk /dev/diskX 
  4. Cuando ya esté desmontado, llega la hora de la verdad. Ejecutaremos el comando sudo dd if=/Ruta_Windows 10.iso.img of=/dev/rdiskX bs=1m sustituyendo ‘Ruta_Windows10.iso.img’ por la ruta donde tengamos la imagen de disco descarga. Esto lo podemos hacer rápidamente arrastrando el archivo a Terminal y automáticamente se pondrá la ruta.
  5. Introduce la contraseña de inicio de sesión del Mac.
  6. Espera más o menos 20 minutos a que se pase toda la información al USB. Aparecerá un mensaje en Terminal cuando el proceso acabe, así que no lo cierres hasta que haya concluido.
  7. Extrae el USB de manera segura.

De este modo ya tendrás un USB con Windows 10 en su interior para poder instalarlo en otro ordenador como por ejemplo el nuevo PC gaming que te has comprado recientemente o para ayudar a alguien al que se ha corrompido el sistema operativo. Para evitar problemas es importante que tengas una conexión a internet bastante estable para que la descarga de la imagen de disco sea correcta. Si hay una pequeña ida de conexión y no se descargan todos los archivos de manera correcta es posible que veamos algún que otro problema a la hora de realizar la instalación en el PC.

Instalación de Windows en un PC

Una vez que ya tienes en la unidad de almacenamiento la imagen de Windows simplemente deberás conectar el pendrive en uno de los puertos (mejor en los que están vinculados directamente a la placa base) y abre la BIOS de la placa. En esta podrás elegir la unidad desde la que se va a iniciar el nuevo PC que de manera predeterminada estará establecido en uno de los discos duros o SSD internos del ordenador. Al forzarlo a iniciar desde el pendrive en cuestión, al reiniciarse detectará la imagen de disco que has introducido y comenzará la instalación que puede demorarse varios minutos.

Instalar en una partición en macOS o en un disco duro externo

Además de la posibilidad de instalar Windows en un PC totalmente nuevo también se puede realizar en una simple partición en macOS. El sistema operativo de Apple da la opción de aislar una parte del almacenamiento que se tiene disponible en las unidades de almacenamiento interno. Esto da la opción de instalar en este algunas distribuciones en concreto con otro software como por ejemplo Windows. Obviamente esto puede dar algunos problemas en lo que se refiere a rendimiento, ya que las particiones siempre pueden dar algún tipo de problema. Lo que si se debe evitar a toda costa es hacer la instalación en un disco duro externo, ya que pese a poder hacerse se sacrifica en gran medida el rendimiento.