Qué debes hacer si tu Mac se apaga sólo

Qué debes hacer si tu Mac se apaga sólo

José A. Lizana

Aunque a priori se puede pensar que el Mac es un equipo prácticamente perfecto, hay que tener en cuenta que también tiene errores. Uno de los más típicos puede ser el apagado inesperado del ordenador y que puede llegar a ser demasiado molesto, sobre todo por la pérdida de información. Te contamos las posibles causas y soluciones que tiene.

En el hardware puede estar el problema

Como es lógico, cuando un equipo electrónico comienza a generar algún tipo de fallo se debe apuntar al hardware de este. Cualquier componente interno, en el caso de presentar un error lo primero que hará es no arrancar correctamente. Y aunque dentro de un Mac se pueden encontrar muchos componentes, como GPU, CPU o RAM, con que uno solo falle se va a generar como problema el no encendido del ordenador. Esto se aplica tanto a un MacBook como al iMac.

Comprueba los accesorios conectados

Aunque en muchas ocasiones hablamos principalmente de los componentes internos de cualquier ordenador, hay que tener en cuenta también los periféricos conectados. En este caso se incluye un ratón, un teclado o también una unidad de almacenamiento externa. En este caso, estos dispositivos pueden crear diferentes conflictos con el software y hace que no se inicie correctamente el dispositivo. Ante esta situación, lo que vas a tener que hacer es optar por desconectar todos los dispositivos que estén conectados y realizar diferentes pruebas de funcionamiento. En concreto, los pasos que se deben seguir son los siguientes:

  1. Apaga el Mac.
  2. Desconecta todos los periféricos, como discos duros o impresoras. Si tienes un Mac de escritorio, asegúrate de que solo estén conectados una pantalla, un teclado y un ratón o trackpad.
  3. Enciende el Mac.
  4. Utiliza el Mac durante el tiempo que normalmente tarda en producirse el reinicio inesperado o el apagado repentino.
  5. Si no se produce el reinicio inesperado, apaga el Mac y conecta un periférico y luego otro, hasta que se produzca. De esta manera, se consigue localizar exactamente donde está el fallo.

ssd rebajado

Revisa el uso de sus componentes

Cuando se produce un apagado del Mac, en muchas ocasiones no se trata de un error como tal, sino de un sistema de protección. Hay que tener en cuenta que el hardware tiene un tope máximo de consumo, y si se llega a tener un alto consumo de CPU, GPU o RAM se va a terminar provocando un apagado del dispositivo. De esta manera, se va a evitar que el equipo pueda llegar a sobrecalentarse y provocar un fallo generalizado en el chip del Mac. Hay que tener en cuenta que más allá del coste de la reparación, se puede provocar también un accidente que afecte al propio usuario.

Esto es algo que puede llegar a ser bastante común, sobre todo cuando se están usando programas de alto rendimiento. En el ámbito del Mac son varios los que se van a poder encontrar que van a requerir de una gran potencia de la CPU, la GPU o la RAM. Hay diferentes métodos para poder determinar el consumo de este hardware. El más usual es el acceso a Monitor de Actividad. Simplemente, vas a tener que poner este nombre en el propio Finder, y al acceder verás los procesos y también el porcentaje a cada uno de los apartados. Lo que debes evitar en todo momento es que se llegue constantemente al 100%. Esto haría que se estuviera hablando de un límite peligroso para poder trabajar cómodamente y por seguridad se apagaría el proceso.

En esta situación, algo que se va a poder detectar también el uso del dispositivo del día a día es un importante lag. Esto como siempre son diferentes sistemas de seguridad que tiene el dispositivo en el caso de que se esté trabajando cerca de este límite. Como consejo general, siempre hay que tener conocimiento de los requisitos de hardware para los diferentes programas con el objetivo de cumplirlos siempre.

monitor actuvidad cpu

¿La RAM funciona correctamente?

La memoria RAM es la responsable principal de que los procesos más básicos se estén ejecutando de manera constante para poder tener el funcionamiento correcto del ordenador. En muchos casos, cuando esta funciona correctamente, es bastante común que se tengan reinicios de manera inmediata al encender el Mac. En este caso es indiferente si hablamos de un ordenador portátil o de un ordenador fijo iMac.

Hay que destacar que algunos modelos de ordenadores Mac tienen memoria extraíble (RAM). Si has instalado memoria o un disco duro (o SSD) en tu Mac recientemente, asegúrate de que es compatible y de que la instalación ha sido correcta. Si es posible, elimínalo y haz la prueba con la memoria o el disco original. Y es que la unidad de almacenamiento, aunque puede parecer algo insignificante, hay que destacar que al final es donde está almacenado el sistema operativo que es el responsable de que todos los componentes internos funcionen correctamente.

Realiza un diagnóstico sobre el Mac

En el caso de que se presente algún fallo de hardware en Mac, debes saber que puede salir a la luz a través de una herramienta de diagnóstico que está integrada en macOS. La herramienta Diagnóstico Apple, anteriormente denominado Apple Hardware Test, puede verificar si el Mac presenta problemas de hardware. Es ideal, como hemos comentado anteriormente, si sospechas de algún fallo en el procesador, la gráfica, la RAM o la alimentación. Además, también sugiere soluciones y te ayuda a contactar con Soporte.

Para poder realizar la diagnosis, primero se deberá apagar el Mac y desconectar todos los periféricos. Igualmente, hay que asegurarse de que esté ubicado en una lugar estable. Seguidamente, si tienes un Apple Silicon, vas a tener que seguir los siguientes pasos:

  1. Enciende el Mac y mantén pulsado el botón de encendido mientras se inicia el ordenador.
  2. Suelta el botón cuando veas la ventana de opciones de inicio, que incluye un icono de engranaje con la etiqueta Opciones.
  3. Pulsa la combinación de teclas Comando (⌘)-D en el teclado.

diagnostico macOS

Igualmente, hay que tener en cuenta que en el caso de tener un procesador de Intel, los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Enciende el Mac e inmediatamente mantén pulsada la tecla D del teclado mientras se arranca el ordenador.
  2. Suéltala cuando veas una barra de progreso o se te pida que selecciones un idioma.

¿Estás trabajando en las condiciones adecuadas?

Hay que tener en cuenta que los Mac son dispositivos que en realidad son delicados. Hay que trabajar siempre en las condiciones más óptimas, aunque esto es algo que ocurre en multitud de dispositivos, aunque si es verdad que la tecnología es mucho más delicada a las condiciones ambientales o también al sistema de carga que tiene.

Vigila las temperaturas del Mac

Los dispositivos electrónicos siempre están diseñados para funcionar a una temperatura adecuada. Esto es algo que se puede encontrar cómodamente en la página web de soporte de Apple y es algo realmente importante a tener en cuenta. De manera general, los Mac no deben estar en unas condiciones ambientales que superen los cuarenta grados. Esto hace que sea imperioso que por ejemplo esté en una habitación en la que no de el sol de manera directa sobre el dispositivo. Esto se debe a que será mucho más fácil que alcance la temperatura máxima de seguridad de la CPU, que normalmente es 100 grados. 

Cuando se llega a la temperatura máxima, es bastante probable que el ordenador se termine apagando para evitar que los componentes internos se vean afectados. Igualmente, también recomendamos que no le de al dispositivo de manera directa el sol. Esto es algo que puede llegar a ser muy común en los portátiles cuando se está trabajando fuera de casa. También hay que tener en cuenta que se debe evitar que se cierren las vías de ventilación, ya sea por el uso del Mac encima de las piernas o por el uso en superficies que son blandas como una cama.

temperatura macbook

Pero al igual que ocurre con las situaciones de alta temperatura, también se extrapola a las de baja temperatura. Hay que tener en cuenta el rango tanto de manera superior como por la parte inferior. Siempre debe estar en las condiciones óptimas de funcionamiento para que funcione correctamente

Comprueba que se está cargando

Puede parecer algo completamente lógico, pero en muchas ocasiones se puede pasar por alto. Hay que tener en cuenta que en las especificaciones del sistema de carga que se utiliza para poder administrar energía a la batería. Hay muchos cargadores en el mercado que se venden como compatibles con cualquier tipo de Mac. Pero en la gran mayoría de ocasiones hay que sospechar en este sentido, y visualizar las especificaciones técnicas de los cargadores. 

En este caso hay que revisar la potencia y el amperaje que ofrece cada uno de los cargadores que quieres usar. Debes saber que también la marca influye, con el objetivo de administrar la energía correctamente a la batería. Pero en el caso de iMac, hay que comprobar las especificaciones del cable y el transformador que se incluye para poder mover todos los componentes internos del dispositivo. En el caso de que un iMac no cuente con la energía necesaria, se van a detener los componentes del dispositivo.

Revisa el software de tu Mac

Y aunque nos hayamos centrado principalmente en el hardware, hay que destacar que también el software puede ser uno de los grandes responsables de estos fallos en el arrancado del ordenador. A continuación, analizamos las situaciones necesarias que están relacionadas con el hardware.

Los virus pueden provocar estos fallos

Es una realidad que en la red se pueden encontrar numerosos archivos maliciosos que van a atacar tu dispositivo. Las consecuencias de ejecutar alguno de estos son realmente variadas, y uno de estos es el reinicio del Mac de manera inesperada o el apagado de manera repentina. Sin duda es algo bastante molesto, y que puede tener relación principalmente con el aumento en ciertos procesos cuando se está trabajando con este virus instalado. Es por ello que es realmente importante que se tenga una seguridad máxima en los equipos cuando se está trabajando en la red.

Virus en Mac OS X

Ante esta situación lo que vas a tener que hacer es realizar una revisión de las últimas instalaciones que has hecho. De esta manera podrás identificar el posible problema de software que puede llegar a tener. Igualmente, también se puede ejecutar algún tipo de analizador. De esta manera se analizarán todos los archivos que está en la unidad de almacenamiento para buscar algo que sea completamente extraño.

Realiza una restauración del sistema

En los casos más extremos que se pueden ir presentando en el sistema operativo, hay que tener en cuenta que en la gran mayoría de ocasiones se debe optar por la restauración. En el caso de que tengas un virus, la manera de eliminarlo de manera segura es finalmente quitando todos los archivos y volverlos a copiar. Esto es lo que se hace con la restauración del sistema operativo, que al final va a dejar el dispositivo completamente nuevo. El problema es que ante estas situaciones durante la restauración se produzca otro apagado repentino. Esto se puede deber a que no está relacionado con el sistema operativo y si con un componente del hardware.

Ante esta situación lo que vas a tener que hacer siempre es realizar previamente una copia de seguridad con el objetivo de evitar tener una perdida de información si el proceso en general termina fallando. Como hemos comentado, puede llegar a ser bastante común que si no es el fallo relacionado con el software finalmente durante el proceso de instalación se produzca un apagado.

Restaurar Mac para actualizar

Contacta con Soporte de Apple

El último recurso con el que cuentas en esta situación es el contacto con Soporte de Apple. Va a ser la propia compañía la que realizará un diagnóstico exhaustivo del ordenador y revisará cada uno de los componentes para poder dar una solución al fallo. La «trampa» que debes tener en cuenta, es que a priori la reparación es gratuita si entra dentro de la garantía legal del producto. Pero esto únicamente se aplicará en el caso de que el dispositivo no haya recibido ningún tipo de golpe de relevancia que haya podido afectar a su integridad física. En el caso de que sea un problema relacionado con la propia Apple, si que vas a tener garantái plena. De este modo la reparación es gratuita.

Igualmente, hay que destacar que lo más recomendable en estos casos es dirigirte directamente a una tienda de Apple o a un SAT. Estos son los únicos autorizados a poder realizar reparaciones en lso equipos. Esto se debe a que son los que cuentan con piezas originales para poder trabajar con estos dispositivos. Además, cuentan con el personal necesario para poder realizar estas reparaciones.

¡Sé el primero en comentar!