Adiós al sonido de ventilación del Mac. Así puedes arreglarlo

Adiós al sonido de ventilación del Mac. Así puedes arreglarlo

José A. Lizana

El ventilador de un Mac es una parte imprescindible para su buen funcionamiento. Obviamente, está centrado en disipar todo el calor que se genera por parte del hardware como el procesador o la GPU. En el caso de que no existiera se podría a llegar a quemar alguno de estos componentes. Pero por desgracia a veces puede llegar a ser molesto escuchar el ventilador funcionar a gran velocidad sin motivo alguno. En este artículo analizamos por qué suena un ventilador en Mac descontroladamente.

¿Por qué suenan los ventiladores?

El sonido del ventilador puede llegar a un punto que sea insoportable. El problema radica sobre todo cuando no se está usando el dispositivo como tal, y solo se tiene abierto el navegador. A continuación exponemos las razones más comunes para que ocurra este hecho.

Suciedad acumulada

Uno de los fallos más comunes que se puede presentar tanto en un Mac como en un PC con Windows es la suciedad. Hay que tener en cuenta que estamos rodeados de micropartículas y pelusas que entrar al interior del dispositivo a través de las diferentes rendijas. Y al igual que se debe limpiar una casa de manera constante prácticamente, en un Mac ocurre lo mismo. Toda esta suciedad que está en el ambiente puede quedar depositada en los ventiladores.

Como es lógico, el hecho de acumular suciedad sobre una superficie que está en constante movimiento hace que se termine ralentizando y obstruyendo. Ante este hecho el sistema debe responder aumentando la velocidad de los mismos y por ende también el ruido que se vaya a generar. Obviamente, esto va a afectar sobre todo a aquellas personas que tengan un Mac bastante antiguo y que no haya recibido un mantenimiento adecuado.

Aumento anormal de la temperatura

Tal y como hemos comentado previamente, los ventiladores de un Mac es un sistema de disipación de calor activo que se combina junto a los sistemas pasivos. Estos responden a un aumento de la temperatura a consecuencia de que el hardware trabaja de una manera más intensa o cualquier otro componente. Es por ello que el fallo puede que no esté en los propios ventiladores, sino que responden de esa manera porque es necesario. Como es lógico, el sistema siempre va a poner todos los medios necesarios con el objetivo de evitar que se llegue a tener una temperatura que roce lo peligroso.

Esto puede ser a consecuencia de muchas razones tanto internas como externas. La más probable está relacionada con el uso intensivo del hardware debido a un fallo en el sistema o porque simplemente estás usando un software que consume estos recursos. Pero también puede deberse al entorno donde estás. Es bastante lógico que si se está en un ambiente caluroso como puede ser en pleno verano, teniendo el impacto constante del sol la temperatura vaya aumentando. Es por ello que Apple recomienda en las instrucciones de sus dispositivos que no se exponga a temperaturas excesivamente altas. Además de por el ruido que se puede llegar a generar, también porque no es para nada recomendable someter al equipo a una presión de este tipo.

temperatura macbook

Fallo en los sensores

¿Cómo sabe el ordenador a la temperatura que está su interior? A través de sensores. Estos proporcionan la información necesaria a la CPU y los diferentes controladores con el objetivo de que se activen los ventiladores en el momento concreto. Incluso se puede asimilar al funcionamiento de un coche para poder refrigerar un motor a través de este sistema.

Pero al igual que otros componentes electrónicos pueden sufrir fallos. No sería la primera vez que un sensor marca una temperatura que incorrecta, haciendo que el sistema tenga que estar constantemente refrigerando, aunque tú toques el chasis del Mac y esté completamente frío. Esto es algo que obviamente no vas a poder remediar tu mismo, y que en muchas ocasiones es a consecuencia de un fallo que viene de la propia fábrica.

Cómo se puede solucionar

Una vez sabes las posibles razones por los que tus ventiladores están descontrolados en lo que respecta a velocidad, es hora de hablar de las posibles soluciones. A continuación te las exponemos.

Comprueba los respiradores

Puede llegar a ser bastante común trabajar con el ordenador fuera de una superficie robusta, cuando hablamos de un MacBook. Con esto nos referimos al propio regazo o incluso en encima de la cama. Ante esta situación cabe destacar que posiblemente estés obstruyendo los respiraderos que permiten mover el aire para enfriar los componentes y expulsar el aire caliente. Es por ello que te debes asegurar que siempre estén libres completamente. Esto también se traslada a las aberturas que se puede encontrar en la parte superior de los MacBook o en las traseras de los iMac.

La propia Apple recomienda en su web de soporte que para controlar la temperatura, el Mac debe estar en una superficie dura y plana como un escritorio. Esto también afecta a los iMac en el sentido de no pegarlo demasiado a una pared, y dejarle una atmósfera alrededor completamente libre para que regule su temperatura. La propia compañía no recomienda usarlo en una superficie blanda como un sofá, almohadas o camas. En estos casos se especifica que los ventiladores pueden girar a mayor velocidad.

Cierra los programas que más consumen

Son muchos los programas que consumen muchos recursos para poder funcionar correctamente. El ejemplo más claro es por ejemplo los programas de edición como Final Cut o también los videojuegos. En estos casos se tiene un consumo bastante elevado de CPU y GPU y esto conlleva también que se desprenda una mayor cantidad de calor que se tiene que contrarrestar con un aumento de la velocidad de los ventiladores.

Monitor de actividad

A priori la solución puede llegar a ser cerrar los programas que más consumen, sobre todo editores de vídeo cuando se está realizando una renderización. Para poder identificar igualmente ese software que está consumiendo recursos de una manera abusiva, simplemente vas a tener que acceder al monitor de actividad y visualizar los porcentajes de consumo. A través de aquí vas a poder pulsar en botón derecho y forzar la detención. Esto puede terminar finalmente con el problema de ventiladores al reducir su velocidad.

Es hora de limpiar

La suciedad es uno de los problemas más típicos que se puede presentar a la hora de hablar de problemas de ventilación. Al igual que otros muchos dispositivos, hace falta tener una limpieza y mantenimiento para que funcione correctamente. En este caso el Mac puede acumular mucha suciedad tanto en los respiraderos como en la parte interna. Las zonas más superficiales como las salidas de ventilación se puede limpiar de una manera muy sencilla con un simple paño humedecido. Y esto es algo que se debe realizar de una manera habitual.

El principal problema llega cuando se quiere realizar una limpieza de los propios ventiladores, accediendo a las entrañas del Mac. Esto es un problema porque ya hace falta tener conocimientos para poder abrir la tapa trasera del ordenador y saber como manipularlo para dejarlo impoluto. Nosotros personalmente no lo recomendamos, ya que para evitar que se termine rompiendo el dispositivo a causa de un nulo conocimiento de su estructura, es mejor acudir a una tienda especialista para poder recibir la mejor limpieza posible y que funcione de una manera correcta evitando que se pueda recalentar. Y esto no solo afectaría al sonido que se desprende por parte de la ventilación, porque también se está comprometiendo la seguridad del dispositivo en general.

palca base macbook

Restablece SMC (en Mac con Intel)

Si tienes un Mac con procesador de Intel debes saber que existe entre el hardware un controlador llamado SMC que es el acrónimo de System Management Controller que en castellano significa Controlador de gestión del sistema. Es un chip que se puede encontrar en la placa base de todos los Mac con Intel que controlar diferentes procesos para que el ordenador funcione de una manera correcta. En este caso se encarga de gestionar la alimentación, la batería, los sensores y también la ventilación y gestión térmica.

Es por todo esto que cuando tienes problemas con la ventilación de tu Mac en Intel, es recomendable realizar un restablecimiento del SMC. Podemos decir, que se apaga y se vuelve a encender el chip con el objetivo de que si tiene algún bug, o si se ha quedado paralizado en un bucle en un proceso concreto se resuelva automáticamente. Para poder recapitular, si tienes un MacBook con chip T1 deberás seguir los siguientes pasos:

  1. Apaga el Mac.
  2. En el teclado integrado mantén pulsadas las teclas Mayús izquierda, Control izquierdo y Opción izquierda.
  3. Además de estas tres teclas deberás pulsar en cuarto lugar el botón de encendido.
  4. Mantén las cuatro teclas pulsadas durante 10 segundos.
  5. Suelta todas las teclas y vuelve a encender el Mac.

SMC Mac

Ahora bien, si tienes un iMac, los pasos son totalmente diferentes. En este caso simplemente vas a tener que apagar el iMac y desenchufarlo de la corriente. Seguidamente, esperarás 15 segundos antes de volver a conectar la alimentación, y después otros 5 segundos para encenderlo. Como se ve, es mucho más simple y sin duda es un proceso que lleva poco tiempo y puede resolver de manera general muchos problemas en tu Mac.

Cuidado con controlar la velocidad manualmente

En internet se pueden encontrar muchos programas que prometen darte el control absoluto de la velocidad de los ventiladores. Esto puede ser la solución a todos estos problemas que estamos comentando en este artículo, ya que si los ventiladores suenan mucho simplemente se baja y problema solucionado. Además, se suma a que tendremos acceso a un control que la propia Apple no nos da en macOS, aunque Microsoft tampoco en Windows. Y es que no lo dan, por una razón muy sencilla: que no se queme el ordenador.

Si los ventiladores están funcionando, de manera general es porque es necesario. Hay que tener en cuenta que el problema puede no estar en los ventiladores, sino en el hardware que emite un calor exagerado. En el caso de que se reduzca de manera manual la velocidad de los ventiladores cuando el sistema operativo cuando el sistema decide que debe funcionar a 2.000 rpm estaremos fomentando que la temperatura aumente mucho más.

Todos los componentes de hardware que se puede encontrar en un ordenador o en cualquier otro dispositivo electrónico están diseñados para poder soportar una temperatura máxima concreta. A partir de esta, puede dejar de funcionar completamente. Uno de los componentes más delicados puede ser la placa base que se puede terminar quemando completamente a causa de estas temperaturas tan elevadas.

Es por ello que nosotros recomendamos siempre huir de este tipo de programas, que están más pensados para realizar diferentes pruebas de temperatura o voltajes. En un ambiente doméstico no se recomienda su uso, ya que puede tener consecuencias fatales. En definitiva, siempre se debe tener en cuenta que hay que resolver el problema de raíz y no atajarlo con este tipo de programas que no resuelve nada, sino que lo empeora a la larga.

Las soluciones más típicas

Y más allá de las soluciones que hemos aportado anteriormente de limpieza o de restablecer diferentes chips de controlador, hay que tener presente aquellas que son clásicas. En muchos casos pueden terminar funcionando como las que más.

Reinicia el dispositivo

Aunque pueda parecer algo bastante obvio y rutinario, es importante decir que un simple reinicio del Mac puede ahorrarte muchos quebraderos de cabeza. Esto se puede dar sobre todo cuando hablamos de un aumento de la velocidad de los ventiladores de manera puntual y no a largo plazo.

Principalmente, se puede deber a que un proceso se ha quedado ejecutándose en bucle. Este consume una gran cantidad de recursos, y además del aumento del ruido de los ventiladores también se puede caracterizar porque se sufra una ralentización general del Mac a la hora de utilizarlo de manera normal. En estos casos un simple reinicio puede resolver muchos de los problemas que se pueden encontrar.

Reiniciar Mac

Actualiza el sistema operativo

Es algo que recomendamos siempre, tanto de manera activa como pasiva. Las actualizaciones de software de Mac, tiene como objetivo mejorar la experiencia que se tiene con el dispositivo y resolver los bugs que se van reportando tanto por usuarios como por desarrolladores. En los espacios dedicados a controlar el consumo energético o la velocidad de la ventilación se puede dar el caso que se presente un bug a nivel de software.

Las actualizaciones del sistema operativo, aunque pueden dar un mal resultado a algunos usuarios puede llegar a ser la solución a los problemas que estás teniendo. En este caso resolviendo los bugs que pueden estar presentes, o mejorando el consumo de los recursos que se realiza por parte del hardware a través de la actualización intrínseca de los controladores.

Restablece el sistema

Una solución que puede llegar a ser bastante radical, pero efectiva, es el restablecimiento del sistema operativo. De esta manera se deja completamente limpio el Mac y se vuelve a instalar el sistema operativo desde cero. Es una de las soluciones más típicas que se puede presentar ante cualquier problema que esté relacionado con el software.

Restaurar Mac para actualizar

Pero lo realmente importante es que antes de realizar la reinstalación del sistema operativo, lo configures como si fuera un dispositivo completamente nuevo. Es decir, que no hagas uso de una copia de seguridad previa, ya que es posible que termines arrastrando los fallos que existían antes de ejecutar el restablecimiento del sistema operativo.

Acudir al SAT de Apple

Si nada de esto que hemos expuesto en este artículo te ha resuelto el problema que tienes, simplemente tendrás que optar por contactar con Apple o un SAT. Es decir, acudir al correspondiente servicio técnico para que pueda realizar la evaluación de lo que está ocurriendo en el interior del Mac. Esto sobre todo puede llegar a ser recomendable si tienes el ordenador completamente nuevo y cuenta con la garantía pertinente, ya que en estos casos todas las reparaciones te van a salir a un coste bajo o incluso gratis si es un problema de la propia compañía.

Es realmente importante siempre acudir a un servicio técnico que sea oficial y esté autorizado con cita previa. Esto es importante fundamentalmente para salvaguardar la correspondiente garantía que tendrá el ordenador. Si acudes a un servicio técnico que no sea completamente oficial y se realiza una intervención en el Mac, la garantía desaparecerá de manera automática.

¡Sé el primero en comentar!