Compartir

Como ya es tradicional todos los años, Apple ha participado en el desfile del Orgullo de San Francisco que es una de las manifestaciones más grandes del país con más de 100.000 espectadores. En este desfile han participado cientos de empleados del Apple Park con una pancarta de la compañía con un logo diseñado especialmente para esta ocasión.

Este cartel es bastante minimalista, a la esencia de Apple, con el logo de la manzana mordida en una versión de arcoíris y con la palabra ‘Pride’ en la parte inferior. Por detrás del cartel bastantes empleados con camisetas con el diseño del logo para esta ocasión y banderas con el arcoíris.

Apple participa en la manifestación del Pride 2019

El CEO de Apple, Tim Cook, también estuvo presente en una manifestación durante un rato que aprovechó para echarse varias fotografías con sus empleados y con los participantes. Además del director general también fueron varios varios ejecutivos como Deirdre O’Brien.

Además de participar en esta manifestación desde Apple han realizado varios actos simbólicos para conmemorar estas fechas. Entre estos gestos hemos visto el lanzamiento de la nueva correa para el Apple Watch con un diseño en arcoíris a principios de junio. A esto le debemos de sumar las nuevas esferas en watchOS también con el diseño muy enfocado en esta bandera LGTBI.

Junto a estos productos también se han realizado varias donaciones a organizaciones benéficas que tienen como misión ayudar a las personas LGTBI y participando el propio Tim Cook en la entrega de premios de GLSEN, el ‘Premio Campeón’.

Con estos gestos desde la compañía siguen apoyando las causas de LGTBI saliendo en defensa de las personas que tienen ciertos problemas con sus libertades de orientación sexual o defendiendo el matrimonio entre personas del mismo sexo. Nosotros seguimos aplaudiendo estos gestos por parte de Apple que apoyan a las personas homosexuales que por desgracia siguen sin tener libertades plenas en muchos países que siguen persiguiendo a estas personas aunque estamos en el siglo XXII.