Así evitó el Apple Watch que un hombre se ahogara practicando jet ski

Son ya unas cuantas las ocasiones en las que nos hemos hecho eco de historias en las que el Apple Watch es protagonista por ayudar a usuarios a detectar enfermedades cardíacas o socorrer en casos de emergencia. Incluso nosotros mismos hemos tenido el placer de charlar en una ocasión con un hombre español al que el Apple Watch le fue de gran ayuda. La última noticia relacionada nos llega de Estados Unidos y es que, según detallaba la radio WBMM, el reloj de Apple ayudó a socorrer a un hombre tras sufrir una caída practicando jet ski.

El Apple Watch vuelve a ser fiable en emergencias

En 2015, con el lanzamiento del primer Apple Watch, la compañía de Cupertino quiso ir más allá de las básicas funcionalidades de recibir notificaciones y por ello dotó a su reloj de importantes características relacionadas con el salud y el fomento de la actividad deportiva. Incluso el último modelo, el Series 4, es capaz de realizar ECG con cierta precisión a pesar de no poder considerarse un instrumento médico.

Phillip Esho

Phillip Esho, protagonista de este suceso

La funcionalidad de realizar llamadas de emergencia es una de las más destacadas por su tremenda utilidad en casos como el de Phillip Esho, un hombre estadounidense que se encontraba practicando jet ski en el lago de Michigan. Esho cayó de su moto acuática debido a las fuertes olas y se vio angustiado al comprobar como su iPhone se había hundido en el lago y no encontraba forma de pedir ayuda.

En el lago se encontraban algunos botes tripulados, sin embargo estaban lo suficientemente alejados de Esho como para no verle ni escucharle pidiendo ayuda. Fue entonces cuando recordó la funcionalidad del Apple Watch en casos de emergencia y se puso en contacto con el 911, el teléfono de emergencias local.

Esho confesaba no estar seguro de que la llamada había podido establecerse y que los servicios de rescate acudieran en su ayuda. Pero se vio sorprendido gratamente cuando unos minutos después aparecieron un helicóptero y varios barcos de policía y bomberos con el objetivo de rescatarle. Cabe destacar que Esho se encontraba en una zona del lago bastante turbia en la que las olas lo arrastraban continuamente bajo el agua, a pesar de ir equipado con chaleco salvavidas.

Si bien hay que destacar el final feliz y la buena labor de los servicios de rescate, es indudable que esta historia podría haber sido muy distinta de no ser por el Apple Watch que portaba el protagonista.